Litiga Elektra contra pago de 14 mil mdp

Cd. de México (21 mayo 2019).- Grupo Elektra, matriz de Banco Azteca, litiga contra el SAT para echar abajo créditos fiscales que suman 14 mil millones de pesos.

Elektra es propiedad de Ricardo Salinas Pliego, uno de los empresarios más cercanos al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ayer firmó un decreto por el que renunció a su facultad de condonar créditos fiscales.

Los seis créditos, detallados en el informe anual 2018 de Elektra a inversionistas, son motivo de múltiples juicios y fueron fincados por la Administración General de Grandes Contribuyentes en el sexenio pasado.

Según el SAT, entre 2006 y 2011 Elektra dedujo indebidamente a su favor pérdidas por venta de acciones, tema que desde hace años es motivo de criterios judiciales encontrados.

La empresa ha obtenido algunas sentencias favorables, y en el caso de un crédito de 2 mil 973 millones de pesos por el ejercicio de 2007, la Suprema Corte de Justicia ya ha tenido que intervenir en varias ocasiones, pues la compañía alega que no se está cumpliendo debidamente un amparo.

Elektra tuvo en 2018 ventas por 103 mil millones de pesos y considera que el resultado de estos juicios "no tendrá efecto adverso significativo en sus negocios o situación financiera".

Las condonaciones en estos casos son frecuentes, pues permiten al SAT obtener ingresos inmediatos, en vez de seguir enfrentando los costos de interminables procesos judiciales de resultado incierto.

Legalmente, las empresas que tienen créditos fiscales no pueden obtener contratos financiados con recursos públicos.

En el caso de Banco Azteca, el reparto de recursos de programas sociales del Gobierno federal no implica que reciba pagos del erario, según declaró su director Alejandro Valenzuela, sino que el banco absorberá los gastos a cambio de llegar a 5 millones de clientes potenciales.

 

Reforma

Por: Redacción

Tips al momento

La transparencia tricolor

También los partidos políticos parecen aprovecharse de las trabas del sistema de transparencia para darle la vuelta a los asuntos que debieran enfrentar. Resulta y resalta que en el Revolucionario Institucional hay por lo menos 10 ex trabajadores -uno de ellos ya tenía 17 años de antigüedad- que aseguran, fueron despedidos de manera injustificada y sin un solo peso por concepto de liquidación y esa costumbre de correr a la gente parece que viene desde que Liz Aguilera estaba al frente de la dirigencia estatal y continúo hasta la actual presidencia que encabeza el diputado Omar Bazán Flores.

Total que el diputado y dirigente del PRI les respondió a los inconformes una solicitud de transparencia en donde le pedían los nombres, cargos, años de experiencia, percepción salarial y monto de la indemnización de todos los empleados que Bazán Flores ha corrido del partido y la respuesta, escuetamente fue un “no hemos corridos a ningún empleado”… si bien rumoran que a mucha gente le dejaron de renovar el contrato laboral, también se dice que a muchos los corrieron a la mala, seguramente buscan quedarse con el mínimo de plantilla laboral porque el partido ya no gana lo que antes, cuando eran la primera fuerza política pero no se vale que se deshagan de la gente que por años les ayudó sin siquiera darles la liquidación que les corresponde.

Se sabe además que el pasado 2018 hubo gente despedida cuya antigüedad llega al cuarto de siglo y que se encuentra en la misma situación...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios