Por qué los hombres son mucho más propensos a morir de coronavirus

Que el COVID-19 discrimina por edad y por condiciones de salud subyacentes es moneda corriente. Sin embargo, se ha vuelto cada vez más evidente que también discrimina por sexo, con los hombres más propensos a dar positivo por coronavirus y con más probabilidades de morir de la enfermedad.

La tendencia se vio por primera vez en China, donde un análisis encontró una tasa de mortalidad del 2,8% en los hombres en comparación con el 1,7% en las mujeres. Desde entonces, el patrón se ha reflejado en Francia, Alemania, Irán, Italia, Corea del Sur y España.

En Italia, los hombres han representado el 69% de las muertes y, en España, los datos publicados sugieren que el doble de hombres que mujeres han muerto. En Alemania, los hombres representan el 52% de los casos y el 65% de las muertes, mientras que las cifras de Inglaterra y Gales datan del 27 de marzo, pero siguen un patrón similar, con un 61% de hombres entre los que han muerto.

Y la lógica se mantiene en los seis países que, hasta el 20 de marzo, tenían registros de defunciones por sexo de COVID-19: la proporción de hombres era mayor que la de las mujeres. Para cuatro de ellos (China, Francia, Italia y Corea del Sur), las tasas de mortalidad masculina fueron más de un 50% mayores que las tasas femeninas.

Pero, ¿por qué los hombres son más vulnerables?

Al principio, se sugirió fumar como una explicación probable. En China, casi el 50% de los hombres, pero solo alrededor del 2% de las mujeres fuman, por lo que se supone que las diferencias subyacentes en la salud pulmonar contribuyen a que los hombres sufran peores síntomas y resultados.

La hipótesis del tabaquismo fue respaldada por un artículo, publicado el mes pasado, que encontró que los fumadores constituían aproximadamente el 12% de aquellos con síntomas menos graves, pero el 26% de los que terminaron en cuidados intensivos o murieron.

Fumar también podría actuar como una vía para infectarse en primer lugar: los fumadores se tocan más los labios y pueden compartir cigarrillos contaminados.

“La proporción en general es 56/44 o 54/48 y si bien la causa se desconoce, lo cierto es que en muchas enfermedades infecciosas el hombre se infecta más que la mujer”. El médico infectólogo Eduardo López consideró que pese a que en la Argentina no se conoce la proporción exacta “pareciera que se comporta de la misma manera que en el resto del mundo”.

El especialista que integra el comité de expertos que asesora al Gobierno destacó a Infobae que “la relación ‘hombre y fumador’ es una de las que presentó mayor incidencia de muerte en China”, al tiempo que señaló a las hormonas “como un factor protección que tendría la mujer”, pero aclaró que “se encuentra en discusión”.

Los factores de comportamiento que difieren entre los géneros también pueden tener un papel. Algunos estudios han demostrado que los hombres son menos propensos a lavarse las manos, usar jabón o buscar atención médica y más propensos a ignorar los consejos de salud pública. Estas son generalizaciones radicales, pero en una población podría poner a los hombres en mayor riesgo.

Sin embargo, existe una creciente creencia entre los expertos de que también están en juego factores biológicos más fundamentales. Si bien hay una mayor proporción de fumadores masculinos en muchos países, en Italia, alrededor del 28% de los hombres y el 19% de las mujeres fuman, las diferencias no son tan extremas como en China. Pero los hombres siguen estando sobrerrepresentados en las estadísticas de la COVID-19.

Hay un patrón biológico: el cuerpo de los hombres tiende a generar una respuesta inmunológica más débil contra las infecciones. “Este es un patrón que hemos visto en muchas infecciones virales del tracto respiratorio: los hombres pueden tener peores resultados”, sostuvo Sabra Klein, un científico de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, consultado por The New York Times. “Hemos visto esto con otros virus. Las mujeres los combaten mejor”, agregó.

Para la médica infectóloga Paula Rodríguez Iantoro "por un un lado hay algo bastante claro y es que la mayor mortalidad se da a mayor edad del paciente; es decir que la mayoría de las series están mostrando que el 60% de las muertes ocurren en mayores de 80 años y eso es un hecho que tal vez tiene que ver con lo que se llama inmunosenescencia, entre otros factores, que es el envejecimiento celular que ocurre en el sistema inmune y en las células en general asociado a la edad".

“Por otro lado podemos ver que hay diferencia en la mortalidad entre los géneros: parecería que además de la edad, la mortalidad es mayor en el sexo masculino que en el femenino y eso es algo que hay que analizarlo muy bien y hay que esperar la publicación de todas las series porque pueden darse muchas variables”, señaló la coordinadora médica de Helios Salud, para quien “uno de los factores puede ser el social, la participación de la mujer en las diferentes sociedades es distinta y la exposición social de la mujer es diferente en las comunidades”.

En ese sentido, para ella “por eso tal vez se encuentre una diferencia entre la afectación y la mortalidad de las mujeres en las comunidades orientales, que tal vez tengan una poca participación social y en los puestos de decisión a diferencia de las comunidades occidentales; es decir que este dato podría tener que ver con los diferentes roles que desempeñan la mujer y el hombre en la sociedad”.

“Por otro lado también hay que tener en cuenta las comorbilidades. La hipertensión arterial es una comorbilidad frecuente y la encontramos más en el varón que en la mujer y aparentemente el tabaquismo es otra variable que se encontró con mayor frecuencia en las series en varones que en mujeres, es decir que había en las poblaciones masculinas más presencia de comorbilidades y esa sería otra variable a considerar”, analizó.

Y finalizó: “Por último, se analizó en las series españolas las causas de mortalidad en los últimos dos años (2016/2018) durante los mismos meses, entre enero y marzo, que es cuando son muy frecuentes las afecciones respiratorias y se vio que había una coincidencia con el movimiento que se observa en COVID-19, es decir que la mayor mortalidad era en mayores de 70 años y que las causas de muerte eran respiratorias y se mantenía esta tendencia de mayor mortalidad en el género masculino, pero es mucho más pronunciada la diferencia que se está viendo ahora”.

Las mujeres también producen respuestas inmunológicas más fuertes después de las vacunas. Además, tienen mejor memoria inmunológica, lo cual las protege de los patógenos a los que estuvieron expuestas cuando eran niñas. “Hay algo en el sistema inmunológico de las mujeres que es más exuberante”, dijo Janine Clayton, directora de la Oficina de Investigación sobre la Salud de la Mujer de los Institutos Nacionales de Salud, también consultada por el periódico estadounidense.

Lo negativo para el sexo femenino es que esa mayor protección tiene un efecto colateral. Las mujeres son mucho más susceptibles a las enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide y el lupus, en las que el sistema inmunológico se pone en marcha y ataca a los propios órganos y tejidos del cuerpo. Casi el 80% de las personas que padecen enfermedades autoinmunes son mujeres.

En cualquier caso, las causas profundas por las que las mujeres tienen respuestas inmunológicas más fuertes no están del todo claras, y la investigación aún se encuentra en una etapa inicial. Hay factores biológicos que parecen tener un papel importante. La hormona sexual femenina, el estrógeno, favorece la inmunidad. A eso se suma el hecho de que las mujeres son portadoras de dos cromosomas X, que también contienen genes relacionados con la inmunidad.

Las hormonas también pueden desempeñar un papel: se ha demostrado que el estrógeno aumenta las respuestas antivirales de las células inmunes. Y muchos genes que regulan el sistema inmune están codificados en el cromosoma X (de los cuales los hombres tienen uno y las mujeres tienen dos), por lo que es posible que algunos genes involucrados en la respuesta inmune sean más activos en las mujeres que en los hombres.

Los hombres también se vieron afectados de manera desproporcionada durante los brotes de SARS y MERS. Más mujeres que hombres fueron infectadas por el SARS en Hong Kong en 2003, pero la tasa de mortalidad entre los hombres fue 50% más alta, según un estudio publicado en la revista Annals of Internal Medicine.

En cuanto al MERS, alrededor del 32% de los varones que lo contrajeron terminaron muriendo, en comparación con el 25,8% de las mujeres. Y no es un rasgo de las enfermedades siglo XXI, ya que los jóvenes adultos masculinos también murieron en una proporción muy superior a las jóvenes durante la epidemia de gripe de 1918. ¿Por qué las mujeres tienden a resistir mejor que los varones este tipo de virus? Los científicos afirman que hay distintos factores que pueden actuar en contra de un sexo y a favor de otro.

Infobae

Por: Redacción2

Tips al momento

El necesario fin de Morena

Las imágenes que todo México ha observado desde la mañana de grupos anárquicos, vandálicos y delincuenciales, destruyendo todo a su paso bajo la justificación de lo que pasó en Estados Unidos con el caso del crimen de George Floyd, y algunos todavía con el penoso y lamentable hecho que se suscitó en Jalisco con la muerte de Geovanni López, son tan condenables, de tanta impotencia para los ciudadanos, para los empresarios y para la gente de la sociedad, del pueblo, que esta concepción que tanto acuñan en sus narrativas y en sus discursos hipócritamente tanto Andrés Manuel López Obrador como Claudia Sheinbaum, significan y adelantan la necesaria dimisión de estos irresponsables gobernantes…

Ahora, llama la atención la grave conducta de esta última, quien con la ligera, simplista, cínica y todos los adjetivos que en este caso sí son justificados en la expresión de no reprimir a la gente, dio órdenes a la Policía de ni siquiera hacer acto de presencia en la destrucción de los grupos anárquicos, lo que significa en qué manos está el pueblo no solamente por la incompetencia de López Obrador, sino ahora con la grave postura de la Jefa de Gobierno de la CDMX, una mujer que se salvaba un poco de la crítica extrema, no totalmente, pero que con estos hechos debe, por el bien de la Ciudad de México y del país, retirarse, y además deben fincársele responsabilidades de tipo penal, incluso, por ser cómplices de una destrucción y de atizarle tanta anarquía e incertidumbre a los sectores productivos de este país, que han sido casi aniquilados por el efecto maniqueísta, prosocialista y proestatista de AMLO y de esta mujer, que realmente ha resultado lo que muchos críticos han dicho: no solamente no sirve para nada, sino que estorba y es peligrosa para lo que es la capital del país…

Claudia Sheinbaum y López Obrador, y toda la gente de Morena, deben de irse urgentemente del poder…


Juárez regresa al ranking de ciudad más violenta del mundo

De las 50 ciudades más violentas en el mundo, figura Ciudad Juárez. México ocupa los cinco primeros lugares a nivel mundial de zonas violentas.

De las ciudades más violentas del mundo figuran: Tijuana, Baja California, seguida de Ciudad Juárez, Chihuahua; Uruapan, Michoacán; Irapuato, Guanajuato; Ciudad Obregón, Sonora; Caracas, Venezuela; Acapulco, Guerrero; Ciudad del Cabo,

En Ciudad Juárez se contabilizaron mil 522 asesinatos, es decir 104.54 por cada 100 mil habitantes sólo por debajo de Tijuana con 2 mil 367 homicidios que representan 134.24 por cada 100 mil habitante.


Hay más letalidad por Covid19 en Chihuahua que en CDMX

A nivel nacional se menciona que los fallecimientos por coronavirus no tienen relación respecto a la proporción de la poblacional.

Las entidades con mayores tasas de letalidad son: Morelos, Chihuahua, Quintana Roo e Hidalgo, todas ellas con tasas de entre 18 y 19.8 por ciento, que comparados con San Luis Potosí y Sonora menores al 6% y la Ciudad de México, una  letalidad de 8.8%.

Otro dato adicional de la  Secretaría de Salud, al 4 de mayo hubo 155 de embarazos  positivo a coronavirus.

El Informe Epidemiológico revela dos defunciones de  embarazadas en Chihuahua, mientras que en Ciudad de México, Baja California y Quinta Roo una respectivamente en cada entidad.


La masacre LeBarón regresa a escena

La masacre de la familia LeBarón regresa a la escena pública, luego de haber quedado como otros temas suspendido por la atención enfocada en la contingencia sanitaria.

El activismo de Julían LeBarón no tarda en sumarse a la escena política electoral. En medio del inicio de las elecciones 2021 el asunto de la masacre de 9 integrantes de la comunidad mormona se mostrará como bandera de exigencia de justicia.

Ya a nivel nacional se habla del activismo de Julián LeBarón en torno a la exigencia de justicia para las víctimas mortales.

La comunidad LeBarón responsabiliza al gobierno de Chihuahua de la matanza de mujeres y niños en, han dicho que hay complicidad y hasta señalan a directores de policía implicados.


Empresa Chihuahuense se posiciona como proveedor Covid

Un periódico nacional dice que una empresa en Chihuahua que antes se dedicaba a la venta de computadoras, evolucionó en su mercado a raíz de la contingencia por coronavirus para producir insumos de apoyo a la contingencia sanitaria.

Agrega que la empresa inició en productos agrícolas, luego apostó a la tecnología y ahora en la producción de cubrebocas, mascarillas KN95 y overoles. 

Se dice que esta empresa logra contratos por 21 mdp para equipo de  protección a personal de Salud, entre médicos y enfermeras,  como proveedor del estado y de la federación. 

Mencionan que el consejero de la Judicatura electo por el Congreso del Estado de Chihuahua,   trabajó como representante legal de la empresa hasta marzo de 2017  y ya no tiene relación con ella.


Corral sale al quite de la Minería

Javier Corral forma parte del grupo de gobernadores de los estados mineros que lanzaron la exigencia al gobierno federal para la reactivación económica de dicho sector. Las presiones acorralaron a Francisco Quiroga Fernández, subsecretario de Minería, quien terminó por convencerse en que la minería debe cambiar del estigma a la insignia.

Hay nueve acuerdos que las empresas mineras acordaron con los gobernadores y sostienen  que las inversiones no se retiran del país, se mantienen. Además existe el compromiso de preservar la salud de las comunidades en las que operan para la reapertura de las actividades económicas.

Fueron los gobernadores de Chihuahua, Javier Corral; de Durango, José Rosas Aispuro; de Zacatecas, Alejandro Tello; de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, y de Nuevo León, Jaime Rodríguez, quienes dieron la cara por el sector minero y lograron acuerdos muy estrictos.

Francisco Quiroga terminó acorralado y aseguró que la minería debe ser parte de la solución contra la pandemia, en la reactivación económica y el desarrollo en las comunidades donde están establecidas. Es decir pasar de ser consideradas como un sector de contaminación a un sector de reactivación.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios