Algunas consideraciones sobre el nuevo ciclo escolar

Variables
Jacinto Gómez Pasillas

A propósito de la temporada de inicio del ciclo escolar 2019-2020, que como  otras de orden social o económico que se presentan en el año, son motivo de análisis crítico y discusión tanto mediática como ciudadana; comentaré brevemente sobre los temas de la coyuntura.

Primero, sobre el apoyo directo y sin intermediarios a los planteles escolares (con base en la Reforma Educativa vigente) para el mejoramiento material de las Escuelas de Educación Básica que ha sido de siempre “Talón de Aquiles” para el Sistema Educativo Público y que es un factor de peso para limitar el desarrollo normal de las actividades escolares y el aprovechamiento de los educandos, entre otras repercusiones negativas.

En julio pasado, el Presidente de la República anunció un nuevo programa que buscará establecer Comités de Maestros, Padres de familia y Alumnos en cada escuela; para entregarles recursos de manera directa, para construcción y reparación de aulas y el mantenimiento y mejoramiento de las escuelas.

Este programa será sin duda benéfico, además de necesario para atender un problema crónico de carencias materiales de las Escuelas Públicas del País. Para ello, se tiene que prevenir, corregir y tomar experiencia de programas fallidos y generadores de corrupción del pasado inmediato, para que esta vez se tenga éxito en su aplicación efectiva y eficaz (que no es lo mismo).

Recordemos al respecto, que en el Sexenio pasado se creó un programa educativo (entre muchos otros) denominado “Escuelas al CIEN”, con el que el Peñismo presumía una supuesta mejora material de los planteles escolares con promocionales de T.V., Radio y Medios Impresos en que se afirmaba “… ahora tenemos bebederos y los baños están mejores…”

Ese programa del Régimen anterior, buscaba (según ellos) rehabilitar y/o mejorar los centros educativos del país, distribuyendo los recursos a los Estados, a través del INIFE (Instituto  Nacional de Infraestructura Educativa) antes llamado CAPCE; para diversas mejoras como reparación de muros, techos, ventanas, pintura, servicios sanitarios, mobiliario y equipo, instalaciones eléctricas, etc.

Lamentablemente el Programa fue sólo parcial en su aplicación y uno de los nudos de corrupción de ese régimen

Al respecto, la Auditoria Superior de la Federación advirtió entonces, que en 2016 para este Programa (Escuelas al CIEN) sólo se ejerció el 30% del dinero destinado al mejoramiento  de Planteles Escolares; encontrando en sus investigaciones que sólo 2,650 escuelas presentaron obras terminadas, en tanto que para 2,981 escuelas, las autoridades representativas no reportaron ejercicio de los recursos al fin de 2016 (actos de corrupción sin duda).

El entonces titular de la SEP (el “ inefable” A. Nuño) afirmó entonces que en los siguientes dos años (2017-2018) se destinarían hasta 50 mil millones de pesos para dejar en “ condiciones dignas” a 33 mil escuelas de educación básica.

A falta de recursos, el Gobierno Federal (de E.P.N) a través de SEP, desarrollo incluso un Plan de Deuda del Estado para darle soporte presupuestal a este Programa, mediante BURSATILIZACIÓN a través de la Bolsa Mexicana de valores, mediante “Certificados de Infraestructura Escolar Nacional” (CIEN), pagaderos a un plazo de 25 años.

Según análisis de Investigadores y Centros de Estudios como el CESOP, dicho FONDO tuvo un monto de 21 mil 697 millones de pesos en 2017 y presumiblemente en 2018 tendría 23 mil 443 millones de pesos más.

Estos recursos supuestamente serían entregados a los Directivos de Escuelas y de Sociedad de Padres, por supuesto a través de intermediarios (en el INIFE y sus similares en los Gobiernos Estatales). Finalmente este programa de “ESCUELAS AL CIEN” (no al 100) fué fallido en gran parte y sospechoso de manejos corruptos por las autoridades implicadas.

Por otro lado, se anunció que estaba en estudio la posibilidad de desaparecer el Instituto  Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFE por sus siglas).

Sí se dá como una sustitución por un organismo similar o  a través de una reestructuración o modificación a fondo del mismo, sería entendible y necesario, pues este organismo igual que su antecesor el “Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas”  (CAPFCE, por sus siglas) fueron fuentes generosas de actos de corrupción). Pero hay que señalar que la sustitución o transferencia de sus funciones no vaya a significar una dispersión de las mismas, que pueda resultar contraproducente o paralizante de la realización de Proyectos Educativos Completos (V.g. Edificios Completos no aulas o anexos) de todos los niveles educativos, no solo de Educación Básica.

Por otro lado está el tema que se pone de moda al inicio de cada ciclo escolar, referente a las “cuotas escolares” y la “Gratuidad de la Educación Pública”.

Este es un tema en que vale la pena repasar conceptos, despejar prejuicios (en lo posible) y presentar algunos comentarios para una mejor comprensión de la realidad educativa. Intentémoslo  en la próxima colaboración.

Adenda: El martes 20 del presente mes se celebró en el Senado de la República un importante evento denominado “Conversatorio México, Integración Económica Mundial y Política Comercial del Gobierno de la 4T y su Impacto en la Hacienda Pública”, tan largo en su nombre como importante en su contenido y aseveraciones de los ponentes participantes.

Destaco por su importancia especial algunas de las afirmaciones del Dr. Arturo Herrera, Srio. de Hacienda del Gobierno Federal:

El Dr. Herrera resaltó la importancia de la Economía Digital en México, con una tasa de crecimiento del 11% y que para nuestro país representa ya  ¡el5%!  del PIB (Producto Interno Bruto), es decir 1.25% Billones de pesos. De ahí –dijo- la necesidad de ajustar el marco normativo en México y el mundo.

Comentó que respecto a dicho ajuste, a nivel internacional hay dos posturas: la que busca el pago de impuestos DONDE SE CONSUMEN LOS PRODUCTOS (que es lo correcto) y quienes quieren que se  pague en el país sede de las empresas digitales, y agregó “No sabemos cuáles sean los detalles, pero se espera que sea un acuerdo a nivel internacional”.

También reiteró el Secretario de Hacienda que por ello, es inminente la implementación de un impuesto sobre aplicaciones de internet (para compra-venta de productos y servicios), no solo en México, sino en todo el mundo.

El tema da para que ampliemos comentarios posteriores y la correlación con otros aspectos sobre el Sistema Fiscal Mexicano.

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios