Persisten apagones pese a promesas

El País

Caracas, Venezuela (21 marzo 2019).- "¿Todos tienen luz en casa?", pregunta un profesor universitario a sus estudiantes al regreso de un receso obligado, después del apagón de más de cinco días que vivió Venezuela hace casi dos semanas.

La duda es razonable. El líder chavista Nicolás Maduro y sus Ministros insisten en la recuperación del 100 por ciento del servicio, pero las constantes idas y venidas de la luz y los problemas con el suministro de agua persisten.

Son un reflejo del caos de la semana pasada, cuando una vez que se declaró el restablecimiento de la energía en todo el país, todavía había Estados y sectores de la capital a oscuras.

La electricidad, y con ella la normalidad, ya no es un bien que se pueda dar por sentado en el país. El apagón ha puesto en evidencia la dimensión sistémica de la crisis venezolana, que ha calado profundo en los últimos cinco años.

El martes, una nueva avería afectó regiones de la capital y los estados Vargas, Miranda, Zulia, Guárico, Aragua, Falcón y Mérida, de los más poblados del país, que en total suman 9 millones de personas.

En Caracas, gran parte de las urbanizaciones del este de la ciudad se quedaron sin servicio por varias horas. Las razones de esta nueva falla no fueron informadas por las autoridades.

Lisa Zambrano, de 60 años, sorteó como pudo las cinco interrupciones que vivió en su residencia en la urbanización Lomas del Ávila, en el este de la ciudad.

"Viene un rato y se va. Hoy se ha ido cinco veces. Pero desde el jueves del apagón hasta que volvió, cuatro días después, nos moríamos de la incertidumbre. Eso es lo peor, no saber cuándo va a volver".

Los apagones se han hecho frecuentes en donde vive, por eso cuenta con veladoras, linternas y encendedores.

No pudo, sin embargo, prepararse para la escasez de agua que se generó por la imposibilidad de activar los sistemas de bombeo. Tampoco pudo evitar la incomunicación por la caída de las redes.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha insistido en que la avería masiva la causó un ciberataque de Estados Unidos. Sin embargo, pidió la renuncia de sus Ministros, inició una jornada intensa de mantenimiento y remozamiento de las instalaciones eléctricas, afectadas por incendios forestales, e incluso pidió a la población prepararse para otros eventos.

Los apagones son como dolencia que vive el interior del país desde hace una década, por la falta de mantenimiento e inversión en las redes. En Caracas, empezaron a ocurrir con más frecuencia el año pasado.

El Gobierno, temeroso de que pudieran dar pie a disturbios, había mantenido a la capital en una especie burbuja a salvo de los apagones. Sin embargo, ya ni eso es posible.

Por: Redacción

La Gente Opina

Facebook
Comentarios