Mejor que no lo traigan pronto

Soliloquio/José Luis Muñoz

    Tal vez lo mejor sea que no traigan pronto a César Duarte a Chihuahua. Poco a poco las dudas se van despejando. La principal de ellas es la causa por la que Duarte fue detenido con fines de extradición el miércoles 8 en Miami. Como ya dijimos, sería la única causa por la que podría ser juzgado en México. Así lo establece el Tratado de Extradición entre ambas naciones.

    Dice claramente:

Una persona extraditada conforme al presente Tratado no será detenida, enjuiciada o sancionada en el territorio de la parte  requirente por un delito anterior a la entrega distinta de aquel por el cual se concedió la extradición. https://www.abm.org.mx/legislacion-y-regulacion/juridico/tratadosint/TratadoExtradicionentreMexicoyUSA.pdf

    La causa por la que Duarte fue detenido es un quebranto a la Hacienda estatal. Se le acusa de peculado y delincuencia organizada (en EU "malversación agravada y conspiración agravada") por el desvío de 96 millones 685 mil 253 pesos. Según la acusación, eran recursos para fortalecer a los productores en la adquisición de vaquillas, equipo de inseminación artificial, transporte y alimentos para su ganado, pero el dinero fue a parar a cuentas de  empresas de Duarte y sus cómplices. También habría pagado con parte de ese dinero la tarjeta American Express de su esposa Bertha y el sueldo de un vaquero.

    Así lo establece la solicitud de extradición del Gobierno mexicano, atendida, resuelta y emitida por el juez  John F. Robbenhaar, de Nuevo México, case 1-20-mr-00644-JFR Document 1-, con el número de folio 20MR644 fechado el 24 de abril de este año.

    Por lo pronto, no hay ninguna otra causa por la que Duarte pueda ser extraditado a México, hasta el momento.

    Pero es factible que la autoridad judicial norteamericana autorice que se le agreguen causas a la solicitud de extradición, siempre y cuando cumplan los requisitos formales, según el principio de especialidad operante. Es una forma en que los Estados protegen a un individuo susceptible de ser extraditado por una causa fácil de probar y evitar que cuando ya esté en territorio del Estado reclamante le surjan otro caudal de acusaciones, incluyendo algunas de carácter político o violatorias de los derechos humanos. 

    Tiene que demostrarse, ante todo, que no hay persecución política. Y en este delicado tema pesa mucho el hecho de que Corral haya fundado su campaña electoral en la promesa de meterlo a la cárcel, cuando aún no existía siquiera una orden de aprehensión, y no era, como aún no lo es, juzgado ni sentenciado. Podría constituir evidencia de violación al principio de presunción de inocencia. Ahí están de prueba los espectaculares llamándolo vulgar ladrón, y las conferencias de prensa y los mensajes de radio y televisión. Súmele las benditas redes.

    Seguramente las autoridades norteamericanas decidieron en su momento que las solicitudes enviadas con anterioridad no procedieron. Y querer ahora juzgarlo por delitos que ya se consideraron improcedentes, serán peanuts para la defensa.

    Aunque el Estado de Chihuahua y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda tengan y hayan enviado a Estados Unidos otras carpetas de investigación, es sólo una la que ha recibido el visto bueno de un juez. Sólo por esos delitos está detenido Duarte y sólo por ellos puede ser extraditado... por lo pronto.

    Y  existe el riesgo de que si no se logra que se amplíe la que está en litigio o se emitan otras órdenes de extradición antes de que Duarte pise tierra mexicana, ya después no se pueda hacer nada. 

    Si no se realizan los trámites correspondientes para que Duarte sea juzgado por más delitos que el peculado por los 96 millones y cacho, quedaría exento de pagar por todos los demás.

    Así que, a quien más le convendría ser extraditado por esa única carpeta sería al propio Duarte.

    El Capítulo XI, Artículo 270 del Código Penal del Estado de Chihuahua, establece el delito de peculado y dice que se impondrá prisión de 4 a 12 años y de 500 a 2 mil días multa a quien "disponga o distraiga de su objeto dinero, valores, inmuebles o cualquier otra cosa si los hubiese recibido por razón de su encargo".

    Y por la asociación delictuosa, la pena de prisión es de seis meses a seis años y multa de setenta a cien veces el valor diario de la UMA. 

    Penas mínimas para tan descomunal expectativa popular.

    Y quizá el Estado le debiera regresar los bienes que le ha incautado, que no son pocos, y que estuvieran hipotéticamente relacionados a la comisión de otros delitos por los que no ha sido ni sería juzgado Duarte.

    Por ejemplo, la directora general de Asuntos Normativos e Internacionales de la UIF, Carla Humphrey, reveló que  la UIF ha bloqueado cuentas  de Duarte y de una red de personas que servían de prestanombres con empresas fachada y a título personal, y que operaban los esquemas de corrupción por " varios de miles de millones de pesos".

    Estas personas podrían ser enjuicidas y sentenciadas aquí, pero Duarte no.

    También se bloquearon otras mil 623 cuentas propiedad de terceros, relacionados con el caso, por 46 millones de dólares, según reportó Proceso el 27 noviembre de 2019, con información de la UIF.

    Al exgobernador le han asegurado y embargado 16 propiedades, entre ellas 12 fincas rústicas que suman más de 34 mil 950 hectáreas. 

    De no comprobarse en juicios autorizados por las autoridades norteamericanas que estas propiedades y bienes proceden de delitos cometidos por Duarte, el Estado no se las podría adjudicar. 

    Agréguele que Corral dijo que va por otras 50 propiedades de Duarte en Estados Unidos.

    Sin poder juzgar por todo ello a Duarte, ¿eso se perdería  en el limbo?

    ¿En qué condición quedarían las cuentas de Duarte en el extranjero y cómo se le juzgaría por ese dinero?

    También quedaría Duarte sin posibilidad de juicio y castigo por el famoso expediente de desviación de dinero del erario a las campañas del PRI, que le acerca el cautín al ombligo a Videgaray, a Beltrones y al mismo Peña.

    En fin, que por razones evidentes, más vale que se realicen en Estados Unidos tooodos los trámites necesarios para que Duarte pueda ser juzgado por la montaña de delitos, aunque la extradición tarde un poco más, o quiza un mucho, tanto que pudiera ser, incluso, hasta después de que termine el quinquenio de Corral.

    Todo esto, y quizá más, es lo que venía escondido en la envoltura del regalo que le hizo trom a lópez.

    Por lo pronto, mañana regresaremos al tema favorito de nuestros lectores y razón de ser de esta columna: desenmascarar a lópez y evidenciar su plan para destruir a México.

Tips al momento

La última reunión de Mesta Solué fue en Palacio con la Aurech

Sorprendió el anuncio del Secretario de Gobierno, Luís Fernando Mesta, al confirmarse como positivo de Covid-19, ya que se trata de un funcionario de mayor acercamiento de la administración estatal con la sociedad.

Luís Fernando Mesta a sus 66 años de edad sería asintomático y la última de las reuniones que sostuvo fue en Palacio de Gobierno con  integrantes de Asociación de Usuarios de Distritos Riego del Estado de Chihuahua (Aurech), con motivo del conflicto del agua.

En la reunión llevada a cabo en Palacio de Gobierno, participaron también presidentes de distritos de riego; Salvador Alcántar Ortega, líder de la Aurech; el diputado federal, Mario Mata Carrasco y el diputado local, Jesús Alberto Valenciano García.


Registra descenso la venta de vehículos

De acuerdo al sector automotriz, la producción total de vehículos aumentó  0.65% en julio de 2020. Se manufacturaron 294 mil 946 unidades, es decir  1 mil 911 automóviles más en comparación con el mismo mes de 2019.

Sin embargo la venta interna fue de 72 mil 897 unidades,con un descenso de 31.29%, es decir 33 mil 191 vehículos menos que fueron adquiridos en este mismo periodo del año anterior.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios