Sufren iraníes sanciones de Washington

AP

Teherán, Irán (25 junio 2019).- Conforme las sanciones estadounidenses a Irán se acumulan, es la persona promedio la que más sufre de las consecuencias.

Desde el artista urbano cuyo sombrero apenas tiene unas monedas, al bolso vacío de una joven que está por casarse, la falta de dinero a causa de las presiones económicas puede verse en todos lados entre los 80 millones de habitantes en Irán.

Muchos culpan al presidente estadounidense Donald Trump y sus posturas maximalistas sobre Irán, retirándose el pacto nuclear que Teherán firmó en 2015 con las potencias mundiales, e imponiendo aplastantes sanciones sobre Irán.

En las últimas semanas, Irán ha amenazado con romper el acuerdo a menos que las potencias europeas mitiguen lo que describen como la "guerra económica" de Trump. Irán también luce listo para responder a la creciente presencia militar estadounidense en la región, después de derribar un dron de Estados Unidos que, afirma, violó su espacio aéreo la semana pasada.

En respuesta, las autoridades estadounidenses han prometido nuevas sanciones.

Pero junto a Trump, muchos iraníes culpan a su propio gobierno, que ha ido de un desastre económico a otro desde la Revolución Islámica de hace 40 años.

"La guerra económica es una realidad y la gente está bajo una extrema presión", dijo Shiva Keshavarz, una contadora de 22 años que está por casarse.

"(Los líderes del gobierno) siguen pidiéndonos que seamos fuertes y soportemos la presión, pero podemos escuchar cómo se nos rompen los huesos".

Caminar frente a una casa de cambio es un dramático recordatorio de las adversidades que enfrenta la mayoría. Al momento del pacto nuclear, la moneda iraní se cambiaba a 32 mil ríales por dólar. En la actualidad, esas cifras se han disparado y un dólar supera los 130 mil ríales.

La inflación supera el 37 por ciento, según estadísticas gubernamentales. Más de 3 millones de personas, el 12 por c de los ciudadanos en edad laboral, están desempleados. Esa tasa se duplica entre los jóvenes con formación académica.

La depreciación y la inflación hacen que todo sea más caro desde las frutas y vegetales hasta los neumáticos y el aceite hasta llegar a los productos más costosos, como los celulares.

Un teléfono sencillo cuesta alrededor de dos meses de salario para un empleado de Gobierno promedio, mientras que un iPhone llega a costar 10 meses de salario.

"Debido a que está prohibido importar los teléfonos móviles, los traficantes deben contrabandearlos a precios del dólar en el mercado negro y venderlos a un alto costo", dijo Pouria Hassani, vendedor de celulares en Teherán. "No pueden esperar a que compremos caro y vendamos barato. Nosotros tampoco queremos perder".

Hossein Rostami, conductor de un mototaxi y mensajero de 33 años de edad, señaló que tan solo el precio de las pastillas de freno se ha quintuplicado.

"La causa de nuestro problema es la incompetencia de las autoridades", dijo a The Associated Press mientras otros choferes buscaban pasajeros por Teherán. "Nuestro país está lleno de riquezas".

En eso tiene razón: Irán cuenta con la cuarta mayor reserva comprobable de crudo en el mundo y la segunda mayor reserva comprobable de gas natural, solo detrás de Rusia.

Pero bajo la campaña de máxima presión de Trump, Estados Unidos le ha quitado a Irán la capacidad de vender crudo en el mercado global y ha amenazado con sancionar a cualquier nación que les compre.

El petróleo representa la tercera parte de los 80 mil millones de dólares anuales que el Gobierno invierte en Irán, lo que significa que una caída en los ingresos petroleros significa recortes a los programas de bienestar social y gastos militares.

Por: Redacción

Tips al momento

Insuficientes los golpes de realidad en Morena

Dice el diputado coordinador de Morena en el Congreso de Chihuahua Miguel Colunga que no hay ninguna denuncia en contra del súperdelegado Juan Carlos Loera de la Rosa por nepotismo ¿Pues qué más quiere, si la realidad la tiene frente a sí?

Para empezar la Secretaría de la Función Pública federal ordenó la suspensión de todos los involucrados y al parecer ésto no fue del conocimiento -convenientemente- del diputado aspirante a presidente municipal? ¿O es que el legislador en el momento más álgido del tema no comprobó por sí mismo la nómina transparente del gobierno federal? ¿Qué no vio con sus propios ojos los nombres de sobrinos, tíos, amigos, similares y conexos tanto de Loera como de otros servidores públicos federales en Chihuahua, Parral, Ojinaga, Delicias?

¿Qué más quiere el diputado? Quizá es demasiado pedir que sea él mismo quién exija una exhaustiva investigación a fondo, en vez de pretender que se ignoren los hechos de nepotismo -quién sabe si de algún otra irregularidad- en la 4T, la realidad para algunos aunque les golpee en el rostro, no es suficiente.


Pifia de la Fiscalía en TSJE

La absolución del ex auditor Esparza por el delito de abuso de atribuciones en su función pública, que a decir de Jorge Soto tiene que ver con borrar y ocultar información que no pudieron acreditar los Ministerios Públicos por estar más clavados en comprobar el peculado, tiene implicaciones serias al interior del Poder Judicial.

Cómo estará el tema de la absolución de Esparza  para que el magistrado presidente del Poder Judicial, Héctor Pablo González piense en crear tribunales especiales en materia penal para  atender única y exclusivamente los casos de la Operación Justicia Chihuahua, púes al parecer falta capacitación en esta nueva legislación para los juzgadores y  que atiendan únicamente casos que involucren a personajes que sigan teniendo influencia política y económica.


A tapar el pozo...

No dejará Loera que la “Marcha por el Hambre” organizada por indígenas de la Sierra Tarahumara llegue a la capital del Estado.

Hoy mismo se adelantó en el camino para encontrarlos en su viaje de San Juanito a la comunidad Las Cebollas para ofrecer el inicio de mesas de trabajo. El súper delegado federal ya sabía que comunidades indígenas se organizaban para una caravana desde Creel a Chihuahua y tal parece que no hizo nada hasta que no tuvo el problema enfrente.

Habrá que ver si los manifestantes ceden ante el súper delegado federal o si proceden con su marcha de 22 días hasta Chihuahua pues lo que ellos demandan está más claro que el agua: acceder a los apoyos del programa “Sembrando Vida” ¿A poco para eso se necesita armar mesas de trabajo?

Lo delicado de este tema es que se dejó crecer, se dieron "avisos" si se le quiere llamar de esta manera, sobre la inconformidad de los indígenas y ahora que se les salió de las manos al gobierno federal es menester que lo atiendan a satisfacción de los quejosos, porque es un asunto que si llega a escalar a otras dimensiones pudiera escapársele no solo a Loera de Chihuahua, sino a la titular del bienestar y al propio López Obrador, donde el concierto internacional ya tiene puestos sus ojos en esta humilde región de país que es Bocoyna y los municipios de la alta serranía chihuahuense.

¿Dónde está la congruencia de la 4T para con los más desprotegidos? O como dijo Javier Corral "Para los que menos tienen, los que menos saben y los que menos pueden"


¿Será?

Extraño ha parecido a las organizaciones que impulsan la realización del plebiscito el que a partir del pasado jueves que la alcaldesa María Eugenia Campos acudió a votar a favor de que se realice la consulta ciudadana, la afluencia de chihuahuenses para firmar se haya incrementado significativamente, pues el fin de semana contabilizaron hasta 400 personas, cuando anteriormente si mucho acudían 20 personas al día.

Otro aspecto que llama la atención es la notoria presencia de empleados del Municipio entre los firmantes.

Nayo Rodríguez, representante de la organización Wikipolítica, señalo que si bien la intención es realizar una consulta libre e informada, la gente llega sin tener conocimiento de lo que se trata, lo que ha hecho pensar que se trata de "acarreados".

"Vemos bien que la gente llegue y al mismo tiempo pensamos que no son las formas en un proceso como éste, pues en la democracia participativa las formas son fondo".

En tanto, la alcaldesa María Eugenia Campos ha rechazado que se obligue a los empleados del Ayuntamiento a que firmen a favor de que se realice el plebiscito y aclaró que  gente que ha asistido es porque tiene quieren un mejor alumbrado para la capital...  ¿Será?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios