Sufre revés Pemex contra Odebrecht

Cd. de México (22 marzo 2019).- Un tribunal federal desechó una demanda mercantil presentada por Pemex contra la empresa brasileña Odebrecht en septiembre pasado, en la que reclamaba el pago indebido de 121.7 millones de pesos más intereses por cobros no justificados en obras en la refinería Miguel Hidalgo, en Tula.

Roberto Rodríguez Maldonado, Magistrado del Tercer Tribunal Unitario en Materia Civil, resolvió el 1 de marzo que el reclamo de Pemex es de naturaleza administrativa y no puede ser tramitado por el Juez Octavo de Distrito en Materia Civil, Luis Alberto Ibarra, quien había admitido la demanda el 2 de octubre.

Rodríguez se abstuvo de resolver si Pemex tendría que presentar su demanda ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), lo que sería inusual, pues dicho órgano sólo conoce de controversias entabladas por particulares contra el Gobierno.

En contraste con este caso, una demanda de Odebrecht contra Pemex Transformación Industrial por mil 878 millones de pesos, que había sido desechada por un juez, fue admitida en enero pasado por orden del Segundo Tribunal Unitario Civil.

La diferencia entre ambos casos es que la demanda de Pemex es por un contrato adjudicado en febrero de 2014, cuando aún no estaban vigentes las leyes secundarias de la reforma energética, mientras que la de Odebrecht es por un contrato de noviembre de 2015, cuando ya existían dichas leyes.

Con la reforma se aclaró que las controversias durante la ejecución de contratos de Pemex serían tramitadas por la vía mercantil ante jueces civiles por ser convenios de naturaleza privada.

La demanda desechada era la única acción legal directa de la empresa estatal contra Odebrecht, cuyos presuntos sobornos a directivos de Pemex para obtener contratos aún son motivo de investigaciones penales de la Fiscalía General de la República.

La demanda deriva de la primera sanción administrativa que la Secretaría de la Función Pública impuso a Odebrecht, el 11 de diciembre de 2017, cuando la inhabilitó cuatro años por no respetar los costos pactados en el contrato PXR-OP-SILN-SPR-CPMAC-A-4-14, adjudicado directamente por Pemex durante la gestión de Emilio Lozoya.

El contrato fue otorgado a Constructora Norberto Odebrecht por mil 436.4 millones pesos para acondicionar, mover tierras y conformar plataformas para el proyecto Aprovechamiento de Residuales de la refinería.

La inhabilitación de la SFP no estuvo acompañada por una multa por el presunto daño a Pemex porque se hizo con base en la Ley de Pemex de 2008, que no contemplaba este castigo.

"La Unidad de Responsabilidades de Pemex ordenó entablar la demanda civil para recuperar el dinero del daño patrimonial", explicó una fuente cercana al caso.

En junio de 2016, la Auditoría Superior de la Federación detectó que 95 por ciento del inmueble construido para la residencia de obra del proyecto Aprovechamiento de Residuales estaba subutilizado y cuestionó la falta de experiencia de las empresas subcontratadas por Odebrecht.

Las observaciones de la ASF sobre estos temas sí fueron subsanadas por Pemex, pero la SFP realizó su propia investigación, en la que concluyó que Odebrecht cobró sin justificación 119.7 millones de pesos por "gastos indirectos" y 2 millones más por "gastos extraordinarios".

Víctor Fuentes | Reforma

Por: Redacción

Tips al momento

El negocio de los uniformes... sí es negocio

Como se recordará, en días pasados el gobernador Javier Corral convocó a una reunión de gabinete, el la cuál estuvo incluso su representante en la Ciudad de México el dr. Agustín Basave, quien por cierto echó buenos bostezos en esa junta, donde la mayoría de los asistentes fueron captados jugando con su celular, chateando en el whatsapp mientras su jefe, el titular del ejecutivo daba instrucciones. 

También se recordará así mismo que uno de los puntos que se dio a conocer de manera pública fue que se había decidido que del presupuesto destinado a la manufactura de uniformes, el 30% fuera para empresas locales.

El dato no habría sido ni medianamente trascendente de no ser porque el propietario de una firma de uniformes con sede en Aguascalientes, vino a Chihuahua y por órdenes superiores ¿de quién? saque usted sus conclusiones, fue atendido por tres secretarios del gabinete, a quienes propuso encontrar a 40 artesanos locales que realizan hechura de uniformes... cosa curiosa porque en Chihuahua las empresas de este rubro están muy localizadas y no llegan ni a diez, a pesar de aquellas que son micro empresas.

El dato es sobresaliente porque el presupuesto para hacer uniformes es de 160 millones de pesos, lo que llamó la atención del sector empresarial de Chihuahua porque sonó muy extraño que se le diera una atención de esa manera a un tipo que, proviniendo de Aguascalientes, se llevaría al bolsillo más del 70% del presupuesto para uniformes, cuando de manera local y con la participación de empresas muy preparadas en el ramo, con gente que elaboran uniformes con gran calidad en ese tipo de proveeduría...

Así que un contrato millonario, que se gesta bajo esas circunstancias con la anfitrionía de tres secretarios de Estado a un empresario hidrocálido, llama bastante la atención y por supuesto a la suspicacia.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios