Tratan como presos a pacientes migrantes

Sheri Fink / The NYT News Service

Nueva York, Estados Unidos (12 junio 2019).- Rom Rahimian, estudiante de medicina que trabaja en Banner-University Medical Center Tucson, estaba tratando de ayudar a una mujer guatemalteca de 20 años que fue encontrada el año pasado en el desierto: deshidratada, embarazada y a punto de parir meses antes de su fecha de parto. Pero los agentes de la Patrulla Fronteriza que permanecían en la habitación lo pusieron incómodo.

Los agentes permanecieron en la sala de obstetricia día y noche, mientras los médicos trabajaban para detener su parto. Estuvieron presentes durante sus exámenes médicos, escucharon conversaciones con los doctores y observaron sus ultrasonidos, dijo Rahimian. Mantuvieron la televisión en volumen alto, interfiriendo con su sueño. Cuando los agentes comenzaron a presionar al personal médico para que llevara a la mujer a un centro de detención de inmigrantes, los médicos tomaron medidas.

"Fue una carrera contrarreloj para ver si podíamos ponerla en cualquier otra situación", dijo Rahimian. Llamó a un abogado y le preguntó: "¿Qué podemos hacer? ¿Cuáles son sus derechos?"

Mientras aumentan las aprehensiones de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, decenas son llevadas cada día a hospitales comunitarios y los proveedores de servicios médicos se oponen a prácticas de las agencias gubernamentales y sus propios hospitales que, afirman, ponen en peligro a los pacientes.

Los problemas van desde encadenar a los pacientes a las camas y no permitirles usar los baños para presionar a los médicos para que den de alta a los pacientes y certifiquen que pueden permanecer en centros de detención concurridos.

Los médicos dicen que la atención de seguimiento necesaria para los detenidos a largo plazo a menudo se descuida y que se les ha impedido informar a los miembros de la familia sobre el estado de los pacientes en estado crítico.

Vehículos de la agencia estacionados visiblemente cerca de las entradas de los hospitales, también avivan el miedo e interfieren con la atención de los inmigrantes.

Por lo general, los médicos no saben qué derechos podrían tener para desafiar estas prácticas. En Banner y en varios otros sistemas hospitalarios en todo el país, han pedido a los administradores que se opongan y cambien las medidas de seguridad.

En muchos casos, dicen los médicos, sus pacientes son solicitantes de asilo recién llegados, como la mujer guatemalteca en Tucson, que había huido del abuso violento del padre de su bebé en casa. Dichos pacientes, que están bajo custodia solo por su estatus migratorio, a menudo están sujetos a medidas de seguridad destinadas a los presos acusados de delitos graves.

"A los médicos, que tienen la obligación moral y ética y el deber de cuidar a los pacientes, se les está impidiendo activamente ejercer su profesión", dijo Kathryn Hampton, oficial de programas de Physicians for Human Derechos, un grupo de defensa sin fines de lucro. En un nuevo informe, el grupo documenta una serie de casos en los que dijo que la atención de salud óptima se vio comprometida por la seguridad de migrantes.

Los representantes de las dos agencias principales responsables de la detención de migrantes: Aduanas y Protección Fronteriza y Control de Inmigración y Aduanas, que supervisa la detención a largo plazo, se negaron a discutir el tema.

Se refirieron a sus normas escritas para la supervisión de los detenidos llevados a instalaciones médicas de la comunidad. En el caso de CBP, las normas establecen que al menos un agente debe acompañar a los detenidos y, si el paciente está hospitalizado, seguir las políticas y procedimientos de su oficina operativa.

ICE tiene estándares separados que requieren que los oficiales de custodia transporten y permanezcan junto a los detenidos durante el tratamiento médico.

Los sistemas de salud también mantienen políticas que los médicos dicen que son problemáticas.

Banner Health, como otros, tiene una política que se aplica por igual a los detenidos y a los procesados por migración. No les permite ir al baño, requiere que al menos dos extremidades estén aseguradas a la cama, a menos que sea médicamente aconsejable, permite a los agentes decidir si las madres pueden visitar a los recién nacidos, y obliga a los oficiales a permanecer con los pacientes.

En uno de los casos en Texas, un paciente con cáncer se negaba a hablar con los médicos sobre sus síntomas, pues se sentía intimidado con la presencia de los agentes.

En otro caso, un inmigrante ya llevaba tiempo viviendo en Texas no continuó con su atención en un hospital por temor a toparse con agentes de migración en los pasillos.

En respuesta a las quejas del personal médico, Elizabeth Kempshall, directora superior de seguridad de Banner Health, afirmó que las políticas podrían cambiar.

La doctora Patricia Lebensohn, una médica de familia que ha presionado por cambios en la política, dijo que la supervisión constante en la habitación de un paciente

"Tiene sentido es un prisionero condenado por asesinato, pero esta es una población diferente, especialmente los solicitantes de asilo", afirmó.

"No son criminales".

Por: Redacción

Tips al momento

De la Rosa Hickerson, va a meditar si vuelve a su curul

Que siempre mejor no regresa a la diputación local Gustavo De la Rosa, pues a unas horas de solicitar al Congreso se le diera por concluida su licencia de separarse del cargo para regresar a ocupar la curul, comunicó que mejor luego haría tal cosa y amenazó con posiblemente dentro de 15 días pensarla un poco.

Gustavo De la Rosa Hickerson, tío del delegado federal Juan Carlos Loera, por cierto ambos diputados con licencia, al parecer han coincidido en eso de mejor no moverle a este tema de regresar a los cargos públicos sobre todo cuando andan entre familia siendo parte de chismes con aquello de los casos de nepotismo.


SCJN mantiene freno a reestructura

Javier Corral no sólo está pidiendo celeridad para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación agilice el proyecto de la acción de inconstitucionalidad que tiene detenida la reestructuración sino que además, pide que se resuelva a favor de Chihuahua.

En tiempo real, a Chihuahua le quedan 14 días para firmar los contratos con los bancos que ganaron la reestructuración pero en tiempos burocráticos solo restan 10 días y se antoja difícil que el Poder Judicial quiera dejar a un lado toda su carga de trabajo para atender el asuntito que le urge destrabar al Nuevo Amanecer.

Lo que cala tras perder los contratos con los bancos dicen que no es la sobretasa que ofrecieron en la subasta sino el tiempo que perderán en volver a convocar para una licitación pues el tiempo para hacer algo de obra pública se agota y mínimo se tardarían otro medio año en cerrar trato con los bancos.


Maru Campos: 40 migrantes en Chihuahua

Será quizá porque recién regresó de vacaciones, pero la alcaldesa anda muy despistada en cuanto a la presencia de migrantes en la capital al señalar que son alrededor de 40 centroamericanos los que se encuentran en la ciudad.

Esta cifra, se llega a observar sólo al recorrer algunos cruceros. Lo cierto es que el Municipio desconoce cuántos migrantes se encuentran en la capital, en dónde están y qué hacen, con quién y cómo.

De acuerdo con el regidor Javier Sánchez Herrera diariamente llegan a la ciudad 60 migrantes que permanecen durante tres o cuatro semanas hasta encontrar la oportunidad de seguir su tránsito hacia Juárez.


Confundido

El asunto del caballo Sultán, un frisian holandés que montó el presidente López Obrador este domingo allá en Camargo, dicen los que saben de estas cosas, fue una gestión del presidente de Rosales Pepe Martínez y de Omar Holguín, presidente del Consejo Estatal de Morena.

Mismo caso de la banda que le tocó la Segunda de Rosales y Tabasco, y ya hablando en temas más serios, también fueron estos personajes quienes llevaron ante el presidente López algunas gestiones sociales, cosas sensibles y de utilidad para las comunidades, obras que se requieren para mejorar la conectividad del municipio, de esas que al parecer desconoce la Secretaría del Bienestar, pues durante los tres días en cuatro eventos, no hubo un solo dato qué presumir, nada de lo cuál enorgullecerse en seis meses de gestión en Chihuahua de la 4T, como si no existiera dicha instancia en el estado.

Por la "tropa" ha trascendido algunas acciones en la entrega de becas bienestar, es decir, por gente que directamente está trabajando en Jóvenes Construyendo el Futuro, Becas Benito Juárez, Becas al adulto mayor, etc. y  llama la atención la falta de datos y cifras ya no digamos alegres, cuando se presume que hay logros, lo primero que hacen las instancias, sobre todo de gobierno es presumirlas...

¿Qué ha traído la Secretaría del Bienestar a Chihuahua en seis meses? Quien sabe

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios