lópez, anhelando la censura

Soliloquio/José Luis Muñoz

    Nomás de verlo me revolqué de risa.

    Patético, ridículo, tragicómico.

    Ahí estaba lópez frunciendo la cara para parecer víctima y modulando la voz para sonar como los voceadores de antes, anunciando la noticia:

    "Ya México ocupa el tercer lugar en muertos en el mundo”.

    Reprochó que hay periódicos, revistas, columnistas y "hasta" programas de radio y televisión que realizan sus conteos diarios sobre muertes por Covid-19 en las portadas y espacios estelares.

    O sea, lo mismo que hace su gobierno todos los días.

    ¿Acaso no es noticia?

    Por supuesto. En todos los países del mundo los medios de comunicación dan cuenta de sus estadísticas relativas al Covid. Es su trabajo.

    Y el trabajo de un presidente debiera ser instrumentar una estrategia eficaz para contener la pandemia y evitar la catástrofe económica.

    Pero lópez no ha hecho ninguna de las dos cosas.

    Lo que exhibió fue su deseo de que los medios oculten al público la información.

    Y eso no es de risa.

    Revela su añoranza por la censura y su repudio profundo por la libertad de expresión.

    Una troglodita aversión a la crítica. 

    Como tampoco es de risa que su gobierno, en lugar de una estrategia para contener la pandemia, haya montado y sostenido una estrategia para ocultar y falsear la información sobre el número de victimas.

    Ya lo hemos dicho: que lópez mienta no es noticia.

    Miente más que respirar.

    Toda su estrategia comunicacional, su gobierno y su narrativa se basan en la mentira y la falsificación.

    Por eso odia y acusa e insulta un día sí y otro también a los medios y a los periodistas que desenmascaran su diario mentir.

    Por eso ha presionado a empresas periodísticas para que despidan o se sacudan a periodistas notoriamente críticos.

    Tal es el caso de Carlos Loret de Mola, que fue despedido de Televisa, quizá la empresa de comunicación más corrupta del país, con la que ya lópez llegó a un acuerdo.

    Es el medio de comunicación que más dinero recibe del gobierno.

    Y el caso de Carlos Marín, el primer caído, quien por presión de lópez fue retirado de la dirección de Milenio y reducido a columnista.

    Y la más reciente víctima, Hugo Hiriart, director general de información política y social de El Financiero y columnista, quien ya no escribirá su "Uso de razón", pues será "comisionado" al extranjero. 

    Un alcance asombroso nos lo mostró la demanda ante la Comisión Nacional para la Prevención de la Discriminación por retwitear un meme en el que aparece lópez con el ex titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, de 83 años, y su reemplazo Jorge Arganis de 77, los tres de cabellera totalmente cana. La leyenda del meme dice: Jóvenes Construyendo el Futuro.

    El meme ni siquiera es autoría de Denisse, sólo lo retwiteó con el comentario "Ni modo. Para reír".

    La denuncia la acusa de discriminar a lópez bajo la modalidad de "edadismo". 

    Hazme el fabrón cabor.

    A los otros dos ni los menciona, la denuncia, los discrimina, jajaja.

    Ahora resulta que hacer una caricatura de los gobernantes estará prohibido.

    Ni en el porfiriato.

    No digo que sean todos estos periodistas santos de mi devoción. Digo que han sido víctimas de la censura desatada por lópez.
    
    En la presentación del "documento" conocido como  Boa, elaborado en los sótanos de Palacio para "denunciar" a los "enemigos" de lópez, se enlistaron los siguientes medios, periodistas y encuestadoras:

    Reforma, El Universal, Proceso, El Financiero, Carlos Loret, León y Enrique Krauze, Leo Zuckerman, Denise Dresser, Brozo, Ciro Gómez Leyva, Aguilar Camín, Mitofsky, Massive Caller, Buendía y Laredo y Parametría. También aparecen: Prensa de EU y Europa, y corresponsales extranjeros en México.

    Muchos críticos se dijeron discriminados por no aparecer.

    Medios como El Universal han resistido el embate y entre otras cosas mantiene a Loret en sus páginas.

    El Universal, junto con Reforma, son los grandes periódicos instalados en la crítica y lo están haciendo con calidad y buscando profundidad. No están inventando, están reporteando.

    De cualquier manera se la están rifando. No es poca cosa desenmascarar a un dictadorzuelo.

    Semejante es el caso de Grupo Imagen, que aún cuando tiende a matizar y suavizar su información en la portada de Excélsior, mantiene a profesionales como Ciro Gómez Leyva, Pascal Beltrán del Rio y a un  crítico acérrimo de lópez, Ángel Verdugo.

    El director general de Imágen, Olegario Vázquez Aldir, es respetado en Palacio, invitado a Washington, miembro del consejo asesor de lópez y colaborador con su televisora del nuevo plan de educación.

    Grupo Radio Fórmula ha levantado una muralla que no permite que los personeros de lópez lo presionen con intenciones de censura. Por eso no los invitan a Washington ni a Palacio.

    Lo más risible de la queja de lópez por la publicación del número de muertes en México por Covid-19 es que son las mismas cifras oficiales que da a conocer Gatell.

    Gatell publica los datos en la noche y hay que creerle; y los periódicos los publican en la mañana y son "amarillistas".

    Por cierto, cifras sumamente cuestionadas de las que ya casi nadie duda que son falsas.

    Dije que la estrategia de lópez ha sido ocultar las cifras verdaderas y de eso no hay duda.

    Al inicio de la pnademia en México, el gobierno disimuló miles de muertes atribuyéndolas a una "neumonía atípica".

    Todos lo recordamos.

    Hoy, la principal herramienta de falsedad es no hacer pruebas.

    Gatell ha explicado las "razones" por las que los números de muertos son falsos:

    "Porque a veces no se alcanza a hacer la prueba antes del deceso”.

    Esa es una. 

    Otra es que sólo se contabilizan algunos de los que fallecen en hospitales, que son muy pocos, pues la táctica ha sido enviar a los enfermos a morir en sus casas.

    Además, mucha gente tiene miedo de acudir a los hospitales por el descrédito que ha acumulado el gobierno, tanto por las mentiras como por la desatención a los hospitales.

    Una más, la constante de no hacer pruebas.

    Minimizan las pruebas pero los números los delatan:

    La proporción de resultados positivos anda alrededor del 50%. Si se hicieran el doble de pruebas el número de contagios subiría en la misma proporción, y si se hicieran cuatro veces más, quizá también.

    En países aplicados y realistas el porcentaje de positivos respecto a las pruebas, si llega al 10 por ciento, es alarmante.

    La falsedad de los números oficiales en México ha sido denunciada por The New York Times, The Wall Street Journal, The Washington Post, The Guardian de Londres, The Economist, El País y muchos otros medios menos famosos.

    En respuesta, lópez ha salido con su cantaleta de que obedecen a un "compló" contra su gobierno.

    También atribuyó lópez al compló los cuestionamientos de científicos y periodistas a Gatell, quien igual que lópez  lleva más de 3 meses diciendo que la curva ya se aplanó.

    ¡Más de 3 meses!

    Y lo hacen ambos con una desvergüenza verdaderamente increíble y ofensiva.

    Y lo vuelven a decir, y lo vuelven a decir, como si fuera la primera vez que lo dicen.

    Lo ha dicho lópez más de 37 veces, que son las que conté ayer antes de hartarme.

    Mario Romero Zavala y Laurianne Despeghel publicaron en Taller de Datos de Nexos hace un par de meses un minucioso trabajo, en el que mostraron que las muertes realmente sucedidas en la Ciudad de México eran poco más de tres veces las reportadas oficialmente. 

    Estas cifras se han actualizado y ya fueron retomadas por publicaciones internacionales, como The Economist. 

    Esto significaría que la pandemia no ha provocado 53 mil muertes en nuestro país, sino 160 mil.

    El propio Gatell, en una de sus clásicas cantinfleadas, sugirió que el cálculo debiera multiplicarse por tres.

    En otra, el mismo Gatell le dijo a López Dóriga:

    Las muertes de personas con Covid-19 “no siempre se pueden demostrar...”

    Y agregó: "hay pacientes con condiciones clínicas sugerentes del virus, pero no quedan registradas así porque no hay una prueba de laboratorio..." 

    "... las personas que padecen Covid-19 llegan con frecuencia (al hospital) en un estado de gravedad que no permite hacer oportunamente las pruebas de laboratorio..."

    "Hemos explicado que se podrían tomar las muestras correspondientes aun después de la muerte, pero esto raramente ocurre; entonces tenemos personas que pierden la vida y han tenido las condiciones clínicas sugerentes de Covid-19 pero no quedan registradas como tal porque no hay una demostración por laboratorio".

    Así, ¿o más claro?. 

    No hacer pruebas es la táctica para presentar números falsos. 

    Una evidente estrategia diseñada y sostenida para mentir.

    Aún así estamos a punto de llegar a la cifra que trazó Gatell como "muy catastrófica" de 60 mil muertos.

    La realidad estará en franco compló.

    El reclamo de lópez anteayer a los medios que publican sus cifras oficiales debe encender una alerta nacional: tenderá cada vez más a tratar de imponer la censura, de acallar a la prensa, como en Venezuela o en Irán.

    Conforme se vayan acercado las elecciones y vaya lópez viendo las encuestas, sus apetitos de censura crecerán exponencialmente. 

    El lunes 20 de julio, lópez reclamó que un medio de comunicación “no se porta bien” con él. Se refería a la Revista Proceso, que le parecía muy profesional cuando criticaba a Peña o a Calderón, pero que ahora la califica de "mal portada" porque a él también lo critica.

    En esa ocasión discutió con el reportero de Proceso presente en la mañanera, quien le recordó que la tarea del periodismo no es "portarse bien".

    La respuesta de lópez fue que los “buenos” periodistas deben tomar partido por la “transformación”, es decir, por él.

    O sea que quien no tome partido por él, y no mienta y no oculte información que él no quiere ver publicada, no es "buen periodista"

    Mucha falta de poca madre.

    O mejor, ausencia total.
 
    Alguien dijo que esa interpretación del periodismo no la tiene ni su amigazo trom.

    Anteayer, en su ridículo berrinche por la publicación de cifras de muertos, acusó:

    "Tenemos a toda la chombada (chombo en tabasqueño de Macuspana es zopilote) a toda la zopilotada buscando tener elementos para cuestionarnos, porque ni esto los detiene; en vez de actuar de manera solidaria".

    De nuevo, para lópez ser solidario es no publicar los datos que lo muestran como un presidente irresponsable al que le ha valido sorbete proteger a su pueblo.    

    Eso es lo que odia de las cifras que difunden los medios.

    No obstante, por su convulsión por mentir señaló que su gobierno no está cerrado a la crítica.

    ¡Imagínate si estuviera!

    “Hay polémica y cuestionamientos -dijo-. Es muy bueno todo lo que se pueda debatir, incluso con noticias falsas que no duran y no tienen efecto".

    Exacto. Como lo aplanado de la curva.

    Falsa noticia que va a durar para la historia, pero como meme.

    Lo que no va a durar es el número de muertos, porque aumenta a cada minuto.

Tips al momento

Alianza entre González Mocken y Rafa Espino

Luego de su videopresentación, el aspirante a la gubernatura por Morena, Rafael Espino de la Peña dejó un encuentro que sostuvo con el juarense Javier González Mocken, el ex candidato a la alcaldía de Juárez y la imagen que ya circula en redes representa para muchos una alianza electoral. 

De entrada, se supo que González Mocken asesora al consejero independiente de Pemex sobre la situación en la frontera y también se rumora que es la carta más fuerte de Morena para, ahora sí, ganar Ciudad Juárez. 

Por su parte, Rafa Espino parace que cada vez gana más fuerza al interior de Morena y la alianza que se especula con Javier González Mocken sería prueba de ello, ¿usted qué opina?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios