Entre la lengua y la pared

Soliloquio/José Luis Muñoz

    Como bandido atrapado entre la espada y la pared, lópez está ahora entre su lengua y el Ejército. 
    
    La liberación del general Cienfuegos por concesión  del amigazo trom arrojó la papa ardiendo a la cancha lopista y el gran dilema es cómo demonios sortear el embrollo.

    El formidable nudo gordiano se aprieta entre dos puntas: 

    1.- La condición de las Fuerzas Armadas para seguir jugando el papel del principal soporte del gobierno de lópez, que implica la In-to-ca-bi-li-dad.

    Dentro y fuera de México. 

    No son suficientes los jugosos e inauditables presupuestos.

    2.- La ya abollada cantaleta de que en el lopismo no se permitirá la impunidad (abollada porque está documentado que lópez es tapadera de  ilegalidades como la de su hermano Pío, la de su secretario particular, la de su vocero y muchas otras)

    (http://www.omnia.com.mx/noticia/163258/transformando-la-corrupcion)

    De lento razonar ante los temas que no se limiten a las dos o tres "ideas básicas" de su discurso, lópez no entendió a primera instancia el significado de la detención del ex secretario de la Defensa Nacional, el 15 de octubre, en Los Ángeles. 

    Bueno... ni a primera instancia, ni a segunda, ni a tercera...

    Veamos:
    
    Obnubilado en esa miopía, al día siguiente en la mañanera balbuceó:

    "Independientemente del resultado de la indagatoria y de que concluya todo el proceso, es muy lamentable que esto suceda. Estamos ante una situación inédita porque está detenido por la misma acusación el que fue secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón y ahora detienen al que fue secretario de la Defensa en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Esto es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen. De cómo se fue degradando la función pública durante el período neoliberal. Yo siempre dije que no era sólo una crisis (sino) que era una decadencia que se padecía. Un proceso de degradación progresiva y estamos ahora constatando la profundidad de esta descomposición que se fue gestando de tiempo atrás. Ojalá que esto sirva para comprender que el principal problema de México es la corrupción”.

    Fue el banderazo al linchamiento de Cienfuegos como símbolo de un pasado de impunidad y corrupción.

    Destaquemos cuatro frases:

    a).- "Independientemente del resultado de la indagatoria".

    b).- "Es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen... estamos constatando la profundidad".

    c.- Está detenido por la misma acusación el que fue secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón... Yo siempre dije que  era una decadencia que se padecía. 

    d.- "Que esto sirva para comprender que el principal problema de México es la corrupción".

    Sin duda, lópez estuvo feliz con la noticia.

    Puso cara de "se los dije" y la recibió como anillo al dedo.

    Juzgó y sentenció culpable a Cienfuegos y, sobre todo, inmiscuyó a las Fuerzas Armadas en la corrupción y en la profunda descomposición y degradación de la que acusa al régimen neoliberal.

    Ya encarrerado, anticipó que "quienes hubiesen colaborado" con Cienfuegos, aún con un solo señalamiento, serían retirados de sus cargos.

    Y repitió, para dejar en claro, que nunca aceptó los candidatos que Cienfuegos le propuso como relevo, buscando desvincular al actual secretario de sus ex-jefes jerárquicos.

    ¿"Quienes hubiesen colaborado" con Cienfuegos?

    En pocas palabras, todo el Alto Mando y todo el Ejército. El actual Secretario, los Subsecretarios, el Oficial Mayor, el Jefe del Estado Mayor, los Comandantes de Zona y de Región, los Directores de Área de la Sedena... todos.

    El Ejército no es sexenal.

    ¿Dónde diantres tenía lópez la mente cuando dijo eso?

    El enojo y la irritación que la detención de Cienfuegos más las palabras de lópez causaron en la milicia,  le fueron mostrando poco a poco el corto alcance de sus primeros "juicios".

    Tampoco fue fácil que entendiera.

    Cuando el actual Secretario de la Defensa se lo hizo notar por primera ocasión, lópez se cobijó en el argumento de  esperar el desenlace.

    Luego fue el canciller Ebrard quien le reveló la grave implicación en materia de soberanía y desequilibrio en la cooperación binacional.  A lópez no le pareció oportuno distraer con reclamos a su amigo trom en víspera de las elecciones.

    Pero cuando el General Secretario le transmitió la ola de indignación y el ánimo de insurrección -con dimensiones de tsunami- que se estaba gestando en las filas en activo y en retiro, lópez comenzó a entender.

    Se cuenta que algo adicional que lo sacudió fue ver los chats de las esposas de los generales y comandantes que le habría mostrado el Secretario, junto con lo que le expresaron y le pidieron transmitirle a lópez varios mensajeros que lo visitaron en la Secretaría de la Defensa Nacional.

    Entonces se dio lópez cuenta de que el pilar en el que se soporta su régimen amenazaba con resquebrajarse.

    Tuvieron que explicarle lo obvio: 

    “Aquí todos somos los mismos. Los que estuvimos con Calderón, los que estuvimos con Peña, los que estamos ahora con usted”.
    
    Fue cuando le temblaron las corvas.

    Sólo entonces autorizó a Ebrard a iniciar los reclamos.

    A la par, una quincena después de aquella disfrutada mañanera, cambió lópez su discurso y comenzó a pedir que no se anticiparan juicios, cuando él ya lo había hecho.

    Ya habían transcurrido  dos semanas desde la detención de Cienfuegos cuando Ebrard le expresó por primera vez al embajador Landau el descontento del gobierno mexicano por no haberlo informado de la investigación ni de la orden de aprehensión. 

    Dos semanas. Una formalidad demasiado retardada porque lópez no entendía.

    Generales, jefes y oficiales se han sentido agraviados por lópez desde hace años. 
    
    El sábado 18 de marzo de 2017, cuando aún no era candidato oficialmente pero ya andaba en campaña, dijo que cuando ganara las elecciones "ya no se utilizará al Ejército para masacrar al pueblo”.

    Un año y medio antes (a propósito de la desaparición del los 43 estudiantes de Ayotzinapa y de un informe en el que se reveló la participación del -protegido e impulsado por lópez- alcalde José Luis Abarca, en la orden de entregar a los jóvenes al cártel de Los Guerreros), dijo:

     "Están equivocados Peña, Chong y los secretarios de Marina y de Defensa. En vez de decir la verdad, y castigar a los responsables sin miramientos de ninguna índole, han guardado un silencio cómplice, han distorsionado los hechos..." 

    El secretario era Cienfuegos.

    El 27 de septiembre de 2014 —recién ocurrida la desaparición de los 43—,  especuló lópez, sin mostrar  evidencia, que “si los soldados fusilaron a presuntos delincuentes es un delito grave y un absurdo”. 

    En marzo de 2018, siendo candidato, en una visita a Estados Unidos, lópez fue increpado por un mexicano reclamándole el apoyo que le daba a Abarca, a la esposa de éste y a otros implicados.

    ¡Cállate!, le gritó lópez, iracundo.

    "Eres un provocador... A quien debes reclamarle es a Peña y al Ejército".

    El señor demostró a los periodistas ser Antonio Tizapa, padre de uno de los desaparecidos, y dijo que su ánimo no fue de provocación, sino pidiéndole razones. Ha sido uno de los insistentes padres activistas de la tragedia.

    El 11 de febrero de 2017, siendo lópez líder de Morena, acusó a la Marina de masacrar y asesinar a menores de edad en un operativo en Nayarit.

    Cuando hizo la declaración ya se sabía que ninguno de los abatidos era menor y que todos pertenecían al cártel de los Beltrán Leyva.

    El 7 de octubre de 2016 publicó lópez un tuit, en el que afirmó que los soldados enviados a Irapuato reprimían “a los pobres que roban trenes por necesidad”. Repitió que a partir de 2018 el Ejército ya no se usaría para reprimir al pueblo. 

    El 9 de febrero de 2016 acusó al titular de Sedena, Salvador Cienfuegos, de adquirir un jet de lujo “para su servicio personal". 

    El 6 de octubre de 2016 la bancada de Morena en el Congreso se opuso a guardar un minuto de silencio en memoria de los militares abatidos ese año en Culiacán. Justificaron su negativa enarbolando las acusaciones de lópez en los casos de Ayotzinapa, Tlatlaya y Nochixtlán.

    El  repudio de lópez al Ejército es añejo. Es difícil saber cuándo se originó, pero en 2006, cuando mandó al diablo a las instituciones, hizo liacho:  “con sus tanquetas y sus soldados”.

    El caso es que ahora tiene a Cienfuegos en México y no puede simplemente cruzarse de brazos. 

    Las autoridades norteamericanas enviaron al general exsecretario junto con el expediente de acusaciones, para que las mexicanas se hagan cargo.

    "No podemos simplemente traerlo y no hacer nada... sería suicida", resumió  Ebrard.

    ¿Qué punta encontrarle a la madeja?

    El reclamo de que el alto mando de las Fuerzas Armadas es intocable ya fue atendido con la gestión sin precedente de la cancillería y se espera que sea respetado al cien en toda la relación del régimen con las Fuerzas Armadas. Es claro que la DEA y la élite de fiscales norteamericanos se sienten decepcionados y lastimados, y no quitarán el dedo del renglón. Un Gran Jurado en Brooklyn encontró a Cienfuegos culpable en primera instancia el 14 de agosto del año pasado por delitos relacionados con narcotráfico y lavado de dinero, y por eso se giró la orden de aprehensión en su contra. Altos funcionarios norteamericanos dijeron que la razón por la cual no informaron a la cancillería mexicana de la investigación y la orden de aprehensión fue porque no tenían confianza en el gobierno de lópez y podían esperar que el Ejército lo protegiera. 

    O sea, sospechaban que todo quedaría en impunidad.

    De manera que la gran pregunta es, ¿con qué charra nos va a salir lópez ahora?

    Someter a juicio a Cienfuegos aquí, así sea simulado y arreglado, parece algo remoto. La élite militar ratificaría el agravio y lópez ya sabe que la lealtad que le prodiga el Ejército no es incondicional ni ciega.

    Enjuiciar a Cienfuegos es enjuiciar a las Fuerzas Armadas.

    En la otra esquina, desechar simplemente las investigaciones y presuntas evidencias enviadas por la Fiscalía General de los Estados Unidos, daría armas de letalidad incalculable al equipo de Biden.

    Pero sobre todo devastaría el discurso de la corrupción, de la degradación del sistema y de la impunidad.

    Todos los que han creído en el discurso de lópez contra el Ejército... ¿le van a creer que Cienfuegos es inocente?

    ¿No es un símbolo de la profunda descomposición y degradación del neoliberalismo, como lo dijo lópez todo el sexenio pasado?

    La DEA no perdió el caso. 

    Se lo arrojó ardiendo a lópez.

Tips al momento

Rafael Espino en repunte, Cruz se estanca y a Loera le cobran factura

De acuerdo a la consultora SIMO Consulting, Rafael Espino tendría mayores posibilidades de repunte en las próximas semanas  para la encuesta de Morena a la gubernatura.

La consultora refleja que mientras Cruz Pérez Cuéllar ha logrado el tope de conocimiento en la población, es decir queda estancado, en el caso de Juan Carlos Loera su estrategia de posicionarse como el encargo de los programas sociales ahora le cobran factura.

Es así que el aspirante a la gubernatura, consejero externo de Pemex comienza en alza de la población y con una amplia posibilidad de disputarse la designación de la candidatura por Morena a la gubernatura de Chihuahua.


Juan Blanco declina por Bonilla a la alcaldía

Juan Blanco Zaldivar se baja de la contienda interna del PAN por la alcaldía de Chihuahua para declinar en favor de Marco Bonilla.

Fue el propio Marco Bonilla quien dio a conocer que Juan Blanco se suma en su apoyo por la candidatura a la alcaldía.

Dice que Juan Blanco hizo que se enamorara de la administración pública "me motivó para en lo que hiciera fuera siempre innovador, hoy agradezco como siempre tu apoyo en este camino", expresó.

 

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios