¿Robo o coartada?

Soliloquio/José Luis Muñoz

    Es un clásico en criminalística iniciar cualquier indagatoria con la pregunta ¿a quién beneficia el crimen?

    Vale por supuesto para la sospechosa trama de casi 38 mil medicamentos oncológicos que supuestamente fueron robados al gobierno de la bodega de una empresa privada en Iztapalapa.

    Digo sospechosa, porque el supuesto robo ha levantado un sinfín de sospechas entre los padres de niños con cáncer y entre cualquiera que se adentre en los datos conocidos.

    El propio lópez, tan familiarizado y displicente con la práctica diaria de mentir, calificó el tema de "muy raro", como cuando alguien expresa algo que carece de toda lógica.

    Para  Claudia Sheinbaum el robo fue "extraño". 

    Ayer, lópez se quejó de que quienes dudan del robo son "malas personas" y los calificó de "zopilotes".   

    Ahora millones de mexicanos ya no sólo dudan del robo, sino incluso de que los medicamentos hayan estado alguna vez en esa bodega. 

    Veamos por qué la duda.

    Para empezar, el supuesto robo sucedió el domingo 4 de octubre, pero la empresa no lo dio a conocer hasta el miércoles 7; la Cofepris emitió la "alerta" hasta el viernes 9 ya tarde, y lópez no lo mencionó hasta el lunes 12, ocho días después.

    Menos mal que era un asunto prioritario del cual alertar a la población.

     Los padres de niños con cáncer que fueron informados del supuesto robo el sábado 11 en Palacio Nacional sintieron con razón que el gobierno les está mintiendo y denunciaron ayer formalmente que lópez no ha transparentado las pruebas del supuesto robo.

    "No creemos que el robo sea cierto... tratan de justificar el desbasto", dijo uno de los denunciantes.

     No sería la primera vez, pues ya se les ha mentido respecto a las fechas en que llegarían suministros, sobre la existencia en bodegas de dotaciones y sobre supuestos acuerdos con laboratorios... por lo menos.

    También sienten inconsistente que en la reunión "urgente" a la que fueron citados les hayan mostrado sólo un "proyecto de la alerta" que Cofepris emitió con 5 días de retraso, pero  ningún documento de la denuncia respectiva. Se les dijo que aún no se interponía.

    Pero las demoras inexplicables no son lo único sospechoso.

    Quizá lo más, radica en que son medicamentos -daunorubicina, fluorouracilo, oxaliplatino, dacarbazina, mitomicinas, etoposido, idarubicinas, ciclofosfamida y epirubicina- por su especialidad no es de esperar que se vendan en el tianguis de Iztapalapa, en cualquier otra plaza, ni mucho menos en farmacias particulares, hospitales privados o a través de redes sociales, sobre todo porque son de uso exclusivo del sector público.

    Y un dato sumamente irregular: Cofepris informó que los medicamentos, fabricados por la empresa argentina Kemex, aún no contaban con registro sanitario, cuando éste es indispensable para importar cualquier fármaco. La referencia desapareció en todos los siguientes comunicados oficiales.

    Ante ese contexto, la pregunta clave es: ¿para qué serían robados si no hay mercado posible?

    Sheinbaum declaró que  en la misma bodega había otros muchos medicamentos, algunos más caros, "pero sólo se llevaron los oncológicos".

    La bodega es propiedad de la empresa Novag, que no es la fabricante de los medicamentos sino sólo un intermediario.

    Un intermediario que siempre fue un proveedor minorista del gobierno mexicano y que sospechosamente se convirtió, con la llegada de lópez al gobierno, en un gran mayorista. De no haber ganado ninguna licitación, ha recibido 86 contratos con el sector público por 378 millones de pesos. De los 86 contratos, 79 han sido por adjudicación directa, es decir, sin competir con otros proveedores.

    El estilo distintivo de la opacidad lopista.

    Otro factor sospechoso es que el martes 13, lópez recurrió al viejo truco del "compló", con el que según él justifica la escasez de medicamentos, tanto para niños con cáncer como muchos otros, acusando a empresas nacionales y extranjeras de "sabotear" a su gobierno con el desabasto.

    Dijo que las empresas no le quieren vender a su gobierno porque "están muy enojados" de que combata la corrupción. Y salió con el cuento de que "antes" vendían las medicinas al gobierno al doble o al triple... y no las entregaban... se robaban el dinero".

    Y al día siguiente cambió la versión al decir que "quienes distribuían los medicamentos en sexenios pasados  no los distribuían bien, porque todo era negocios".

    Hasta ayer en la noche el gobierno no había interpuesto ninguna denuncia relacionada con el cuento de lópez. 

    Ninguna. 

    A pesar de que lleva con ese cuento más de 22 meses. 

    Si  hubo corrupción, lópez la está solapando, por lo cual es cómplice por encubrimiento.

    Lo que sí escuchamos fue a Gatell decir que está "tranquilo" porque “hay otros seis laboratorios a los que se les han contratado todos estos productos”.

    De manera que proveedores sí hay y son varios, lo que desenmascara la burda mentira de lópez. 

    Y no sólo que quieran vender, como prácticamente todas las empresas, sino que ya le han vendido sus productos al gobierno.

    Así que sí hay proveedores y ya se les han hecho compras. Lo que ha faltado es que les compren lo suficiente, porque la escasez de medicamentos para niños con cáncer inició cuando el gobierno de lópez decidió suspender todas las compras "porque había corrupción" y obligó al fabricante nacional, Pisa, a suspender la producción por motivos baladíes. 

    Esta decisión contra Pisa ha sido interpretada en la industria farmacéutica como un "castigo" por haber vendido grandes cantidades a gobiernos anteriores, bajo la "lógica" lopista de que "todo era corrupción".

    Pisa abastecía un alto porcentaje de las necesidades del sector público, lo que también hecha por tierra la burda generalización de lópez en el sentido de que "no entregaban los medicamentos y se robaban el dinero".

    Los padres de niños con cáncer suponían que las supuestas existencias que supuestamente fueron robadas cubrirían necesidades de aquí a fin de año. Ahora su incertidumbre es mayor que hace dos semanas.

    Pero hay más factores que alimentan la sospecha.

    Según "el parte" oficial el robo fue perpetrado por un grupo de entre 10 y 15 sujetos armados que llegaron a bordo de tres camionetas, así como un camión de carga, para luego golpear y amagar a los empleados del lugar. Los ladrones habrían tardado aproximadamente dos horas en apoderarse del botín.

    La única "prueba" del supuesto robo que las autoridades han mostrado es una foto en la que aparece un camión blanco de redilas con un toldo rojo circulando por una calle no identificada.

    Nada más.

    Ningún vídeo y ningún testimonio de los vigilantes sometidos.

    Ninguno de los vecinos se dio cuenta. 

    Se sabe que en el área donde la empresa privada "custodiaba" en su bodega los medicamentos propiedad del gobierno hay decenas de cámaras, y se habla de  que participaron varios vehículos, pero en la foto el camión aparece solitario.

    Es evidente que ante el cúmulo de evidencias los padres de niños con cáncer intuyan que el gobierno les miente y teman que el desabasto empeore en los próximos días y semanas, y la escasez se le  atribuya "al robo".

    Sería una coartada que sólo beneficiaría al gobierno y al discurso del "compló"  de lópez.

    En la mañanera del martes lópez dijo: 

    “Estamos buscando solucionar en definitiva lo del abasto de medicamentos para niños con cáncer... No se piense que "somos inhumanos".

    Lleva 22 meses diciendo que buscan solucionar el desabasto, un desabasto que no existe en ningún otro país del mundo.

    Mientras tanto, desde diciembre de 2018 cuando inició la calamidad lopista, han muerto en México por cáncer mil 602 niños y niñas, consolidándose como la primera causa de muerte en la infancia mexicana.

    El movimiento Juntos Contra el Cáncer, conformado por 60 organizaciones sociales, afirma que miles de personas -niños y adultos- recién diagnosticadas con cáncer o que ya recibían algún tipo de atención, han tenido que posponer indefinidamente sus tratamientos, sea por desabasto o por el abrupto cambio al Instituto de Salud para el "Bienestar" (Insabi).

    Entre cinco mil y seis mil niños presentan cáncer cada año en el país y su índice de sobrevida promedio registrado entre enero de 2019 y julio de 2020 es poco mayor a 46  por ciento.

    En comparación con decenas de países donde el cáncer infantil se atiende adecuadamente, la probabilidad de que una niña, niño o adolescente sobreviva es del 90%, casi el doble que en México.

    El martes pasado el director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Michael Ryan, afirmó desde Ginebra que es una tragedia que mueran innecesariamente niños con cáncer en México por falta de tratamiento y medicamentos, cuando pudieran ser tratados y salvar sus vidas.

     Paralelamente, esta semana se dio a conocer que en los centros de salud y hospitales públicos del país "se acabaron" las vacunas contra la influenza. 

    La explicación oficial fue que "acudió mucha gente a vacunarse".

    ¿Qué esperaban?

    ¿Qué la gente lo dejara para el año entrante o que decidiera no vacunarse?

    Si los responsables del desabasto en el gobierno de lópez no son "inhumanos", la única explicación es que son criminalmente ineficientes.

Tips al momento

Egresados del COBACH10 piden reembolso por no tener fiesta de graduación

En el Colegio de Bachilleres plantel 10 estalló un grupo de egresados para exigir la devolución de cerca de 300 pesos por persona que fueron enterados a la institución con motivo de la fiesta de graduación que no tuvieron.

Lo recién egresados que no tuvieron graduación por la pandemia, manifestaron su inconformidad con el plantel del bachilleres.

Dicen que el COBACH 10 se quiere quedar con 300 pesos por alumno que pagó el paquete de fiesta y fotos. Aseguran que se trata de una injusticia porque no tuvieron fiesta ni les tomaron las fotos completas.


Registra crecimiento del comercio pero en menor medida

Los ingresos en las empresas comerciales manifiestan resultados positivos aunque en menor medida, al pasar de un incremento mensual de 4.67% a 1.39% de julio a agosto de 2020.

Esto representa una tercera alza consecutiva. El menudeo reporta un incremento de 5.90% a uno de 2.54%.

El consumo se explica por la reapertura con sus limitaciones, el relajamiento de las restricciones del distanciamiento  y la la restauración gradual de los ingresos de empresas que reflejan un mayor comercio y el incremento del empleo.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios