México enfrenta al coronavirus con pocas camas de hospital y pocos médicos

Autoridades de Salud calculan que en México unas 250 mil 656 personas se podrían contagiar de COVID-19, y de ellas 10,528 requerirían terapia intensiva, al estar en estado crítico. 

El director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaur, explicó que este escenario sobre la “carga de enfermedad” se calculó con base en lo ocurrido en China, el nivel de afectación que tuvo ese país y la población en México.

Se estima que la “tasa de ataque” en México sea de 0.2%, por lo que habría 250,656 personas con COVID-19. De esa cantidad, unas 140,367 solo requerirían tratamiento ambulatorio, es decir, en su hogar, sin requerir ser hospitalizadas.

En cuanto a pacientes que sí requerirían hospitalización, aunque sin requerir terapia intensiva, el cálculo es de 24,564 personas; mientras que 10,528 personas sí podrían necesitarla. 

La red de hospitales públicos de todo el país, y que incluye los de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Pemex, los de las secretarías de Marina y Defensa Nacional disponen de alrededor de 3 mil camas para cuidados intensivos para atender a los pacientes que se encuentren gravemente enfermos por este coronavirus precisó en conferencia de prensa Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE). 

De acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Salud, el IMSS tiene 1,867 de estas camas y 2,565 ventiladores para soporte respiratorio; el ISSSTE, 551 camas y 3,064 ventiladores; Pemex, 102 y 103, respectivamente, y Salud (con sus hospitales de alta especialidad) tiene 218 camas y 443 ventiladores. 

En total, solo en el centro, en la Ciudad de México, señaló Terán, hay 400 camas de cuidados intensivos en diferentes hospitales.

Para tener la suficiente capacidad, desde la semana pasada el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, explicó que se hará una reorganización de los hospitales y se pospondrán todas las consultas y servicios que no sean urgentes para priorizar la atención a los afectados por COVID-19. 

Este martes, al salir de una reunión entre el gabinete extendido y el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseguró que se hará esa reconversión.  

El funcionario federal dijo que existe la posibilidad de solicitar la colaboración de hospitales privados. 

Señaló que no se requiere construir un nuevo hospital, como hizo el gobierno de China para agilizar la atención de la población contagiada.

Vanguardia

Por: Editor1

Tips al momento

Arturo Parga como Lozoya siguen haciendo bien sin mirar a quién

Quien salió de nuevo al quite,  en solidaridad y concordancia con las acciones de apoyo que ha realizado el alcalde Alfredo Lozoya con la población en Parral, fue de nueva cuenta el diputado Arturo Parga.

Los boleros de la ciudad de Parral han encontrado en el diputado Parga. El profe como ellos le llaman anteriormente les apoyó con despensas para el alimento de sus familias y ahora con el regreso al semáforo en rojo este sector salió a las calles a pedir apoyo de la presidencia municipal debido a la solidaridad que ha mostrado el alcalde Lozoya.

Sin embargo “El Profe” Parga quien junto a Alfredo Lozoya han mostrado una misma visión y empatía con la población, fue quien les hizo entrega de un apoyo económico, sin embargo lo relevante es que dicen entre los mismos  beneficiados que fue de cerca de mil 500 pesos, es decir que la suma total fue de casi 75 mil pesos, es decir un apoyo no menor pero que muestra que se hizo incondicional con el único fin de velar por las familias.

El sindicato de lustradores de calzado de la ciudad de Parral que encabeza  Antonio Cruz, agradecieron el apoyo del legislador pero también ratificaron la calidad humana con la que se ha dirigido con el prójimo y que no ha perdido el suelo.


Desalinizarán agua para beneficiar a habitantes en Samalayuca

Investigadores del Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (CIICAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y la Red Sustentabilidad Energética, Medio Ambiente y Sociedad (Sumas), lograron desalinizar agua para el consumo humano y agrícola en beneficio de mil 474 habitantes de la comunidad de Samalayuca, Chihuahua.

Se trata del proyecto "La gestión integral del agua mediante la incorporación de energías renovables a la extracción y tratamiento de agua para el consumo humano y riego agrícola en Samalayuca, Chihuahua".

La  única fuente de agua es el río Samalayuca y un manto acuífero somero de donde se extrae gran parte del vital líquido pero con gran concentración de sales y ahora con  este sistema desalinizador se logró como resultado una reducción considerable de sales a baja presión de 18 miligramos por litro, en 12 litros por minuto, aptos para el consumo humano. 

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios