Inicia nueva fase del conflicto en Siria

El País

Madrid, España (16 mayo 2019).- Hasta ahora se ha mantenido la tensión informativa sobre los acontecimientos en Siria, porque las noticias se movían al nivel táctico y operacional, cosas concretas que pueden ser contadas. Existía un enemigo común, el Daesh (acrónimo del árabe para referirse a Estado Islámico o ISIS en sus siglas en inglés) cuya derrota era deseada por todas las fuerzas.

Pero, ¿qué va a pasar tras la derrota "total" anunciada por Donald Trump, el 23 de marzo?

Hay que recordar que el ISIS continúa presente y activo en Siria, tras la conquista de sus últimos bastiones, las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, en sus siglas en inglés) tuvieron que hacerse cargo de más de 55 mil mujeres y niños y transferirlos al campo de Al Hawl.

Al Bagdadi habría ordenado este movimiento como parte de su nueva estrategia: reducir las cargas y evolucionar hacia operaciones ágiles, del tipo "golpear y huir" y atentados terroristas.

Los actores principales (Estados Unidos, Rusia, Irán, Turquía) no han cambiado, pero si lo han hecho sus posiciones, alianzas y estrategias.

Con la "derrota" de Daesh, el enemigo común, se inicia una nueva fase en este conflicto: más (geo) política y estratégica, y menos operacional. Ya no es el momento de batallas decisivas sino de posiciones, influencias y líneas de acción, que van a delimitar los resultados reales del mismo.

Hoy, las acciones se producen en tres áreas: Deraa, la provincia de Idlib y el sureste del Éufrates. Deraa está controlada por la antigua Oposición, ahora se ha reconciliado con el Gobierno, pero con disidencias y unas relaciones complejas con los funcionarios. Pero es un problema que se puede gestionar con el apoyo ruso.

En Idlib, el principal actor es el grupo Hayat Tahrir al Sham, ligado a Al Qaeda. Conquistar el enclave de Idlib es el objetivo principal para las fuerzas gubernamentales, apoyadas por Rusia e Irán, pero Idlib limita con la zona de influencia (quizás algo más) de Turquía. Idlib también está en contacto con un enclave de las Fuerzas Democráticas Sirias, pro americanas y apoyadas por los kurdos.

Aquí las nuevas alianzas juegan un papel principal: Putin quiere expulsar a Estados Unidos del escenario sirio, y Erdogan, tradicional aliado de Estados Unidos, quiere arrebatar a los kurdos, aliados norteamericanos, de su zona de influencia. Los intereses concurrentes han permitido una cooperación que hace apenas unas décadas se consideraría contranatura. Las próximas operaciones previsiblemente ocurrirán en esta zona, y no a mucho tardar.

El último escenario es el del Éufrates, esencialmente geopolítico, por ser una zona con importantes recursos. Las fuerzas enfrentadas son las gubernamentales, apoyadas por Irán y Rusia, al oeste del río, y las Fuerzas Democráticas Sirias, apoyadas por EU, al este del mismo.

Si las fuerzas gubernamentales consiguiesen controlar Idlib, el siguiente paso para recuperar un eventual control total, sería cruzar el Éufrates en las zonas económicamente más rentables. La competencia entre las zonas de interés de EU y Rusia en este escenario es manifiesta, y el mantenimiento de la presencia norteamericana, esencial. Una decisión poco meditada del Presidente Trump, podría facilitar los objetivos de Putin, e indirectamente los de Erdogan de debilitar a las posiciones kurdas.

El principal objetivo de la nueva geopolítica de Putin en Oriente Medio, es recuperar las antiguas zonas de influencia de la extinta Unión Soviética, y Siria es un elemento clave para alcanzar este objetivo. Los Estados Unidos, aquejados de sus diversos síndromes, (Vietnam, Somalia, Irak), ha decidido dejar la región de Oriente Próximo a su suerte. Primero Obama apostó por una "Estrategia de Pivote hacia el Pacífico", que aterrorizó a sus socios en la zona, y con Donald Trump llegó la incertidumbre.

Las cartas se han vuelto a barajar y Bashar el Asad se apunta como el ganador de esta segunda partida, gracias a Rusia e Irán, con o sin el apoyo de la milicia libanesa Hezbolá. Turquía mantendrá (y controlará) su zona de influencia, mientras castiga a sus enemigos tradicionales, los kurdos.

¿Y EU? Todo pasó "mientras dormías". Un abandono total seria dramático para sus socios en la zona.

Por: Redacción

Tips al momento

Insuficientes los golpes de realidad en Morena

Dice el diputado coordinador de Morena en el Congreso de Chihuahua Miguel Colunga que no hay ninguna denuncia en contra del súperdelegado Juan Carlos Loera de la Rosa por nepotismo ¿Pues qué más quiere, si la realidad la tiene frente a sí?

Para empezar la Secretaría de la Función Pública federal ordenó la suspensión de todos los involucrados y al parecer ésto no fue del conocimiento -convenientemente- del diputado aspirante a presidente municipal? ¿O es que el legislador en el momento más álgido del tema no comprobó por sí mismo la nómina transparente del gobierno federal? ¿Qué no vio con sus propios ojos los nombres de sobrinos, tíos, amigos, similares y conexos tanto de Loera como de otros servidores públicos federales en Chihuahua, Parral, Ojinaga, Delicias?

¿Qué más quiere el diputado? Quizá es demasiado pedir que sea él mismo quién exija una exhaustiva investigación a fondo, en vez de pretender que se ignoren los hechos de nepotismo -quién sabe si de algún otra irregularidad- en la 4T, la realidad para algunos aunque les golpee en el rostro, no es suficiente.


Pifia de la Fiscalía en TSJE

La absolución del ex auditor Esparza por el delito de abuso de atribuciones en su función pública, que a decir de Jorge Soto tiene que ver con borrar y ocultar información que no pudieron acreditar los Ministerios Públicos por estar más clavados en comprobar el peculado, tiene implicaciones serias al interior del Poder Judicial.

Cómo estará el tema de la absolución de Esparza  para que el magistrado presidente del Poder Judicial, Héctor Pablo González piense en crear tribunales especiales en materia penal para  atender única y exclusivamente los casos de la Operación Justicia Chihuahua, púes al parecer falta capacitación en esta nueva legislación para los juzgadores y  que atiendan únicamente casos que involucren a personajes que sigan teniendo influencia política y económica.


A tapar el pozo...

No dejará Loera que la “Marcha por el Hambre” organizada por indígenas de la Sierra Tarahumara llegue a la capital del Estado.

Hoy mismo se adelantó en el camino para encontrarlos en su viaje de San Juanito a la comunidad Las Cebollas para ofrecer el inicio de mesas de trabajo. El súper delegado federal ya sabía que comunidades indígenas se organizaban para una caravana desde Creel a Chihuahua y tal parece que no hizo nada hasta que no tuvo el problema enfrente.

Habrá que ver si los manifestantes ceden ante el súper delegado federal o si proceden con su marcha de 22 días hasta Chihuahua pues lo que ellos demandan está más claro que el agua: acceder a los apoyos del programa “Sembrando Vida” ¿A poco para eso se necesita armar mesas de trabajo?

Lo delicado de este tema es que se dejó crecer, se dieron "avisos" si se le quiere llamar de esta manera, sobre la inconformidad de los indígenas y ahora que se les salió de las manos al gobierno federal es menester que lo atiendan a satisfacción de los quejosos, porque es un asunto que si llega a escalar a otras dimensiones pudiera escapársele no solo a Loera de Chihuahua, sino a la titular del bienestar y al propio López Obrador, donde el concierto internacional ya tiene puestos sus ojos en esta humilde región de país que es Bocoyna y los municipios de la alta serranía chihuahuense.

¿Dónde está la congruencia de la 4T para con los más desprotegidos? O como dijo Javier Corral "Para los que menos tienen, los que menos saben y los que menos pueden"


¿Será?

Extraño ha parecido a las organizaciones que impulsan la realización del plebiscito el que a partir del pasado jueves que la alcaldesa María Eugenia Campos acudió a votar a favor de que se realice la consulta ciudadana, la afluencia de chihuahuenses para firmar se haya incrementado significativamente, pues el fin de semana contabilizaron hasta 400 personas, cuando anteriormente si mucho acudían 20 personas al día.

Otro aspecto que llama la atención es la notoria presencia de empleados del Municipio entre los firmantes.

Nayo Rodríguez, representante de la organización Wikipolítica, señalo que si bien la intención es realizar una consulta libre e informada, la gente llega sin tener conocimiento de lo que se trata, lo que ha hecho pensar que se trata de "acarreados".

"Vemos bien que la gente llegue y al mismo tiempo pensamos que no son las formas en un proceso como éste, pues en la democracia participativa las formas son fondo".

En tanto, la alcaldesa María Eugenia Campos ha rechazado que se obligue a los empleados del Ayuntamiento a que firmen a favor de que se realice el plebiscito y aclaró que  gente que ha asistido es porque tiene quieren un mejor alumbrado para la capital...  ¿Será?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios