Lozoya y lópez, chango y maromero

Soliloquio/José Luis Muñoz

            Lo que menos parece interesar a lópez en el caso de Lozoya Austin es que se haga justicia.

Más aún, la está obstaculizando.

            El propósito evidente es sacarle raja electoral en medio de los enormes problemas que enfrenta hoy el país, comenzando por la pandemia, la crisis económica y la inseguridad... pero en pre-vísperas de elecciones.

            El proceso electoral comienza formalmente la primera semana de septiembre y la votación será el 6 de junio. Pero ante la incapacidad y el desinterés para gobernar, lópez ya se adelantó desde hace varias semanas.

            Es su prioridad, por encima de cualquier otra, si no es que la única.

            Lo extraordinario no es que le quiera exprimir el jugo de beneficio electoral, eso es lógico en política; ni que se quiera hacerlo retorciéndolo todo, eso es lógico en lópez.

            Lo que está en el aire son los efectos que tenga en el proceso jurídico el desaseo con que lópez bate el tema.

            Estamos ante un caso en el que lópez ha ordenado que la aplicación de la ley se ajuste a su plan de campaña.

            Y el que no se aplique, que renuncie.

            Recordemos que es la primera ocasión que lópez hace una campaña electoral desde el gobierno.

            No se trata sólo del caso Lozoya, pero es al que hoy vamos a echarle un ojo.

            El acuerdo consiste en que Lozoya inculpe a un tambache de políticos que lópez considera sus adversarios. Para ello dice tener 16 horas de videos, mismos que compró el gobierno a cambio de que los delitos de Lozoya queden impunes.

            Impunidad a cambio de propaganda.

            Impunidad a cambio de material para hacer campaña desde las mañaneras.

            Impunidad, insustituible siamesa alimentadora de la corrupción.

            Ese fue el negocio. Esa es la componenda.

            Pero como la ley no lo permite habrá que violarla, como ya se está haciendo.

            Al filtrar información sobre lo que Lozoya ha declarado y va a declarar lópez pone en riesgo el debido proceso, quizá intencionalmente, para pagarle sus fantásticos servicios.

            Revelar la existencia de videos y la negociación que se lleva a cabo entre la FGR y Lozoya podrían ser elementos aprovechados por la defensa para evitar el juicio.

            Se los pone lópez en charola de plata.

            Recordemos que para lópez, Lozoya ya no es "un conservador corrupto de la era neoliberal", sino "el Señor Lozoya", como se refiere a él cada vez que lo menciona.

            Aseguró lópez que el exdirector de Pemex ya declaró y dio nombres de políticos.

            "Hay que cuidar al señor, porque según información que se tiene, ya hizo una primera declaración que presentó formalmente a la Fiscalía, en donde ya empieza a mencionar a personalidades, a políticos... revelaciones trascendentes, muy fuertes... leí también de que se filtró esa declaración, ya casi es de dominio público, la están publicando y es real, es cierta”.

            No tiene lópez ninguna autoridad para conocer ni mucho menos para divulgar lo declarado por Lozoya.

            Es un delito.

            La Ley Federal (que norma el programa) para la Protección a Personas que Intervienen en el Procedimiento Penal, como es el caso de Lozoya, establece:

 

 ARTÍCULO 49. A la persona que conozca información relacionada con la aplicación, ejecución y personas relacionadas con el presente programa y divulgue la misma, sin contar con la autorización correspondiente, se le aplicará una pena de seis a doce años de prisión.  En caso de que sea un servidor público el que revele la información, la pena se incrementará hasta en una tercera parte, esto con independencia de otros posibles delitos en que pueda incurrir.

            Por lo pronto ahí está en potencia una pena mínima para lópez de 9 años en la cárcel.

            ¡Muy buenos!

            También el fiscal Gertz lleva su buena dosis de responsabilidad por las filtraciones ilegales celebradas por lópez.

            Por otra parte, lópez ha insistido en que uno de los asuntos por los que se acusa a Lozoya es el de los sobornos de Odebrecht.

            De hecho, en el oficio por el que la FGR solicitó la extradición, se imputan a Lozoya los delitos de Asociación delictuosa, Operaciones con recursos de procedencia ilícita y Cohecho, por los casos de Agronitrogenados y Odebrecht.

            Pero resulta que en el "caso Odebrecht", Lozoya obtuvo desde 2018 un amparo definitivo y la justicia ya nada puede reclamarle al respecto.

            Así que en ese tema ni siquiera habrá un juicio. Es única y exclusivamente propaganda.

            En el juicio de Amparo indirecto 702/2018 RCBA, la Maestra en Derecho, Luz María Ortega Tlapa, Juez Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, resolvió el 30 de noviembre de 2018 que las imputaciones en contra de Lozoya promovidas por la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales -a la sazón a cargo de Santiago Nieto, actual guadaña de lópez en la Unidad de Inteligencia Financiera- ya habían prescrito. http://sise.cjf.gob.mx/consultasvp/default.aspx

            Resolvía la juez sobre un caso de posibles delitos electorales.

            En agosto de 2017, siendo titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales -en el gobierno de Peña-, Nieto abrió una carpeta de investigación indiciando a Lozoya por  sobornos de Odebrecht, que se habrían usado en la campaña de 2012.

            Pero, vaya tino, Nieto acusó a Lozoya de delitos ¡ya prescritos!

            De carcajada, pues.

            ¿Acaso no le hizo un gran favor?

            Con esa sentencia Lozoya quedó vacunado de toda imputación.

            Para él, el caso Odebrecht es Res Judicata, Cosa juzgada.

            Ciertamente Peña, Videgray y otros embarrados con el tema de Odebrecht no fueron amparados, pero en caso de que les fincaran cargos hoy, correrían la misma suerte. A igual razón igual disposición. Principio a pari.

            Por otra parte, los videos que supuestamente trae consigo y ofreció Lozoya a cambio de la protección, son un elemento clave.

            Para empezar, deben ser videos de hace 8 años.

            En un descuido y también tratan circunstancias de posibles delitos ya prescritos.

            Pero independientemente, para ser considerados por el juez, se deberá probar que su obtención fue lícita. Esto incluye que fueron tomados con la anuencia de los involucrados.

            El juzgador debe comprobar que ninguno de los indicios se haya obtenido ilícitamente, es decir, primeramente sin violación a derechos fundamentales.

            En el actual sistema acusatorio adversarial -a diferencia del sistema inquisitivo anterior- ya no opera la prueba tasada.

            Antes, que dos testigos declararan se consideraba prueba plena. Ahora ya ni la confesión plena y voluntaria del acusado es suficiente.            

            En el sistema vigente todo se sustenta en base a la prueba indiciaria, que también se le conoce como la prueba del rompecabezas, donde todos los indicios deben ensamblar de tal manera que al último no quede ninguna pieza suelta, para probar con suficiencia que se cometió el delito y la responsabilidad plena, más allá de toda duda razonable.

            ¿Dónde estaban almacenados los videos?... ¿En un celular?... ¿Con qué equipo fueron tomados?... ¿Eran del mismo Lozoya, o cuál es la fuente?...  ¿No es una fuente contaminada?... ¿En algún momento fueron editados?

            Aún siendo lícitos, los videos no son prueba suficiente de nada.

            Recordemos la suerte que corrieron famosos personajes filmados cuando realizaban operaciones delictivas.

            Tales son los casos del lopista Bejarano guardando pacas de dinero producto de la corrupción y echándose las ligas al bolsillo (por lo que aún se le identifica como el señor de las ligas), y de Ponce, el Secretario de Finanzas de lópez en el gobierno de la Ciudad de México, cuando fue descubierto jugando millonadas en Las Vegas.

            Ambos fueron agarrados con las manos en la masa.

            Pero de nada sirvieron esos videos.

            ¿Por qué los de Lozoya sí habrían de servir?

            Lo dicho: porque no se les quiere como pruebas legales.

            Son propaganda para la mañanera.

Tips al momento

Abandonan a Quintana para irse con Cruz y socavar a Loera

En Morena no se quieren, al menos para ellos en este momento no es la unidad sino comenzar a decidir sobre su futuro político particular e ir aplastando a competidores por la gubernatura.

El diputado Federal de Morena, Sebastián Aguilera, pagó una encuesta para ver cómo andan las preferencias de candidato a gobernador y ganó Cruz Pérez Cuéllar.

En un comunicado aclaran de manera innecesaria “el favorito es el senador Cruz Pérez Cuéllar, seguido por muy lejos por el delegado Juan Carlos Loera de la Rosa”.

Esto implicaría que personajes como Marcelino Gómez Brenes, Sebastian Aguilera Brenes, Omar Holguín y Karen Mora  abandonarían a Víctor Quintana por Cruz Pérez Cuéllar, con el fin de socavar cualquier aspiración a Juan Carlos Loera.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios