Tragedia

Escrito por “La pluma de Castro”
Yair Castro
Twitter: @YairCastroMX
Instagram: @yairentrevista

Más allá de filias y fobias, de simpatías y antipatías y de ideologías, derecha o izquierda no lo explican, estamos ante una tragedia, ante un caso de pérdida del sentido de la realidad, mezclado con perversidad. Triste decirlo, pero un hombre es el origen de la desesperanza.

Por supuesto que ni la pandemia ni el colapso económico son de su cosecha. Sí lo es la forma de reaccionar ante ellas. No escucha y oculta hechos, ¿enfermos, muertos? Ha tenido muchas oportunidades de matizar, de enmendar, y nada. Muchos mexicanos, empresarios muy relevantes incluidos, le han dado información, razones, alternativas, pero no las toma. Las pequeñas y medianas empresas cargan sobre sus hombros buena parte de la economía y no les tiró un lazo. Organizaciones internacionales como la OMS o la OCDE, de buena fe, han insistido con sugerencias y opciones para enfrentar el COVID-19, rescatar la economía. Pero no escucha. Él está por encima de todo, de la ciencia, de la disciplina económica, de las experiencias previas, del sentido común. En su “informe”, un acto de masas sin gente, algo estrambótico y medio esquizofrénico, no se refirió a la importancia de los cubrebocas, caseros, a nuestros paliacates. Tampoco mandó un mensaje al personal médico. Son los soldados en esta batalla.

Aferrado a sus verdades, no retomó ninguna de las sugerencias empresariales para cuidar el empleo, para sortear el vendaval. Distribuir dinero no es la fórmula. ¿De dónde saca la cifra de 2 millones de empleos en nueve meses? Es irreal, es falso, es una mentira. No hay cómo ayudarlo y tiene el timón en sus manos. Vamos en el mismo barco. ¿Qué hacer? Si no atiende razones y en todos ve a malvados conspiradores, ante un muro. Algunos ya miran a la revocación de mandato en el 2022, otros llaman a manifestaciones masivas en todas las ciudades, otros más sugieren la renuncia. Y claro, todo ello abona a su idea de la conspiración. Pero el problema sigue allí, es él, de seguir con el acelerado proceso de destrucción, México caerá en un abismo del que nos puede llevar décadas salir. Lo más doloroso y paradójico es que los más pobres serán los más afectados. Ni siquiera eso lo conmueve.

Si rechaza razones, a la ciencia, a la información y mira a sus santos y escapularios, quizá pudiera pensarse que la fe y la moral son el camino. Pero tampoco en ese territorio hay esperanza: está causando mucho mal, está hiriendo a millones de familias en su salud, en sus ingresos, en sus aspiraciones de mejoría. Si de verdad cree en la bondad, en la ayuda y amor al prójimo, que deje a otros la toma de ciertas decisiones, que comprenda sus evidentes limitaciones y acepte ayuda. No hay desdoro, es un acto de responsabilidad que mostraría un buen corazón. Fox lo hizo con Gil Díaz en Hacienda. Pero él no lo hace. Tampoco la bondad guía sus pasos. Los rumores de cambios en el gabinete son producto de la desesperación, de un imaginario colectivo que pide a gritos cambiar el rumbo. No es intriga, es una fórmula para evitar el naufragio. ¿Qué hacer?

Despreciando a la ciencia, a los técnicos, a los expertos, a los actores políticos, a la opinión pública, se encaminó a una soledad hoy dramática. Y allí parece regocijarse, voy solo, la República soy yo. Pero eso es vanidad pura, soberbia. Es injusto lo que le hace a México. Quizá saberlo lo mueva, él, que tanto invoca ese concepto: es muy injusto.

Cómo hacerle ver que nadie quiere su fracaso porque significaría un duro golpe para México. Que en más de un sentido sus críticos buscan su bien que conlleva el del país. ¿No lee la prensa? La desesperanza invade. Qué lo mueve, qué lo conmueve, ésa es la pregunta central. ¿Qué más se puede hacer para sacarlo de su empecinamiento? Las opciones se cierran y el sentido de tragedia se apodera de México. Tragedia en el sentido clásico de la palabra, tragedia porque se conoce –por lo menos parcialmente– el final de la historia, el protagonista nos conduce a la fatalidad anunciada.

Federico Reyes-Heroles González-Garza (Ciudad de México, 1955) es un escritor y comentarista político mexicano. Tiene más de 19 títulos publicados, entre los que se encuentran ensayos de filosofía política como Memorial del Mañana, Conocer y decidir, Entre las bestias y los dioses y Alterados.

Tomado de excelsior.com.mx

Tips al momento

Señalan a Maru de mentir para conseguir amparo

Ya circula en redes sociales el rumor de que Maru Campos mintió en el amparo que promovió ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Ciudad Juárez, supuestamente para evitar ser llamada ante la justicia por cargos de corrupción en su contra.

El objetivo de la alcaldesa sería el de llegar limpia a la contienda interna del 24 de enero y competir contra Gustavo Madero por la candidatura a la gubernatura.

Los que saben del tema dicen que el Juzgado Cuarto de Distrito concedió ilegalmente a Maru Campos la suspensión provisional con argumentos similares a los que previamente rechazó un juez federal en Chihuahua y además, ordenó al Tribunal Superior de Justicia no llamar a comparecer a la alcaldesa cuando al parecer existe una jurisprudencia que impide ordenar la suspensión de un proceso penal y que un acusado evite enfrentar cargos.

Dicen que el Ministerio Público de la Federación tendrá que investigar las falsedades utilizadas pues constituyen delitos federales y ojo, a ver en qué situación queda el Poder Judicial de Chihuahua.


Participaciones federales un logro de Morena en favor de los burócratas

El adelanto de las participaciones federales se convierte en un argumento más en contra del crédito de mil 600 millones de pesos que pide el gobierno del Estado como crédito para pagarse a 20 años.

Para Morena, si la vacuna COVID-19 fue un logro del que hicieron bandera, el adelanto de las participaciones federales para el pago de aguinaldos a los burócratas será otro acierto más.

Dicen los de Morena que poco sirven mil 600 millones de pesos en crédito para pagarse a 20 años cuando una salida al atorón financiero pudiera ser el adelanto de participaciones, así que no habría necesidad de votarle al gobierno este endeudamiento.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios