Confunden socorristas embolia con ebriedad

Cd. de México.- La primera valoración que tuvo María Guadalupe Fuentes Arias, abandonada por policías afuera del Metro Tacubaya, fue equivocada.

El Gobierno de la CDMX y el sindicato del Metro revelaron que la mujer recibió atención de socorristas dentro de la jefatura de estación, a las 8:55 horas del sábado 16 de febrero, minutos después de sufrir un infarto cerebral.

Empero, paramédicos de la ambulancia 4 de la Alcaldía Miguel Hidalgo consideraron que la mujer de 56 años estaba en estado de ebriedad y no requería hospitalización.

"Procedieron a practicarle los primeros auxilios a la persona afectada, realizándole la valoración correspondiente y tomándole signos vitales, diagnosticando que se encontraba en estado etílico y que no ameritaba traslado a un hospital", detalló el líder sindical Fernando Espino Arévalo en carta dirigida a REFORMA.

"Llegó una ambulancia y no se llevó a la persona. Hay una cadena de responsabilidades, porque no puede ser que si la ambulancia no se lleva a la persona ocurra lo que ocurrió", indicó Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno.

María Guadalupe murió tres días después del infarto cerebral. Fue traslada el 17 de febrero por SUUMA Voluntarios.

"No se veía en situación de calle o que hubiera tomado y nos explicaban que llevaba, me parece, un día perdida", comentó Erick Sánchez, paramédico de la agrupación.

"De lo único que es responsable mi compañera (la jefa de estación) es de haber incluido en su reporte el dato que proporcionó el PBI (...) quien con absoluta deshonestidad señaló que la persona referida había salido por sus propios medios de la estación", reveló Espino en una carta dirigida a REFORMA.

Esta información coincide con la bitácora interna del hecho, a la que tuvo acceso este diario, donde se afirma que la usuaria se recuperó y a las 10:40 horas se retiró por sus propios medios por el acceso norte.

REFORMA reveló el martes que Fuentes Arias fue desalojada del Metro por cinco policías tras permanecer tres horas en la oficina del jefe de estación y que estuvo abandonada 26 horas tras sufrir un infarto cerebral.

El líder sindical consideró que la jefa de estación fue despedida injustificadamente.

Narró que cuando la funcionaria llegó a laborar, a las 07:34 horas, se encontró que en el local 6, contiguo a su oficina, estaba María Guadalupe.

Un oficial de la PBI -plenamente identificado por el Metro- le comunicó que a las 07:10 horas encontró a la usuaria desvanecida en el Mezzanine 1 y la llevaron a la jefatura de estación.

"Se encontraba sin poder coordinar sus movimientos y con dificultad para comunicarse", detalló Espino.

"(Al ver la situación) nuestra compañera procedió, aproximadamente a las 08:15 horas, a comunicarse con la reguladora del Centro de Comunicación para que solicitara el apoyo a de la ambulancia y del personal paramédico".

A las 08:55 horas llega la ambulancia número 4 de Protección Civil de la Alcaldía Miguel Hidalgo y tras revisarla la diagnostican con embriaguez por lo que descartan traslado al hospital.

La servidora pública indicó que se le diera "un rato" a la usuaria para que se recuperara.

Unos 20 minutos después, un elemento de la PBI, plenamente identificado, le informa que la mujer de 56 años se había ido por su propio pie.

"Por lo que la compañera procedió a incluir ese dato en su reporte", reconoce Espino.

 

Dalila Sarabia | Reforma

Por: Redacción

La Gente Opina

Facebook
Comentarios