SER MUJER EN MORENA

Análisis, reflexión y grilla- Karen Mora
Karen Mora

En el ámbito de la política a las mujeres aún nos falta camino por conquistar para ocupar espacios por los que hemos luchado desde el siglo XIX, momento en que decidimos salir a protestar con mayor ahínco. Es un hecho que brillamos por nuestra ausencia política en el mundo y aún más, en nuestro país, en cuanto a la adopción de decisiones y en la formulación de políticas públicas. Tomemos como ejemplo que en las discusiones sobre políticas públicas referentes a la salud femenina se organicen mesas de discusiones compuestas por puros hombres, lo cual, a estas alturas de la historia, es francamente ridículo.

Y si en el ejercicio político en el mundo aún sucede, lo mismo que en nuestro país, en nuestro partido Morena, a pesar de establecer desde su inicio políticas sociales de vanguardia y progresistas, la situación dista de ser mejor en comparación a partidos políticos conservadores.

Cabe destacar que tenemos, en general, poca representación no sólo como votantes, también en los puestos directivos, ya sea en cargos electos, en la administración pública, el sector privado o el mundo académico. Esta realidad contrasta con nuestra capacidad como líderes y agentes de cambio, y a nuestro derecho a participar por igual en la gobernanza democrática.

En Morena enfrentamos dos tipos de obstáculos a la hora de participar en la vida política. Las barreras estructurales creadas por la praxis política que siguen limitando las opciones que tenemos para votar o presentarnos a elecciones, tales como que es necesario “recordar” que hay una cuota de género y no verla en términos de igualdad participativa, además de las brechas relativas a las capacidades implican que tenemos menor probabilidad que los hombres de contar con la educación, los contactos y los recursos necesarios para desarrollar nuestras capacidades de convertirnos en líderes eficaces.

No obstante, la lucha por ejercer nuestro derecho político continúa y es importante no cejar en hacerlo y promoverlo para que sea el tiempo de dejar a un lado la petición de “cuotas de género” y nos den espacios “mitad y mitad” como si esto fuera una especie de premio políticamente correcto.

La inclusión no debe verse como una cuota política ni como una apariencia social y políticamente amigable, sino que debe convertirse en parte del quehacer político diario y de ahí, enfilar políticas públicas con perspectiva femenina para atender fenómenos sociales graves como el feminicidio y la violencia intrafamiliar, entre otras más.

Tips al momento

Que poca seriedad de la COE del PAN

Que falta de seriedad de la Comisión Organizadora Nacional de Elecciones del PAN en su petición de modificar la fecha de registro de precandidatos a alcaldías, sindicaturas y diputaciones para el miércoles.

Eso de solicitar 24 horas con el argumento de ser necesarias para el tema de logística de última hora da mucho que hablar en torno a la importancia que se toman los procesos internos en el PAN.

Le suspendieron los registros a los aspirantes que ya hasta habían agendado cita previa. De acuerdo a la Comisión Estatal de Elecciones la petición fue de la comisión nacional que preside Mariana de la Chica.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios