El gran Mago de Oz: Pasado, futuro y ¿el a través?

Colaboración especial
Alexandra Medellín
Facebook: @AleMvaz
alexandra.medellin.v@gmail.com

¿Recuerdas ese famoso cuento del Mago de Oz?, esa historia en la que Dorothy (la protagonista) es absorbida por un tornado y aterriza en la tierra de Oz, ella se encuentra con tres amigos a los que, al igual que a ella, algo les falta. Todos los personajes pasan por situaciones de aventura en las que se ponen en peligro, se divierten y al final obtienen lo que buscaban.

Ese célebre cuento merece una reflexión sobre la inercia de la vida, Dorothy está siempre enajenada en volver a su casa y no aprecia el camino. Mucho tiempo pensé que el propósito de la historia implicaba que lo mejor siempre era regresar al hogar, ahora, mirando en retrospectiva, podemos decir que el cuento es un simbolismo de la vida misma.

Por ejemplo el hogar, todo es cómodo y aparentemente bueno, pero todo es gris, en blanco y negro, podemos decir que metafóricamente esa sería la zona de confort, ese lugar tan mullido donde nos encontramos cómodos pero no pasa nada ahí. En la tierra de Oz en cambio, todo es a color, hay magia, brujas, hechiceras y cosas extraordinariamente fantásticas, villanos, amigos y aprendizajes, esto nos lleva a pensar que la tierra de Oz, como simbolismo son las travesías, los problemas, las victorias, la vida misma, que implica forzosamente tomar decisiones y riesgos para lograr lo que nos proponemos. También podemos ver los deseos de cada uno de los personajes: Dorothy desea volver a su casa con su familia, el León desea encontrar su valor, el hombre de hojalata quiere un corazón para sentir amor, y el espantapájaros anhela inteligencia, cada uno de ellos está recordando su pasado, añorando un futuro en el que vean sus deseos cumplidos, pero pierden de vista lo que sucede en medio de su pasado y su futuro, invariablemente en la vida esto representa los sueños, proyectos y deseos de cada uno, que normalmente pensamos que nos traerán felicidad cuando se cumplan, pero olvidamos disfrutar el trayecto que nos lleva hacia ellos.

Como ya mencioné, en la Tierra de Oz todo es a color, es en ese lugar donde está la belleza. Llevar esta metáfora a la vida implica que el camino que transitamos para cumplir nuestras metas, sueños y deseos es donde vamos a adquirir experiencias (bonitas y no tan bonitas), pero normalmente estamos tan enajenados pensando en llegar a la meta que olvidamos experimentar plenamente los aprendizajes que se van presentando mientras llegamos a una meta. En el momento menos pensado la vida pasó sin haberla disfrutado añorando un futuro sin estar presente.

La moraleja del cuento del mago de Oz implica primero que vivir en una zona de onfort puede ser muy cómodo, pero nada pasa, todo es plano, gris y carente de magia o emoción. El torbellino es la o las situaciones que la vida nos presenta y que nos obliga a salir de esa comodidad, es lo que nos incomoda y nos obliga a cambiar. La tierra de Oz es donde hay magia, color, emociones, invariablemente es el sendero en el que encontramos obstáculos, tal vez algunos enemigos, pero también amigos, es en donde la vida se expresa y nos brinda enseñanzas, emociones, aventuras, penas, alegrías, victorias, he ahí donde debemos estar atentos y disfrutar plenamente, porque es el proceso, el intermedio entre el pasado y los sueños proyectados  a futuro en donde se adquieren conocimientos, amistades, aventuras, etc. Finalmente, nuestros sueños, deseos y metas, que proyectan la vida en el futuro, al igual que los personajes del cuento, todos tenemos metas, esto nos da un propósito y nos obliga a caminar a través de una ilusión que anhelamos materializar, una vida sin sueños o metas nos sumiría en la depresión y seríamos muertos en vida, la vida con propósito nos impulsa a mejorar y sólo cuando hemos logrado evolucionar podremos ver materializados los sueños, es decir, obtener el triunfo buscado.

¿Cómo podríamos resumir la moraleja del cuento?, muy sencillo, todos tenemos una meta que cumplir, nadie vive por inercia (sería demasiado triste), pero las metas no se van a cumplir a menos que tomemos la decisión de salir del lugar en el que nos encontramos, nada ocurre si nos quedamos quietos, puede ser por decisión propia, o porque alguna circunstancia de la vida nos orille a cambiar y a actuar, es perfecto trabajar por una meta, pero no debemos permitirnos vivir en una proyección hacia un futuro que aún no existe, es decir, hay que disfrutar el proceso por el que tenemos que pasar para cumplir el anhelado sueño. Debemos tener la intención de mantenernos abiertos al cambio para fluir, estar dispuestos a trabajar por nuestros propósitos, mirar el pasado con gratitud porque es lo que nos ha traído al lugar en el que nos encontramos, pero también  a rendir honor y agradecimiento a nuestro presente, que invariablemente es en el que nuestra vida está ocurriendo: disfruta el trayecto.

Opiniones

Tips al momento

Aumentar sanción contra la corrupción generaría confianza

La encuesta Los mexicanos frente a la corrupción y la impunidad señala que la mayoría de ciudadanos confía en que la corrupción se puede eliminar y permitiría recuperar la confianza de la población con la probabilidad de aumentar la sanción.

La corrupción impactar en la pérdida de riqueza, por ciudadano es de 4 por ciento del producto interno bruto per cápita por país, aunado a que la  impunidad en casos de corrupción es de 99 por ciento.

Por cada 100 actos de corrupción, 23 son denunciados, pero sólo uno tiene algún tipo de consecuencia.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios