Javier de la Fuente

Una reflexión personal
Luis Villegas Montes
luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

Ayer andaba en Juárez ocupado en menesteres propios de mi encargo; detallarlos aquí, escapa al propósito de estos párrafos. Sin embargo, por razones que también escapan a ese propósito (de seguir en este plan esta va a ser la reflexión más corta escrita jamás por mí), el asunto es que me hospedé en casa de mi amigo Javier de la Fuente.

A Javier lo conocí en México no sé porqué; digo, sí sé, pero no sé porqué lo conocí hasta entonces; siendo, los dos, panistas de hueso colorado de toda la vida, lo lógico es que nos hubiéramos topado antes pero no; ni en cuenta; de repente, ahí estaba él, de secretario particular de Javier Corral; y yo, de achichincle multiusos.

El caso es que, al poquito tiempo, ya éramos amigos y así hemos seguido hasta el día de hoy. Ha habido altibajos en la relación —sin llegar a enfriarse—, por la simple razón de que él se quedó en México y yo me regresé; luego se trasladó a Juárez y así; me acuerdo particularmente del 2016 porque fue nuestro gentil anfitrión con motivo de la visita del Papa Francisco a Chihuahua y pues… había que ir; y fuimos. Javier, como siempre, se lució en su anfitrionía espléndida. Al efecto, recuerdo con nostalgia un desayuno típico de un domingo cualquiera allá en el otrora DF: café, pan de dulce y huevos montados en un delicioso tamal oaxaqueño.

Bien, pues ayer nos fuimos de patita de perro a un lugar de cuyo nombre no puedo acordarme. Antes del arribo, Javier me hizo algunas advertencias puntuales e, incluso, tomó sus precauciones; resulta que, por un módico precio, servían un kilo de costillitas de dudosa procedencia y un balde de seis cervezas; una semana antes, según me contó, había ido él acompañado de algunos amigos y casi se dejaron la dentadura por lo duras y chiclosas; con el cuento de que la oferta no especifica la procedencia del famoso platillo, ayer le pidió al camarero una especie de prueba de amor; o séase, un platito de muestra y sí, la cosa marchó de maravilla por un rato, porque nos llevaron unas costillitas con barbaquiu y prácticamente las devoramos.

Javier pidió su mitad cocida “término medio”; y yo, como siempre, achicharrada; ya saboreaba yo esos trocitos de carbón envueltos en tortilla, cuando llegó la realidad a ponernos, de golpe, en nuestro lugar. Ni modo.

No obstante, estas líneas no me las dictaron las méndigas costillas (seguramente de caballo); sino que el lugar, aparte de todo, como variedad ofrecía la de música karaoke y ahí fue donde torció la puerca el rabo porque yo solamente iba a cenar y pues no.

El asunto es que, como suele ocurrir en esos lugares, unos cantan bien, otros mal y de algunos mejor ni hablar. Entre los primeros, recordé algunas canciones (que ni Javier conocía; y eso que tiene sus añitos) y escuché otras que, ¡ay, dolor, ya me volviste a dar!

En esas estábamos, de un lado para otro, de la satisfacción al desastre, cuando en primerísima fila apareció Gaby —quien, para mayores datos, ha de tener unos trece o catorce meses de embarazo, o va a parir sextillizos, porque aquello era de no dar crédito— y nos maravilló con su majestuosa voz. Gaby cantó y, por unos instantes, me deslicé en esa certidumbre extraordinaria de estar vivo; realmente vivo, con una compañía entrañable y la constatación de que existen personas con talentos singulares que sirven para reconciliarnos con el hecho de estar vivos.

Al rato Javier se animó a echarse él también sus gorgoritos y donde dije no, que no que no, María Cristina, queno, queno, fue cuando me invitó a acompañarlo en alguna pieza. Yo no canto ni aunque me paguen y, en todo caso, la única melodía con la que suelo endulzar el oído de mi audiencia es esa de Emilio Guerra, el prometido de Estela (me niego a hacerle propaganda a la malvada, y celosa —e ingenua—, Laurita Garza). Como sea, nos fuimos temprano a dormir porque había que madrugar.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Tips al momento

LeBarón: el parteaguas de la masacre

La incursión histórica del FBI respecto al caso de la masacre de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, en los límites con Chihuahua, representa no solamente el gran reto de lo que sucede actualmente por el embate de la delincuencia organizada en México, sino también varios temas que habrán de tenerse muy en cuenta para el futuro inmediato, uno de ellos cuál va a ser la relación directamente del combate de México contra el narcotráfico después de que el propio FBI haya estado otra vez en territorio mexicano, en este macizo continental, investigando precisamente a los cárteles de la droga, concretamente al de “La Línea”, a quien se responsabiliza como el autor intelectual y material del múltiple homicidio de los miembros de la familia LeBarón, y qué va a pasar entonces con la correlación interna de la delincuencia hacia el Estado Mexicano fallido, y también por otra parte, el que Estados Unidos ya una vez con permiso se haya internado en territorio local para investigar al narcotráfico, sino aprovechará para que una vez que le abrieron la puerta se meta totalmente por el zaguán para intervenir de esa manera en contra de la delincuencia organizada en el país.


Encuesta les impone a Cruz en Morena vs Cano para el 21 ¿y los otros?

Por el Sendero De Amlo va Cruz Pérez Cuéllar al aparecer  en mecanismos de consulta pro Morena para posicionarse entre los mismos militantes como el supuesto aspirante oficial del partido para la gubernatura del Estado, ya hasta aparece en Chihuahua entre los próximos postulantes a la gubernatura junto a Alejandro Cano por el PRI.

No generaría especulación esta proyección de candidateables, sino fuera porque se trata de una encuesta telefónica pro Morena que excluyen a otros personajes que en otras ocasiones le han superado en preferencia o aquellos que también han sonado desde Alfredo Lozoya hasta María Luisa Alcalde o Juan Carlos Loera, Tony Meléndez o Graciela Ortiz.

 


Se quejan de Ávila y llega subdelegado a la sesión

Terminó Georgina Bujanda de quejarse de la falta de atención que ha recibido de Fernando Ávila, secretario técnico de Seguridad y Pacificación Ciudadana, cuando a los minutos arribó a la sesión el encargado operativo de la delegación federal, Pedro Torres Estrada.

Fernando Ávila no contesta mensajes ni llamadas a la diputada del PAN, Georgina Bujanda y eso que es la presidenta de la Comisión de Seguridad del Congreso local para invitarlo a que acuda a reunión de mesa de seguridad con autoridades estatales y legisladores.


AMLO y su actuar sobre la inseguridad

Valdría la pena, después de lo que está pasando en estos tiempos en el país, donde históricamente la delincuencia organizada ha provocado masacres un día sí y otro también, sitia pueblos enteros, atenta contra la gente, mata inocentes, aniquila políticos, como la serie de homicidios contra alcaldes en los últimos días; masacra niños y los calcina, como en el caso de los LeBarón; sitia todo un pueblo, como lo que pasó en Culiacán; todos los días asesina, llevando el índice de récords de homicidios nunca antes registrado, incluso a nivel mundial, lo que nos hace más peligrosos que hasta Siria en el mapa mundial.

¿No sería entonces prudente que López Obrador, quien ha llevado una política, además de irresponsable e indolente, simplista, de abrazos y no balazos, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas que es, encabece un batallón para enfrentar a la delincuencia organizada y se dé cuenta de la dimensión del problema?

¿No sería no solamente necesario, y no digamos valiente, sino una necesidad de un patriota como se autocalifica López Obrador, de ir a los campos de batalla para ver cómo está la situación, cómo queman a los niños, cómo matan a mujeres embarazadas, cómo asaltan y violan a féminas inocentes, cómo se meten a las viviendas de gente trabajadora y humilde para robar?

¿No sería bueno para que sintiera lo que es su política y la enorme responsabilidad? ¿No sería también su deber ir al campo de batalla como comandante en jefe, y vea la humillación que han sentido los soldados frente a la delincuencia organizada y los criminales, como ha pasado en todas partes, y principalmente en Culiacán?

¿No sería bueno que fuera a los funerales para ver el dolor de las víctimas, como en el caso de la familia LeBarón, y tantas y tantas familias, miles de ellas, que han sufrido el flagelo de la inseguridad?

¿No sería la mejor idea que él hiciera eso en su obligación y papel como Presidente de México?... Quizás si se hiciera este ejercicio, AMLO pudiera cambiar de opinión…

 


Rosy Gaytán, tiro cantado por la alcaldía de Chihuahua

Ya está más que cantado, Rosy Gaytán será la próxima candidata a la alcaldía de Chihuahua por el PRI y su estrategia es simple, embestir a Maru Campos, cualquier tema, movimiento o detalle del ayuntamiento serán herramientas con las que pretende la coordinadora de los tricolores en el Congreso posicionarse.

En las comparecencia del Secretario de Obras Públicas, Gustavo Elizondo, Rosy Gaytán expresó abiertamente y ahí están las grabaciones que le deberían dar clases a la alcaldesa Maru sobre el esquema de bacheo y ahora se ha centrado en combatirle con la estructura del PRI a la alcaldesa el resultado en contra del proyecto de luminarias.


Walmart, al margen del Buen Fin

Walmart de México tiene claro que en el comercio todo se vale y ha preparado su campaña de ofertas y promociones "El fin de semana irresistible" que iniciará el miércoles 13 a las 10 de la noche en las cadenas Walmart, Bodega Aurrerá, Sam's Club y Superama, con lo que se adelanta a El Buen fin que se desarrollará del 15 al 18 de noviembre.

Y aunque no fue visto con buenos ojos por la Canaco que impulsa El Buen Fin, e incluso fue considerada como una práctica desleal, al final se trata de una economía de libre mercado y quien quiera competir con esta cadena, pues tendrá que ofrecer las mismas ofertas o superarlas.


El crimen a sus anchas en Chihuahua

Sin cuidado anda el crimen organizado en Juárez pues aunque este viernes Javier Corral Jurado tiene agenda pública en aquel municipio, para medio día ya se habían registrado tres amenazas de bomba, una de ellas a unas calles de dónde se encuentra el gobernador conmemorando los 10 años de la sentencia del Campo Algodonero.

Por el contrario, ha de ser la Fiscalía General del Estado quien anda preocupada por la violencia que no cesa en la fronteriza Juárez, pues desde el miércoles andan las balaceras y la quema de vehículos a todo lo que da, muy al estilo de Culiacán, dicen algunos… habrá que ver si el mandatario concluye la agenda pública o por recomendación de su equipo de seguridad, se retira del municipio.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios