Genera Castillo pura decepción

América soñaba con un "killer" y Benfica le vendió un "Castillo de arena".

Quizá Miguel Herrera no lo necesitaba porque los goles de las Águilas llegaban por todos lados, así se gestó la ofensiva más poderosa del Apertura 2018, que propició también el campeonato de ese semestre.

Pero "El Piojo" tenía una obsesión: que Nicolás Castillo se vistiera de amarillo y fuera el delantero titular de las Águilas.

Y lo hizo. Después de semanas de negociación y casi 11 millones de dólares, Herrera se hizo de un delantero que venía de un semestre de 11 partidos y cero goles en Portugal.

La apuesta no le salió al DT del América, Castillo tardó tres fechas en marcar su primer tanto (doblete ante Lobos BUAP), posteriormente castigó a Morelia y Guadalajara, hasta que una lesión muscular evidenció aún más su pobre rendimiento.

Fue hasta la Jornada 16 que volvió a la actividad y en la 17, frente al Veracruz, anotó de nueva cuenta.

A su regreso el drama del chileno se magnificó, pues no sólo perdió el olfato goleador y mostró su baja forma física, sino además cometió errores al por mayor que entorpecieron el juego de las Águilas.

Mientras Herrera esperaba que Nico despertara en la Liguilla, el andino le respondió a su entrenador realizando sólo seis tiros en la serie de Semifinales ante León, sólo uno de ellos fue a portería.

El desenlace de Castillo en el Clausura 2019 fue tan bochornoso (5 goles en 14 partidos), que no tuvo de otra que disculparse con la afición del América.

"Perdón a la gente que siempre apoyó y no cumplí con sus expectativas, créanme que estoy decepcionado de mi", escribió Castillo en su cuenta de Instagram.
 

Joani Cruz y Edgar Contreras

Cancha

Por: Redacción

La Gente Opina

Facebook
Comentarios