Esperanza petrolera

    Datos conocidos a raíz del segundo informe presidencial revelan con toda claridad que lo que está terminando de hundir a Pemex son los caprichos de lópez.

    Hoy abordaremos específicamente la perjudicial política de la participación privada en la producción de crudo.

    En Palacio Nacional, lópez dijo que Pemex implementó un programa emergente y con ello se logró estabilizar la producción y se evitó su desplome.

    Mentira. 

    Según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, publicados el mismo 1 de septiembre en los anexos, la producción de Pemex cayó 5.3 por ciento anual, al pasar de un millón 635 mil barriles diarios en julio de 2019 a un millón 548 mil barriles diarios en el mismo mes de 2020.

    En la propuesta de presupuesto presentada por el Secretario de Hacienda al Congreso, hay tres números que llamaron especialmente la atención: 

    a).- El cálculo del desplome del PIB en el año, que se fijó en 8 por ciento, cuando en realidad puede llegar a 10 o más.

    b).- Un crecimiento estimado de 4.6%, considerado demasiado optimista.

    c).- Un precio del petróleo de 42 dólares por barril, que parece razonable, y una producción de 1.86 millones de barriles diarios, casi doscientos mil barriles más de lo que se extrajo en promedio durante la primera mitad de este año (1.69 millones diarios), lo que suena a una mentira más de las que acostumbra lópez.

    Pero el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en una entrevista exclusiva con el Director Editorial del periódico El Financiero, defendió con vehemencia la posibilidad de alcanzar la meta, basándose en un dato poco considerado: la aportación de las empresas privadas que trabajan en la extracción.

    Herrera dijo basar la expectativa gubernamental en que las empresas privadas que operan bloques en el país incrementen su producción de hidrocarburos líquidos el próximo año y ayuden a alcanzar la meta de 1.85 millones de barriles diarios.

    "El incremento más importante que se ve en la plataforma no es el que viene de Pemex”, dijo el Secretario de Hacienda.

    Efectivamente, resulta que mientras la plataforma de extracción de Pemex cae, la de los privados aumenta exponencialmente.

    Hace 6 meses producían los privados 18 mil barriles diarios. Al primero de este mes estaban produciendo 30 mil y se espera que a principios de 2021 lleguen a 60 mil.

    Aunque difícilmente su aportación será suficiente para llegar a la meta establecida en la propuesta de presupuesto, por el momento son el único nicho de esperanza para elevar los números de producción petrolera del país.
    
    Su participación en la industria petrolera mexicana es resultado de las llamadas "rondas" que se pusieron en práctica como consecuencia de la Reforma Energética.

    Son las mismas que lópez canceló.

    El 8 de enero dijo que no habrá más subastas porque "no tienen sentido" , pues "fueron un rotundo fracaso", debido a que "no producen".

    Desde que se aprobaron en 2014, se dijo con toda claridad que su aportación no sería de la noche a la mañana. Así funciona la industria petrolera, a mediano y largo plazos.

    Actualmente, como sobrevivientes de la pasada administración federal, hay 33 contratos activos operados por petroleras privadas; sólo nueve de éstos producen petróleo y el resto corresponden a campos de gas, seis en asociación con Pemex.

    Los privados que están produciendo crudo hicieron la inversión sin aportaciones de dinero del erario. Pagaron una contraprestación en las licitaciones y más de la mitad del valor del crudo es ganancia para Pemex y además pagan impuestos.

    Un negocio redondo.

    Por la cancelación de las rondas petroleras, México dejará de recibir 160 mil 613 millones de dólares entre 2021 y 2040 por concepto de contraprestaciones y contenido nacional, según números de la Asociación Nacional de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi).

    Además, las inversiones totales que se podrían esperar por parte de los privados en el periodo 2021-2040 alcanzarían los 169 mil 302 millones de dólares.

    De esta inversión 33 por ciento, es decir, 56 mil 190 millones de dólares, se estarían ‘dejando sobre la mesa’ por concepto de contenido nacional, un pago por adelantado que harían las empresas al gobierno.

    De no haberse cancelado las "rondas" en estos momentos habría 82 contratos más destinados específicamente a la producción de crudo, con un potencial de extracción para 2024 de 280 mil barriles diarios.

    Sin que Pemex ni el gobierno hubiesen gastado un centavo. 

    Por los caprichos de lópez, la meta que él mismo se planteó  al comienzo de su sexenio, de producir 2.4 millones de barriles diarios para 2024, no sólo es sumamente lejana, sino imposible. De hecho, Pemex marcha en el sentido contrario a ese objetivo. 

    Los datos revelados a julio muestran que el bombeo de la plataforma de la empresa se contrajo por cuarto mes consecutivo.

    La producción cayó a 1.54 millones de barriles diarios, un 4.55% menos respecto del mismo mes del año anterior, y por debajo de los 1.6 millones de promedio con los que cerró 2019.

    A su vez, en 2019, el primer año de la calamidad lopista, la producción de petróleo cayó un 7% hasta situarse en un promedio de 1.6 millones de barriles diarios, el nivel más bajo desde finales de los años 70. 

    Sin embargo, ante la trágica evidencia, lópez dijo que la cifra oficial de Pemex a julio de 2020 era incorrecta y que ya había ordenado que se corrigiera, lo cual no sucedió, porque de hacerlo con sus "otros datos", Pemex recibiría multas de los organismos internacionales como la Securities and Exchange Commission, e incluso pudiera derivar en cárcel para el director de la petrolera mexicana.

    Las mentiras se pagan caro, no es como en las mañaneras.

    En los dos primeros trimestres de 2020, Pemex reportó pérdidas por 606 mil millones de pesos.

    Un récord mundial de todos los tiempos. 

    La pérdida de Pemex del primer trimestre, de 526 mil 250 millones de pesos, fue superior a todo su presupuesto de 2020.

    En este año, el Gobierno Federal a través de la SHCP pretende destinar a Pemex la suma de 544 mil 598 millones de pesos, el presupuesto más grande en cinco años, que mayoritariamente se irá a nuevas pérdidas.

    Varias voces dentro y fuera del gabinete comentan que aún no es demasiado tarde para reanudar las "rondas" y darle a Pemex y al país una bocanada de esperanza petrolera.

    Pero se impone el capricho de lópez.

Por: Redacción2

Tips al momento

Alianza entre González Mocken y Rafa Espino

Luego de su videopresentación, el aspirante a la gubernatura por Morena, Rafael Espino de la Peña dejó un encuentro que sostuvo con el juarense Javier González Mocken, el ex candidato a la alcaldía de Juárez y la imagen que ya circula en redes representa para muchos una alianza electoral. 

De entrada, se supo que González Mocken asesora al consejero independiente de Pemex sobre la situación en la frontera y también se rumora que es la carta más fuerte de Morena para, ahora sí, ganar Ciudad Juárez. 

Por su parte, Rafa Espino parace que cada vez gana más fuerza al interior de Morena y la alianza que se especula con Javier González Mocken sería prueba de ello, ¿usted qué opina?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios