Migración de centroamericanos

Variables
Jacinto Gómez Pasillas

Otra vez las “caravanas”  masivas de migrantes centroamericanos  es tema de debate y de manipulación política.

Los periódicos y noticieros de televisión han dado cuenta del tema, desde que a principios de año se informó que  “activistas” en Honduras estaban “invitando a sumarse a una nueva caravana de migrantes” a fin dirigirse a EU para buscar ingresar como refugiados, omitiendo aclarar las prohibiciones norteamericanos para él ingreso de nuevos migrantes particularmente centroamericanos.

La información de medios del pasado  martes 21 de enero puede resumirse en el siguiente texto de medios periodísticos nacionales: “La Guardia Nacional contiene a migrantes en la frontera sur a “cientos” (más bien miles) de personas, en su intento de ingresar A LA FUERZA Y SIN CONTROL, por la porosa frontera con Guatemala. El enfrentamiento del lunes 20 de enero dejó cinco elementos de la Guardia heridos y varios migrantes lesionados.”

Estas acciones de contención del Gobierno Mexicano para tratar de detener al máximo posible la virtual invasión de migrantes hondureños (y algunos guatemaltecos) generaron que las “Buenas Conciencias” de políticos y “derecho–humanistas” de algunas ONGs salieran a aprovechar la coyuntura para denunciar y tundir al Gobierno Mexicano de aceptar el supuesto rol de “MURO de TRUMP” e impedir el libre paso de la “Caravana de Migrantes” (estimada en 5 mil personas aproximadamente).

  • Estos señalamientos pueden resumirse en la declaración de Porfirio Muñoz Ledo que condenó la “SALVAJE AGRESIÓN cometida por la Guardia Nacional contra migrantes centroamericanos”, mencionando interpretado a su conveniencia, que el Gobierno Federal violó y no respecto el artículo 11 de la constitución, que garantiza la Libertad de tránsito por territorio nacional.

Al respecto, vale más una imagen que mil palabras, todos los televidentes pudimos ver a los migrantes abalanzarse con empujones y objetos contundentes contra la línea de guardias nacionales y la pedriza de que les hicieron objeto, en diferentes tomas que demuestran la violencia y agresividad por parte de los supuestos débiles migrantes.

Vino a darles vuelo a las “denuncias” referidas, la declaración del Srio. De Estado norteamericano (tan agradable como su jefe) agradeciendo al Gobierno Mexicano la contención de migrantes, y a Guatemala y Costa Rica por sus acciones para prevenir la migración”. Aquí habría que preguntarse ¿Cuáles acciones?, si la caravana masiva de hondureños transitó por territorio guatemalteco como “Pedro por su casa”.

La posición oficial del Gobierno la fijaron las Secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación al declarar y recordar que “México como receptor de migrantes ofrece diferentes programas para la permanencia en nuestro país, SIEMPRE Y CUANDO LOS MIGRANTES, RESPETEN Y CUMPLAN CON LAS LEYES DE MIGRACIÓN MEXICANAS E INGRESEN AL PAÍS DE MANERA ORDENADA”.

El problema es que en el caso de esta nueva caravana, como las de años anteriores (recuérdese los problemas que generaron a  México en 2019), vienen dispuestos y azuzados por sus “Líderes”, a violentar cualquier ley o disposición para el internamiento a México, en forma masiva y no como migrantes individuales o por familias; actuando de manera agresiva y violenta provocando a las autoridades migratorias para poder declarar que fueron reprimidos y afectados; exigiendo que se respete sus derechos humanos, sin reconocer sus obligaciones de respetar  ellos los derechos de los demás ni los daños que causan, y reclamando un trato preferente que incluya la “obligación” de las autoridades para proveerles hospedaje y alimentación y servicios gratuitos, sin preocuparles las afectaciones o daños que provoquen a los ciudadanos mexicanos en la normalidad de sus comunidades.

No aceptan ni atienden a controles migratorios, buscan forzar su internamiento en oleadas que agreden a quien se les resista y desdeñan los ofrecimientos de ingreso ordenado y OFERTAS DE TRABAJO en nuestro país, declarando que su interés es ingresar a EU a sabiendas de que no van a ser aceptados; y los que por excepción aceptar que darse en México. Para trabajar y vivir, CONDICIONAN su aceptación a que se les garantice el empleo en los Estados del Centro y Norte del país, porque en el sureste los estados son muy pobres, es decir quieren trabajos de primera por encima de los desempleados mexicanos.

Uno de los líderes de esta heterogénea caravana, señaló que “insistirán en entrar a México como sea, y que esperan REFUERZOS (más gente) DESDE HONDURAS.

Dejan claro que su interés es ingresar a EU, no les interesa radicar en México, menos les preocupa violentar la soberanía de nuestro país, ni el hecho de causar problemas en las poblaciones mexicanas de nuestra frontera Norte, a sabiendas de que van a quedarse varados o estacionados en dichas poblaciones desequilibrando sus economías y capacidad de servicios municipales y atención a sus habitantes. Menos aún les preocupa que además de los problemas internos que generen en las zonas de la frontera mexicana con EU, causen un serio problema diplomático en las relaciones de México con el vecino país del Norte; pues para el Gobierno Estadunidense, el hecho de que sean centroamericanos no priva sobre el hecho de que los intentos de ingresar a ese país y la amenaza consiguiente que les significa para “su seguridad nacional”, se dan desde territorio mexicano y por tanto para ellos la culpa o responsabilidad es de México y es al que  presionan y exigen que controle el problema que significan.

Aquí habría que anotar una diferencia fundamental entre los mexicanos que buscan emigrar como ilegales a EU, con los procedentes de Centroamérica particularmente de Honduras:

Los migrantes ilegales mexicanos que buscan internarse a EU, lo hacen individualmente o en grupos muy pequeños (organizados por los “POLLEROS”).  Hombres y/o mujeres solos  (jóvenes o adultos) que van “al otro lado” buscando trabajo y lograr con el tiempo la residencia, para entonces “jalar” a su familia o en su defecto juntar dinero para regresarse a México y poder darle una base económica decorosa a sus familias, y mientras tanto enviarles periódica y sistemáticamente dinero a estas, que se queda en sus pueblos de origen, para ayudarlas a  mantenerse.

Los migrantes ilegales centroamericanos, marcadamente los hondureños, lo hacen en forma de grupos masivos de cientos o miles (de unos años para acá) más que para evadir a los traficantes de personas, organizados y convocados por estos y/o por “líderes sociales”, motivados sí por las condiciones de pobreza, atraso e inseguridad en su país de origen, pero también por la falta de conciencia nacional o sentido de pertenencia a su tierra o región y de valores como sociedad o nación.

El gran problema es que este verdadero éxodo cíclico desde Centroamérica es una emigración hacia EU, que toma a México como país de tránsito con toda la enorme problemática y consecuencias que nos significa tanto internamente como en la relación internacional de México con EU.

Cabe recordar que después del mexicano, el mayor grupo centroamericano de población en EU es el de los Salvadoreños, que también aportan a la economía de su país con un gran peso en esta, a través de las remesas a sus familias. Tan fuerte es el peso de esas remesas y la dependencia del Salvador hacia EU, que a partir de 2001, el DÓLAR estadunidense es moneda de curso legal en el país, igual que el COLÓN y de hecho lo ha desplazado como moneda circulante.

El caso es que México está atrapado y en riesgo de convertirse en país de tránsito entre la zona más pobre y subdesarrollada del continente americano que es Centroamérica (a excepción de Costa Rica y Panamá) y el País que es la mayor potencia económica (todavía) del mundo y por tanto el polo de atracción obligado para todos los demás países americanos pero especialmente para los cuatro países más pobres de Centroamérica que son Guatemala, Nicaragua, el Salvador y especialmente Honduras.

Es preocupante la incapacidad que raya en la irresponsabilidad de los gobiernos de esos países para mejorar las condiciones de vida de sus poblaciones y atenuar por lo menos la pobreza y marginalidad de sus habitantes y la consecuente desigualdad social que priva en los mismos.

Por otro lado, es irritante –por decir lo menos-  la arrogancia y desinterés del gobierno de EU, con que transfiere a México la carga de atender el problema migratorio del que ellos son razón y destino.

En algunos artículos anteriores he comentado sobre el tema y hay que repetirlo, es importante que habiendo el actual Gobierno de nuestro país señalado las causas y origen de este problema migratorio, debe insistirse ante unos y  ante el otro, la urgente necesidad de que se atiendan de raíz y en su lugar de origen. Que México haya aceptado ser corresponsable (que no  responsable) como país vecino y de tránsito, para la integración de un Fondo y de un Plan de Desarrollo económico para Centroamérica, hace importante evidenciar e insistir en que materialicen su parte, tanto los países emisores de población emigrante para desarrollar planes nacionales de desarrollo e igualación social, como el país polo de atracción y destino migratorio  para él arraigo y realización de los emigrantes en sus países de origen.

Lo más fácil o cómodo para opinar en problemas tan sentidos como el que nos ocupa,  es “IR A LA PAR” con la crítica simplista y de descalificación a las políticas de control migratorio del estado mexicano; o alinearse con las “TENDENCIAS MEDIATICAS” de un Derecho humanismo sesgado o contaminado por intereses políticos; pero creo que alejados de la Xenofobia (que es totalmente censurable) se debe respaldar acciones y políticas migratorias que abonen a la estabilización y control del conflicto como principio para la solución de las causas que tiene que darse gradualmente y con la participación de todos los gobiernos involucrados.

Tips al momento

Secuestro en vivo

Los videos de Iván Márquez,  joven chihuahuense que fuera secuestrado junto con su hermano menor y puestos en libertad se volvieron virales.

Prácticamente la transmisión en vivo a través de Facebook tuvo más de 150mil  reproducciones durante el día martes.

A las pocas horas la respuesta de los conocidos y autoridades derivado en su liberación.

Hasta el momento no han informado sobre la identidad de los dos secuestradores y si fueron detenidos.


Casi defrauda el Ichisal

El Ichisal tuvo que realizar el pago total y reparaciones del daño para regularizar su situación fiscal a la deuda que los usuarios y el mismo gobierno le deben.

De acuerdo al Código Nacional de procedimientos penales vigente la defraudación amerita prisión preventiva oficiosa y por ello mejor pagar los platos rotos.

Se pide que especialmente las dependencias de gobierno paguen al Ichisal las obligaciones tributarias.


LeBarón, la masacre y el litio de los grupos criminales

El crimen de los miembros de la familia LeBaron y Langford atrajo el interés del FBI y del gobierno federal, no sólo por la tragedia, sino además porque al parecer el crimen organizado ha mutado a la explotación del litio.

En días pasados se informó qué grupos mineros encontraron enormes yacimientos de litio en Chihuahua y Sonora que representarían el 20% de las reservas internacionales.

Este mineral se utiliza para la fabricación de pilas de celulares, automóviles y otros usos, entre ellos medicinales. El  mineral alcalino es interés de los grupos criminales.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios