PRI ¿Cambiar para seguir igual?

Manifesto
Alejandro Domínguez
Twitter: @AlexDmgz

La renovación de la dirigencia nacional del PRI está tomando un matiz que a mi gusto resulta demasiado complicado; las acusaciones de amenazas, las acusaciones de cargada y la incertidumbre de un padrón certero de militantes, son tres elementos que, en la orfandad de líder moral, resultan de alto riesgo.

Trato de explicarme, sobre el tema de la cargada no podemos perder de vista que el PRI, partido que nace en el poder, tiene un ADN muy característico, la manifestación de ciertos liderazgos, entre los que destacan los Gobernadores, loa dirigentes de sectores y organizaciones, los lideres de las bancadas en el poder legislativo y algunos más, siempre son un síntoma de por donde va la línea en un escenario de normalidad política; es decir, cuando existe el llamado fiel de la balanza, ya sea el Presidente de la República o un Gobernador de una entidad federativa.

Ante ese ADN, algunas expresiones se han dato, pero en un escenario que resulta distinto a los pasados; solo hay 12 Gobernadores del PRI en el escenario nacional y, en los estados donde no se tiene, se les culpa a los exgobernadores de los resultados electorales que se tuvieron en el pasado, ya sea por actos de corrupción, o bien, por los pleitos que entre ellos se suscitan por no querer dejar de ser o, bien por no permitir que transiten más en un sexenio.

Dicho esto entonces, las expresiones de los llamados líderes morales del Partido no son las más aceptadas entre la militancia, de la cual también hablaremos en términos numéricos; así mismo, también la lucha es por definir quienes permanecen o quienes se convierten en las figuras nacionales de liderazgo, eso es algo de lo que actualmente se vive.

Por otra parte, las amenazas que se han señalado por parte de una de las aspirantes, sobre mensajes de algún exgobernador donde le pide, de manera no muy comedida, que abandone sus aspiraciones en aras de tener una fórmula de unidad; de ser cierto, se pierde de vista que la expresión de unidad es distinta; es decir, se asumía de una forma al existir fiel de la balanza y, en los tiempos actuales, se debe construir bajo la lógica del diálogo y el acercamiento de posiciones sobre temas fundamentales.

Con un fiel de la balanza los grupos reconocen ese liderazgo; le dan su lugar, le permiten actuar, tal como los anteriores lo hicieron; esto no significa unanimidad en las ideas del fiel de la balanza, pero si reconocen un liderazgo que implica asumir la responsabilidad plena de los resultados, positivos o negativos que se presenten; así mismo, si el personaje es un eje articulador de los grupos, pues ese liderazgo se comparte en posiciones y en un ejercicio político de ganar ganar.

Pero, siguiendo con el ADN, es preciso saber que las cosas no pueden ser igual en un escenario desigual, se debe aprender a ser Partido, sin ser Gobierno; esto es hacer un ejercicio político de diálogo y acuerdo en donde se reconozcan las ideas, activos y representación, mucha o poca, de quienes están en una contienda; buscando que esas ideas permitan construir algo mejor, y de esa manera garantizar la unidad de un propósito, de una finalidad, no de una persona; por qué es en ese momento donde las cosas se empiezan a descomponer.

En este juego de acuerdos, la palabra y el cumplimiento de la misma, se convierten en un requisito sine qua non; no se puede hablar por hablar, negociar para salir del paso y después, como pasó en chihuahua, incumplir los acuerdos, porque eso daña al incumplido, pero afecta la credibilidad de la institución que representa.

Pero ahora vamos con el padrón de militantes; el Estado de  Chihuahua se sitúa dentro de las 5 entidades federativas con mayor número de membresía acreditada ante el INE; debo decir que, equivocadamente, después de la eleccion de 2012 se entregó un padrón de poco más de 450 mil supuestos militantes; este hecho se buscó desde septiembre de 2013 modificarlo, porque no es una realidad; imagínese si esto fuera real el Gobernador del Estados de Chihuahua sería Enrique Serrano y no Javier Corral; entonces partimos de un dato impreciso, en cuanto a número de militantes que podrán participar en el proceso interno; y aquí una interrogante más, ¿habrá simulación? O ¿los votos serán reales?; porque si se miente se partiría para la eleccion de 2021 de un piso electoral falaz; y si son pocos los participantes, entonces se hará realidad la situación de credibilidad que tiene la dirigencia estatal actual para convocar a un proceso interno como el que actualmente está en marcha.

Así pues, entre cargada, negación o aceptación de la misma; amenazay el padrón de dudosa procedencia, se inicia un proceso interno; aunado a ello, habrá que ver cómo se van acomodando a nivel nacional algunos actores políticos; porque así como que con muchas ganas no andan.

Tips al momento

Castigo divino

Vaya que le ha llovido en su milpita al gobernador de Puebla Miguel Barbosa Huerta, después de su ocurrencia de sugerir que la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle había sido castigo divino, no ha faltado quién le exija y le demande que se retracte de sus dichos, aunque no faltó también quien saliera en su defensa.

Legisladores de todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión se unieron a las expresiones de sanción y de rechazo a los dichos de Barbosa Huerta, Ricardo Monreal el líder de Morena en el Senado dijo que si bien se respetan las expresiones de el mandatario poblano, se debe tener mucho cuidado con lo que se dice en nombre del Creador.

Por otra parte la diputada Laura Rojas, la senadora Nadia Navarro, la senadora Nancy de la Sierra, la coordinadora del PRD en San Lázaro Verónica Juárez y muchos otros más se unieron en este rechazo hacia los comentarios, por decir lo menos, insensibles fueron expresados por el gobernador del estado de Puebla.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios