John Wick 3: La más ambiciosa

Cd. de México (17 mayo 2019).- En alusión directa a su título, John Wick 3: Parabellum (2019), el protagonista de la saga iniciada con Otro Día para Matar (2014), seguida de John Wick 2: Un Nuevo Día para Matar (2017), encarnado por un sorprendente y carismático Keanu Reeves a sus 54 años, se percata de que si quiere paz, deberá prepararse para la guerra en la que es quizá la más extravagante, ambiciosa y divertida de la serie.

En efecto, Wick, cuyo pasado bielorruso sale a relucir aquí y al ser expulsado de la organización perdiendo todo privilegio a los recursos del inframundo, deberá enfrentar a decenas de mercenarios asesinos que desean cobrar los 14 millones de dólares puestos sobre su cabeza.

La tercera cinta de la saga, las tres dirigidas por Chad Stahelski, se acerca más a un hiper violento videojuego que a una tenebrosa novela gráfica como apuntó en un inicio.

Por supuesto, lo más impactante, además de la explícita y sangrienta brutalidad que expone cada secuencia, son las hábiles coreografías de las secuencias de acción, ya sea con dagas, pistolas, sables, o puño limpio; toda una especialidad del propio Stahelski, coordinador de stunts en decenas de filmes como: Los Mercenarios, John Rambo, Iron Man 2 y más.

Wick es atropellado, apuñalado y, como Constantine, se mantiene en pie para deleite de sus fans que delirarán con la saña de cada escena: cabezas atravesadas por sables, puñales clavados en ojos y otras sutilezas de ese autoparódico y acabado ejemplo de un moderno cine de acción decidido a reafirmar un ritual fílmico de mitos populares.

Mención aparte las escenas con Sofía (Berry) y sus perros, y de un fenomenal e irónico Dacascos en su mejor cinta desde Pacto de Lobos (2001).

 

Rafael Aviña | Reforma

Por: Redacción

Tips al momento

Reconoce 4T a gobierno de Corral

Implícitamente hay un reconocimiento de Andrés Manuel a Javier Corral por su proyecto de inversión de 18 mil millones de pesos de recursos propios para Chihuahua por los próximos dos años y prueba de ello fue el reconocimiento a la “atinada visión” del gobernador panista que hizo el súperdelegado Juan Carlos Loera.

Loera de la Rosa es un funcionario federal que representa al gobierno emanado de Morena, el de la 4T, lo cual también quiere decir que el partido en Chihuahua ahora rectificaría sobre las críticas y señalamientos de abandono de los cuales responsabilizó -no hace mucho- al gobernador, lo que a su vez infiere la confianza del gobierno de AMLO en las soluciones del gobernador Javier Corral. ¿O no?


Un mal mensaje

A la Alcaldesa le hubiera gustado que en el Plan de Inversión 2019-2021, el Gobierno del Estado contemplara infraestructura para combatir la desigualdad y pobreza urbana en el municipio, que muchas veces es mayor que la pobreza rural.

Para la edil sería un mal mensaje que las familias chihuahuenses no reciban el apoyo por parte del gobierno estatal para el desarrollo de infraestructura social como son obras de agua potable, drenaje y pavimentación.

Los chihuahuenses, dijo, pagan impuestos al Gobierno del Estado, que se tendrían que regresar en forma de políticas públicas de infraestructura social.


Sin formas ni modos

La batalla en la Facultad de Derecho gira en estos momentos sobre la injerencia -o no- de la rectoría en cómo se integra la plantilla laboral de dicha unidad académica.

No se está discutiendo una mejora al plan de estudios, ni sobre mejores técnicas pedagógicas o sobre capacitación docente, sino de cómo hacer que una treintena de personas ingresen a la Facultad de Derecho en calidad de profesores entre quienes resaltan los nombres de connotados personajes de extracción panista. Supongamos que es coincidencia.

Dicen que en la manera de pedir está el dar, y que quizá los modos o las formas de la Rectoría quizá hayan carecido de concenso, diálogo, negociación... vamos... de negociación política, cabildeo. 

Lo cierto es que para muchos panistas es la Facultad de Derecho el último bastión, el último reducto que queda del PRI, pero ojo, por más tricolor que fuera si lo que se quiere es imponer o meter con calzador a una treintena de maestros, en algún punto cuando menos administrativamente hablando alguien habría de protestar...


La gran apuesta de Corral

Obligado está Javier Corral a dar resultados en obra pública para su próximo informe de gobierno, pues ya ayer dio un adelanto de todo lo que piensa realizar para sus últimos dos años de administración con el Plan de Inversión 2019-2021.

El evento bien puede entenderse como un “preinforme” de actividades para lo que le queda de gobierno, pero con una obligación mayor, pues anunció con bombo y platillo una larga lista de obras con impacto social que, de no verse completadas antes de que llegue un nuevo mandatario, podría haber un fuerte reclamo de la gente en las urnas como ya hemos visto en el pasado más reciente...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios