Aún falta recuperar 2.9 millones de empleos

El 2020 dejó un amargo sabor de boca al mercado laboral en México, debido al impacto de la pandemia del COVID-19 que arrojó una pérdida de 2.9 millones de puestos de trabajo, principalmente del sector servicios.

Se trata principalmente de micro y pequeñas empresas, donde destacan restaurantes, comercios y otros servicios, que han sido las actividades más golpeadas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) del Inegi, de los 12.5 millones de personas que salieron de la población ocupada en abril del año pasado, se han recuperado cerca de 9.5 millones.

De los 2.9 millones que faltan de recuperarse, casi la totalidad corresponden al sector servicios, con 2.8 millones, donde destacan 735 mil de restaurantes y servicios de alojamiento, 565 mil a servicios profesionales y financieros; 288 mil a servicios de transporte y comunicaciones y 240 mil al comercio. Además, 1.3 millones son micronegocios y un millón son pequeños establecimientos.

Para Marco Oviedo, economista en jefe para América Latina en Barclays, la pérdida de empleo “es un reflejo de que la recuperación no ha sido completa. Hay sectores que todavía muestran debilidad y es muy probable que tome más tiempo en recuperarse; estos segmentos tienen que ver con la interacción humana y medidas de restricción por la enfermedad”.

El experto agregó que el mercado laboral seguirá recuperándose de manera gradual, “esperamos que la economía mantenga una recuperación gradual, y esto tendría que ir de la mano con el empleo, en ese sentido la tasa de desempleo se estabilizará entre 4 o 4.2 por ciento dependiendo del regreso de las personas que se desmotivaron al buscar empleo”, dijo a El Financiero.

“La recuperación del empleo se está llevando a un ritmo moderado. Todavía hay desconfianza e incluso algunas de las actividades en donde las personas tradicionalmente estaban ocupadas siguen encerradas, ya que están en actividades que no se consideran esenciales y mucha población que se retiró siguen disponibles para trabajar”, afirmó Guillermina Rodríguez, subdirectora en el área de estudios económicos de Citibanamex.

Rezagos en el sector servicios

En general, de los 12.5 millones de empleos que se perdieron en abril se ha recuperado el 77 por ciento, pero en el sector servicios la recuperación es de apenas el 63 por ciento, mientras que en la industria la cifra es de 88 por ciento.

Por actividad, en las manufacturas la recuperación es de 87 por ciento, y de 93 por ciento en la construcción, que contrasta con el 47 por ciento de restaurantes y servicios de alojamiento.

Para Rodríguez, hacia delante la mejoría en los sectores como restaurantes, comercio, hoteles e incluso servicios gubernamentales podría prolongarse todavía por más tiempo, ya que a pesar de la campaña de vacunación, la recuperación no será inmediata, consideró.

“Los semáforos rojos van a hacer muy difícil la recuperación del empleo en el primer trimestre del 2021. Por otro lado, habrá que esperar las medidas del presidente Joe Biden sobre la cuestión de confinamiento, si las restricciones continúan y las medidas son más severas, afectarán la actividad económica de Estados Unidos perjudicando el comportamiento de la manufacturas mexicanas”, señaló al respecto Ernesto O’Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica.

Estimó que el sector manufacturero podría tener un mayor dinamismo por la economía del país vecino del norte y también el sector primario sobre todo el que va orientado a la exportación, mientras que en el sector terciario, que es el mercado interno, muy difícilmente va a poderse recuperar, y lo negativo es que en este segmento es donde está el mayor volumen de empleo.

Ricardo Aguilar, economista del Grupo Financiero Invex, advirtió que “con la falta de apoyos para las empresas y con la posible extensión de semáforos rojos, hasta que una parte importante de la población cuente con una vacuna, el número de despidos podría aumentar. El panorama para el empleo en 2021 es negativo”.

De acuerdo con los datos de la ENOEN, la población ocupada bajó en diciembre 95 mil 20 personas respecto al mes anterior, para sumar 52 millones 839 mil 287. El total de desocupados al cierre del 2020 fue de 2 millones 88 mil, unos 330 mil menos que en el mes previo.

Tomado de Vanguardia

Con información de El Financiero

Por: Redacción2

Tips al momento

Pablo Héctor, con el cuello bajo tierra

Pablo Héctor González, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia literalmente se ha mantenido al margen de las declaraciones de Luz Estela “Lucha” Castro que al no contradecirse, dejan muy mal parado al Poder Judicial, ni cómo defender la autonomía de dicho poder. 

Con el cuello bajo tierra, su silencio podría terminar por perpetuar los coloquiales calificativos que la ex lideresa barzonista expresó de su persona en los audios que se filtraron el fin de semana… una actitud débil que algunos aseguran, no se había visto en la historia del Tribunal Superior de Justicia. 

Según Lucha Castro, Pablo Héctor aspira a ser el presidente de la Conatrib (Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia) de la que ya es vicepresidente pero todo apunta a que, con semejantes acusaciones de pactar con una candidata a la gubernatura, el cargo se le podría escapar entre las manos.


El desdén de AMLO y el reclamo de la gente

Si a la percepción nos atenemos cuando López Obrador aún sigue teniendo un gran porcentaje de aceptación entre la gente, primero que nada por su narrativa de esperanza y de combate a la corrupción, y segundo e indiscutiblemente por sus programas clientelares, donde se fugan cientos de miles de millones de pesos, habrá que ver también cuál es esa asociación y relación ahora con el pueblo por dos razones: primero, el personaje presumía de viajar, como cualquier ciudadano, en líneas comerciales, y así llegaba a los aeropuertos y la gente tenía contacto con él, pero ya empezaba a verse saturado, cansado y molesto; fue cuando vinieron las primeras críticas contra su persona en los andenes para empezar a abordar o descender de los aviones…

Eso produjo que López Obrador ya no fuera directamente a los pasillos de las salas de abordar ni de aterrizar, ya lo pasaban por otro lado. Posteriormente, cuando viajaba a los pueblos, ya no bajaba el vidrio de sus camionetas cuando la gente le pedía que descendiera y la escuchara porque el hombre decía que lo podían infectar de coronavirus, algo que finalmente sucedió después por su enorme irresponsabilidad para manejar y dar el ejemplo en cómo tratar esta pandemia usando simplemente el cubrebocas…

Ahora, en los aviones, no es la primera vez que le recuerdan el 10 de mayo, y no a manera de felicitación, y la gente que puede volar por esa vía de transporte se ha mostrado totalmente indignada hacia la forma en que el Presidente gobierna el país…

En esa descendencia y en esa secuencia, ¿qué va a pasar con López Obrador ahora? No olvidemos ni vayamos a dejar de lado que al tiempo el hombre vaya a utilizar aviones de la Fuerza Aérea o de la milicia para trasladarse en sus famosas giras, más ahora que se está en época electoral…

El problema es que al pueblo él lo desdeña, tanto cuando se traslada de forma terrestre porque no atiende a la gente, principalmente a las mujeres en sus protestas contra los feminicidios y la discriminación a su género, como ahora en los viajes comerciales aéreos. Ya no se ve con la gente, ya ésta le causa escozor...

Entonces, ¿a cuál pueblo se refiere en sus “mañaneras”? La gente ya debe tomar en cuenta la manera en que la desdeña, tanto por vía aérea como terrestre…

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios