Los enemigos del cambio

Gajes de la vida
Alicia Soto
alysotoc@gmail.com

Llega un momento en la vida, en la cual necesitamos un cambio, ya sea de rumbo, de metas, de compañia, de hábitos, etc. y en mucho de los casos son esos cambios, los que marcan un determinante en nuestra persona, un nuevo punto de partida, un estilo de vida diferente, la oportunidad de crecimiento. Pero, ¿Les ha pasado que después de la emoción inicial, las cosas se complican y terminamos abandonando nuestro proyecto de cambio?

Bien, pues esto se debe a algunos enemigos comunes, que en muchas ocasiones nosotros invitamos. 

El primero es la duda. Hay ocasiones en las que tenemos ideas muy buenas, ya sea para crecer económicamente, para ayudar a la sociedad, para hacer una cambio en el medio ambiente, o mejorar nuestra salud. Es tanta nuestra emoción, que comenzamos a ventilar nuestra idea con todas las personas de nuestro contexto y aunque no es un pecado contar nuestras metas y sueños; si tenemos que ser selectivos con las personas con quien podemos compartirlo. Hay sujetos tan negativos a nuestro alrededor que únicamente buscarán fallas a nuestro plan, que si bien es importante tener críticas constructivas, este tipo de personas no critican, destruyen. No solo buscarán las fallas, si no que comenzaran a venderte su propia idea, desvalorizaran tus esfuerzos, se burlaran de tus ideas, dudará de tu capacidad, pero sobre todo te harán dudar de ti mismo. Aléjate de aquellas personas que tengan este efecto en ti. Se vale tener dudas de todo, excepto de ti mismo.

El segundo enemigo es la frustración. Lamentablemente, la facilidad, comodidad y efectividad que nos proporciona la tecnología, ha desarrollado una baja tolerancia a la frustración. No nos gusta esperar, queremos resultados inmediatos. Las personas abandonan el Gym, después de un mes, dejan la dieta al mismo tiempo, cierran su negocio a los dos meses, dejan de llamar a la chica después de la tercera semana, dejan de escribir después de ser rechazados en la primer editorial, etc. Estamos viviendo muy acelerados, olvidado que la paciencia es esencial para disfrutar de lo que estamos haciendo. Cada uno de nosotros tiene un ritmo diferente y debemos ser pacientes, si queremos ver resultados diferentes. 

El tercero es procastinar nuestros sueños. Las personas tendemos a posponer todos nuestros planes, creyendo que el futuro es el mejor momento para comenzar: el lunes empiezo, el próximo mes empiezo este ya no alcance, será mi propuesta de año nuevo, etc. Los sueños se viven y se comienzan hoy, ya que mañana puede ser muy tarde. El lunes, el mes de marzo, el próximo año, exactamente al día de hoy, con la diferencia de que hoy estas y mañana no lo sabes. Esta es la técnica más común de sabotearse. No existe un mañana certero, inclusive es un promesa vacía si no hay acciones que la sustenten.

De tal manera que, dudar, tener baja tolerancia a la frustración y postergar, son los 3 enemigos principales para no lograr tus sueños. Así que cree en ti, recuerda que tus eres el protagonista de tu vida, si no tomas tus propias decisiones alguien más lo hará por ti. Comienza hoy, es el mejor momento para hacerlo, es el único momento seguro en tu vida. Ten paciencia, el éxito es el encuentro de la oportunidad con la preparación, el cual llegará cuando tenga que llegar, siempre y cuando seas paciente.

Recuerda que los sueños tienen fecha de caducidad y los tuyos están llegando a su límite. Así que manos a la obra. 

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios