México tiene que hacer más para frenar migración: EU

El Gobierno estadounidense insistió este lunes en que México debe "hacer más" para contener el flujo de indocumentados por su territorio y exigió, en concreto, expandir el alcance de un programa por el que los inmigrantes que piden asilo en Estados Unidos deben esperar en territorio mexicano a que se tramite su solicitud.

La advertencia llegó un día antes de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, reciba en la Casa Blanca a una delegación liderada por el canciller de México, Marcelo Ebrard, para repasar los avances en el acuerdo migratorio bilateral alcanzado en junio, y que evitó la imposición de aranceles estadounidenses al país vecino.

"Necesitamos que México haga más. Necesitamos asegurarnos de que están manteniendo sus esfuerzos", dijo en una conferencia de prensa el encargado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP), Mark Morgan.

El jefe de la CBP confirmó que, en agosto, su agencia detuvo o consideró inadmisibles a 64 mil 006 indocumentados en la frontera sur de EU, lo que refleja un descenso del 56% desde el pico de 144 mil 255 alcanzado en mayo, como adelantó Ebrard el viernes.

En total, las autoridades fronterizas detuvieron a 50 mil 693 personas frente a las 71 mil 982 de julio, señaló la CBP en su página web, que reveló que otros 13 mil 313 inmigrantes que se presentaron en los puertos de entrada de la frontera sur no fueron admitidos.

De la cifra de detenidos, 25 mil 057 conformaban una familia (que las autoridades definen como individuos acompañados de un menor, un progenitor o un tutor legal), 21 mil 907 eran adultos solos y tres mil 729 menores no acompañados.

Sin embargo, y a pesar de los "pasos significativos y sin precedentes de México" para reducir esa cifra, Morgan opinó que "tienen que hacer más".

En concreto, aseguró que la Guardia Nacional mexicana debe "mantenerse en la tarea" de contener la entrada de indocumentados, en su mayoría centroamericanos, que llegan a la frontera de Guatemala con México.

También exigió que las autoridades mexicanas "sigan trabajando" con las agencias de inteligencia estadounidenses y que "mantengan y expandan el Protocolo de Protección de los Migrantes" (PPM).

La política estadounidense de PPM, más conocida como "Permanezcan en México", permite a Washington devolver al país vecino a aquellos indocumentados que llegan a la frontera y solicitan asilo (sin importar de dónde provengan) para que esperen allí a que se resuelvan sus casos en EU, un proceso que puede durar años.

Esa iniciativa comenzó a aplicarse a comienzos de este año en tres puntos de entrada en la frontera común y, en junio, dentro de las negociaciones para evitar la imposición de aranceles estadounidenses, México accedió a expandir la implementación del programa a lo largo de toda la zona limítrofe.

Morgan no aclaró cómo quiere EU que continúe ampliándose ese programa, que ya ha generado críticas por la dificultad de los abogados estadounidenses para defender a los inmigrantes que están en México y por los peligros que pueden enfrentar los indocumentados que esperan en algunas zonas de ese país, como Tamaulipas.

El jefe de CBP se mostró además "escéptico" sobre las perspectivas de cooperación con México a largo plazo, y "preocupado" por la posibilidad de que el país vecino y los de Centroamérica "no puedan sostener el nivel de compromiso que tienen ahora".

Morgan corroboró, además, que Washington sigue "absolutamente" interesado en impulsar un acuerdo de "tercer país seguro" con México, que podría permitir a EU rechazar a los solicitantes de asilo si no han buscado primero refugio en el territorio mexicano.

El Senado mexicano ha rechazado esa posibilidad, y la Cancillería ha dejado claro que tampoco está abierta a ello, por lo que no está claro si Pence lo planteará como punto clave este martes.

"Seguimos hablando (sobre un posible acuerdo de 'tercer país seguro') no solo con Guatemala, Honduras y El Salvador, sino también con Panamá y con cualquier país que pueda cooperar en esto", subrayó Morgan.

El Informador

Por: Redacción2

Tips al momento

La transparencia tricolor

También los partidos políticos parecen aprovecharse de las trabas del sistema de transparencia para darle la vuelta a los asuntos que debieran enfrentar. Resulta y resalta que en el Revolucionario Institucional hay por lo menos 10 ex trabajadores -uno de ellos ya tenía 17 años de antigüedad- que aseguran, fueron despedidos de manera injustificada y sin un solo peso por concepto de liquidación y esa costumbre de correr a la gente parece que viene desde que Liz Aguilera estaba al frente de la dirigencia estatal y continúo hasta la actual presidencia que encabeza el diputado Omar Bazán Flores.

Total que el diputado y dirigente del PRI les respondió a los inconformes una solicitud de transparencia en donde le pedían los nombres, cargos, años de experiencia, percepción salarial y monto de la indemnización de todos los empleados que Bazán Flores ha corrido del partido y la respuesta, escuetamente fue un “no hemos corridos a ningún empleado”… si bien rumoran que a mucha gente le dejaron de renovar el contrato laboral, también se dice que a muchos los corrieron a la mala, seguramente buscan quedarse con el mínimo de plantilla laboral porque el partido ya no gana lo que antes, cuando eran la primera fuerza política pero no se vale que se deshagan de la gente que por años les ayudó sin siquiera darles la liquidación que les corresponde.

Se sabe además que el pasado 2018 hubo gente despedida cuya antigüedad llega al cuarto de siglo y que se encuentra en la misma situación...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios