EU pide sólo 17 años de cárcel para "El Vicentillo"

El gobierno de Estados Unidos pidió que se condene a Vicente Zambada Niebla "El Vicentillo", a 17 años de cárcel por narcotráfico, una sentencia mínima —enfrentaba cadena perpetua— que se explica por la "extraordinaria cooperación" con las autoridades estadounidenses para atrapar y sentenciar a otros capos, entre ellos, Joaquín "Chapo" Guzmán.

Según documentos judiciales consultados por El Universal, fue para la fiscalía de Estados Unidos de una ayuda inestimable para acusar y detener a "docenas de altos mandos y centenares de asociados" del "Cártel de Sinaloa" y de los "Beltrán Leyva", en una cooperación que le ha servido para reducir la petición de condena.

Extraditado a Estados Unidos en febrero de 2010, "El Vicentillo" empezó a colaborar con las autoridades a finales de 2011: "El acusado empezó a cooperar con el gobierno, y ha sido extraordinaria", dice el documento, firmado por el fiscal John Lausch.

"Ha dicho la verdad y ha provisto de información al gobierno durante años", señala el texto. Entre los casos en los que ayudó destaca el del "Chapo" Guzmán en Nueva York, en el que Zambada Niebla fue testigo clave para un juicio que declaró culpable de 10 cargos de narcotráfico al exlíder del "Cártel de Sinaloa".

"La cooperación sin igual con el gobierno defiende suficientemente su considerable culpabilidad criminal al punto que el gobierno recomienda que la Corte imponga una sentencia de 17 años de prisión", resume.

Zambada Niebla se declaró culpable de varios cargos relacionados con el narcotráfico y su actividad criminal como uno de los líderes del "Cártel de Sinaloa".

La fiscalía reconoce que la reducción de sentencia propuesta —podía llegar a cadena perpetua— es "significativa", pero repasa con detalle (a pesar de las múltiples censuras de partes clave, por ser de casos todavía abiertos o por resolver) la "extraordinaria" cooperación, tanto en casos en el Distrito de Illinois como fuera.

El Informador

Por: Redacción2

Tips al momento

Reconoce 4T a gobierno de Corral

Implícitamente hay un reconocimiento de Andrés Manuel a Javier Corral por su proyecto de inversión de 18 mil millones de pesos de recursos propios para Chihuahua por los próximos dos años y prueba de ello fue el reconocimiento a la “atinada visión” del gobernador panista que hizo el súperdelegado Juan Carlos Loera.

Loera de la Rosa es un funcionario federal que representa al gobierno emanado de Morena, el de la 4T, lo cual también quiere decir que el partido en Chihuahua ahora rectificaría sobre las críticas y señalamientos de abandono de los cuales responsabilizó -no hace mucho- al gobernador, lo que a su vez infiere la confianza del gobierno de AMLO en las soluciones del gobernador Javier Corral. ¿O no?


Un mal mensaje

A la Alcaldesa le hubiera gustado que en el Plan de Inversión 2019-2021, el Gobierno del Estado contemplara infraestructura para combatir la desigualdad y pobreza urbana en el municipio, que muchas veces es mayor que la pobreza rural.

Para la edil sería un mal mensaje que las familias chihuahuenses no reciban el apoyo por parte del gobierno estatal para el desarrollo de infraestructura social como son obras de agua potable, drenaje y pavimentación.

Los chihuahuenses, dijo, pagan impuestos al Gobierno del Estado, que se tendrían que regresar en forma de políticas públicas de infraestructura social.


Sin formas ni modos

La batalla en la Facultad de Derecho gira en estos momentos sobre la injerencia -o no- de la rectoría en cómo se integra la plantilla laboral de dicha unidad académica.

No se está discutiendo una mejora al plan de estudios, ni sobre mejores técnicas pedagógicas o sobre capacitación docente, sino de cómo hacer que una treintena de personas ingresen a la Facultad de Derecho en calidad de profesores entre quienes resaltan los nombres de connotados personajes de extracción panista. Supongamos que es coincidencia.

Dicen que en la manera de pedir está el dar, y que quizá los modos o las formas de la Rectoría quizá hayan carecido de concenso, diálogo, negociación... vamos... de negociación política, cabildeo. 

Lo cierto es que para muchos panistas es la Facultad de Derecho el último bastión, el último reducto que queda del PRI, pero ojo, por más tricolor que fuera si lo que se quiere es imponer o meter con calzador a una treintena de maestros, en algún punto cuando menos administrativamente hablando alguien habría de protestar...


La gran apuesta de Corral

Obligado está Javier Corral a dar resultados en obra pública para su próximo informe de gobierno, pues ya ayer dio un adelanto de todo lo que piensa realizar para sus últimos dos años de administración con el Plan de Inversión 2019-2021.

El evento bien puede entenderse como un “preinforme” de actividades para lo que le queda de gobierno, pero con una obligación mayor, pues anunció con bombo y platillo una larga lista de obras con impacto social que, de no verse completadas antes de que llegue un nuevo mandatario, podría haber un fuerte reclamo de la gente en las urnas como ya hemos visto en el pasado más reciente...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios