Son sus cifras, señor presidente- A exigir cuentas a los líderes sindicales ¿No?

Son sus cifras, señor presidente

Si a alguien le quedaba alguna duda del mundo irreal en que vive el presidente López Obrador y donde sustenta que, por solo el hecho de ser él el presidente las cosas han cambiado y van a cambiar en México, se derrumbó totalmente esta mañana cuando el periodista de Univision, Jorge Ramos, increpó sobre cifras de homicidios al presidente, y le demostró con las propias estadísticas del Gobierno Federal un incremento impresionante en la tasa de homicidios en todo el país, a lo que López Obrador se mantuvo inamovible en decir que todos los homicidios estaban controlados ¡Primera gran mentira! y segundo, que iban a la baja.

Un ejercicio que se significa desde la trinchera periodística y que dentro de un marco donde el propio presidente es el vocero cotidiano en las mañaneras, ha quedado al descubierto el tipo de personalidad que tiene el presidente de México, algo sumamente preocupante para lo que está pasando en la materia de seguridad.


A exigir cuentas a los líderes sindicales ¿No?

La histórica reforma a la ley laboral, aplaudida por todos los sectores y ciudadanos, no así por los líderes sindicales, que se han hecho gerontocráticos y multimillonarios, realmente es una de las acciones más importantes y trascendentes de los últimos años para la relación económica y productiva de este país de patronos, trabajadores y todo el esquema de economía.

Ahora la segunda parte será que los mismos agremiados exijan cuentas a sus líderes sindicales de la CTM y de todos estos organismos y gremios que crecieron al amparo de la corrupción, el control corporativista gremial y también del ejercicio del poder.

Que se investiguen sus propiedades, sus acciones y todo lo que se han robado y esquilmado a lo largo del tantos años en perjuicio de una clase trabajadora empobrecida, y sin la defensa que debiera de haber sido.

Es el momento de una segunda parte para que los dirigentes, mal llamados dirigentes sindicales, den cuentas y que venga la oxigenación y la renovación, que no sea eufemística,a sino real para el mundo del sindicalismo en México

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook