¿Qué es la conformidad social?

Gajes de la vida
Alicia Soto
alysotoc@gmail.com

Alicia Soto

Cuando escuchamos la palabra conformidad, regularmente la asociamos a una característica social no muy agradable, ya que dentro de nuestra cultura occidental, el ser diferente, independiente e individualista, se considera un rasgo atractivo. Sin embargo, la conformidad o condescendencia social no sólo significa actuar como los demás, si no que implica también que la manera de actuar de los demás nos afecta directamente. 

En otras palabras, significa comportarse de manera distinta a como lo haríamos solos (Myers, 2005). Por mencionar un ejemplo, el pasado 26 de septiembre personas encapuchadas que se mezclaron con asistentes de la marcha del quinto aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, realizando numerosos destrozos y vandalismo; entre ellos  la quema de una librería bajo el grito “leer es para los burgueses”.

En el caso anterior, queda expuesto que la conformidad es un cambio en la conducta o las creencias, de acuerdo con los demás. En otras palabras, muchas personas actuaran de manera diferente a lo habitual cuando se encuentras entre una multitud. De tal manera que muchas de nuestras actividades cotidianas, pueden ser conformismo, todo depende de nuestro comportamiento fuera y dentro del grupo; por ejemplo: si regularmente usted consume  una marca determinada de cerveza, pero cuando esta con sus amigos toma de otra (la que la mayoría eligió) eso es conformismo; si usted escucha determinado tipo de música, pero cuando esta con la familia escucha otra, eso es conformismo. De tal manera que existe un ligera línea entre lo que realmente queremos y lo que es aceptado por lo demás.

El conformismo tiene dos vertientes importantes, la obediencia y la aceptación. En la primera la línea las personas se apegan a las expectativas sociales, sin pensar realmente porque lo hacen. Regularmente, existe una figura de autoridad que busca la sumisión y la voluntad explícita de ejercer influencia, un ejemplo sería las comunidades Amish en las cuales se espera que los niños sean obedientes a sus padres en todos los aspectos.

Por otro lado, está la aceptación que a diferencia de la obediencia no se exige la sumisión; si no que creemos firmemente en las ideólogas del grupo, por ejemplo: compramos smartphones porque estamos persuadidos de que es nuestra mejor opción. Sin embargo, muchas veces la aceptación también puede ser influencia de la obediencia; regresando al ejemplo de los Amish, si bien a los niños se les exige la obediencia, cuando son mayores, durante la adolescencia (alrededor de los dieciséis años), algunos padres permiten a los jóvenes pasar por un periodo conocido como rumspringa. En esta etapa, se les permite experimentar más ampliamente con el «mundo» durante un tiempo, de tal forma, que ellos eligen cuál es el modo de vida que quieren. Generalmente, muchos jóvenes deciden regresar a la comunidad amish, demostrando que a veces la aceptación está influenciada por la obediencia.

De esta forma, aunque creamos firmemente en nuestra individualidad, en muchas ocasiones solo es un reflejo de la conformidad social que experimentamos día a día.

Tips al momento

Segob reporta desapariciones en Chihuahua

Deacuerdo a datos de la Segob, de las personas desaparecidas el 28% de las víctimas tienen entre 15 y 19 años.

En las entidades federativas ocurrieron  mil 835 desapariciones de mujeres en los últimos 60 años. En este lapso, en Chihuahua se reportan 548 personas desaparecidas.

Este fenómeno ha impactado al grupo femenino donde las mujeres de 24 años forman parte del segundo rango de edad más afectado,  se habla de 1945 casos, le siguen las cifras de niñas de 10 a 14 años un total de  mil 850 casos.


Desaparecen armas en Chihuahua

Hay  819 armas de los cuerpos de seguridad pública del Estado de los estados del país que han sido robadas o extraviadas.

De estas 600 armas 219 son largas asignadas a elementos de seguridad pública local. En el caso de Chihuahua reportan un total de 44 armas extraviadas.

 


Ni Amlo, ni Durazo ponen atención al ataque en Madera

El presidente López Obrador y Alfonso Durazo  no se han pronunciado sobre el ataque en la localidad de Madera, donde incendiaron 22 casas y 7 vehículos.

Se desconoce si hubo personas levantadas y desaparecidas,  sin embargo luego de 48 horas fueron enviados elementos de la Guardia Nacional y ningún funcionario federal ha tomado la investigación para darle seguimiento.

Es urgente que el presidente y Durazo brinden atención a las familias atacadas cualquiera que sea este el motivo, pues aunque se habla que las víctimas son de un grupo delictivo opuesto, sin embargo es la población civil a quién se le ha abandonado.

 

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios