Por desacato, multan a delegado Juan Carlos Loera

El juez segundo de Distrito en Chihuahua multó al delegado Juan Carlos Loera de la Rosa por desacato de órdenes judiciales luego de omitir los amparos que 170 estancias infantiles ganaron en contra de las nuevas reglas de operación para estancias infantiles.

El diputado federal Mario Mata Carrasco indicó para Milenio que al delegado Loera de la Rosa se le multó con 10 Unidades de Medida y Actualización por cada uno de los amparos desacatados, es decir, 143 mil 633 pesos.

Desde marzo del presente año, los Tribunales Colegiados Primero y Segundo de Chihuahua fallaron a favor de 170 estancias infantiles de Chihuahua que interpusieron demanda de amparo en contra de las nuevas reglas de operación en el programa de apoyos a niñas y niños de madres trabajadoras.

Mario Mata explicó en su momento que el amparo daba un plazo de 24 horas para realizar a cada estancia amparada, un pago de 950 pesos por niño con retroactivo a los meses de enero y febrero y destinar el presupuesto necesario para que en lo que resta del 2019, se les haga válidas las reglas de operación del 2018.

Sin embargo, la Secretaría de Bienestar en Chihuahua nunca acató la orden judicial y en consecuencia, el juez segundo de Distrito multó al delegado Juan Carlos Loera de la Rosa y realizó el emplazamiento del pago a estancias infantiles a la Secretaria María Luisa Albores.

El pasado 14 de mayo se dio respuesta por María Luisa Albores a 30 estancias infantiles en Chihuahua y tiene pendiente cumplir con los pagos de otros 140 centros de cuidados en la entidad.

El desacato de orden judicial es un delito que se puede sancionar con prisión, multa económica, suspensión e inhabilitación para ejercer cargos como servidor público.

Por: Yuriana Cárdenas

Tips al momento

La transparencia tricolor

También los partidos políticos parecen aprovecharse de las trabas del sistema de transparencia para darle la vuelta a los asuntos que debieran enfrentar. Resulta y resalta que en el Revolucionario Institucional hay por lo menos 10 ex trabajadores -uno de ellos ya tenía 17 años de antigüedad- que aseguran, fueron despedidos de manera injustificada y sin un solo peso por concepto de liquidación y esa costumbre de correr a la gente parece que viene desde que Liz Aguilera estaba al frente de la dirigencia estatal y continúo hasta la actual presidencia que encabeza el diputado Omar Bazán Flores.

Total que el diputado y dirigente del PRI les respondió a los inconformes una solicitud de transparencia en donde le pedían los nombres, cargos, años de experiencia, percepción salarial y monto de la indemnización de todos los empleados que Bazán Flores ha corrido del partido y la respuesta, escuetamente fue un “no hemos corridos a ningún empleado”… si bien rumoran que a mucha gente le dejaron de renovar el contrato laboral, también se dice que a muchos los corrieron a la mala, seguramente buscan quedarse con el mínimo de plantilla laboral porque el partido ya no gana lo que antes, cuando eran la primera fuerza política pero no se vale que se deshagan de la gente que por años les ayudó sin siquiera darles la liquidación que les corresponde.

Se sabe además que el pasado 2018 hubo gente despedida cuya antigüedad llega al cuarto de siglo y que se encuentra en la misma situación...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios