Brasil registró un récord de divorcios durante la pandemia de coronavirus

Brasil registró un número récord de divorcios durante la segunda mitad de 2020, en medio de la crisis del coronavirus que golpeó al mundo y al confinamiento masivo de millones de personas, según datos divulgados el pasado jueves por el Colegio Notarial de Brasil.

Entre julio y diciembre del año pasado, los notarios de todo el país recibieron 43.859 pedidos de disolución matrimonial, lo que representa un alza del 15% frente a las 38.174 solicitudes realizadas en el mismo periodo de 2019.

Se trata de la cifra más alta en un único semestre desde que el Colegio comenzó a hacer un seguimiento de los registros, en 2007.

Los números ponen en evidencia que la crisis de la enfermedad de COVID-19, que registra más de 214.000 muertos y 8,7 millones de infectados en el gigante sudamericano, marcó también las relaciones conyugales de los brasileños.

Según la institución, las cifras son un reflejo de la mayor convivencia entre las parejas, que se vieron obligadas a recluirse y a compartir las 24 horas del día, debido a las medidas de aislamiento social impuestas por los gobiernos durante meses en un intento de frenar el avance del coronavirus.

“Este año atípico de 2020 provocó muchos cambios, tanto en la convivencia entre las personas como en la prestación de servicios a los ciudadanos”, explicó la presidenta del Colegio Notarial de Brasil, Giselle Oliveira de Barros.

La entidad señaló que la implementación de una plataforma virtual para que las parejas puedan informar sobre sus divorcios en línea ha colaborado con este aumento, dado que facilitó el proceso oficial de separación.

De acuerdo con el sondeo, octubre fue el mes con el mayor número de divorcios, cuando se registraron más de 7.600 en todo Brasil.

En la comparación anual, sin embargo, el número total de disoluciones matrimoniales en 2020 fue menor a lo registrado en 2019.

Según explicó el Colegio, se debe a que los notarios del país cerraron sus puertas entre marzo y abril del año pasado, cuando Brasil atravesaba la primera ola de la pandemia y fueron implementadas rigurosas cuarentenas.

El estudio reveló además que el número de divorcios creció en 23 de los 27 estados brasileños, entre los que destaca Santa Catarina, en el sur del país y donde las disoluciones matrimoniales se dispararon un 95%.

Tomado de Infobae

Con información de EFE

 

Por: Redacción2

Tips al momento

El desdén de AMLO y el reclamo de la gente

Si a la percepción nos atenemos cuando López Obrador aún sigue teniendo un gran porcentaje de aceptación entre la gente, primero que nada por su narrativa de esperanza y de combate a la corrupción, y segundo e indiscutiblemente por sus programas clientelares, donde se fugan cientos de miles de millones de pesos, habrá que ver también cuál es esa asociación y relación ahora con el pueblo por dos razones: primero, el personaje presumía de viajar, como cualquier ciudadano, en líneas comerciales, y así llegaba a los aeropuertos y la gente tenía contacto con él, pero ya empezaba a verse saturado, cansado y molesto; fue cuando vinieron las primeras críticas contra su persona en los andenes para empezar a abordar o descender de los aviones…

Eso produjo que López Obrador ya no fuera directamente a los pasillos de las salas de abordar ni de aterrizar, ya lo pasaban por otro lado. Posteriormente, cuando viajaba a los pueblos, ya no bajaba el vidrio de sus camionetas cuando la gente le pedía que descendiera y la escuchara porque el hombre decía que lo podían infectar de coronavirus, algo que finalmente sucedió después por su enorme irresponsabilidad para manejar y dar el ejemplo en cómo tratar esta pandemia usando simplemente el cubrebocas…

Ahora, en los aviones, no es la primera vez que le recuerdan el 10 de mayo, y no a manera de felicitación, y la gente que puede volar por esa vía de transporte se ha mostrado totalmente indignada hacia la forma en que el Presidente gobierna el país…

En esa descendencia y en esa secuencia, ¿qué va a pasar con López Obrador ahora? No olvidemos ni vayamos a dejar de lado que al tiempo el hombre vaya a utilizar aviones de la Fuerza Aérea o de la milicia para trasladarse en sus famosas giras, más ahora que se está en época electoral…

El problema es que al pueblo él lo desdeña, tanto cuando se traslada de forma terrestre porque no atiende a la gente, principalmente a las mujeres en sus protestas contra los feminicidios y la discriminación a su género, como ahora en los viajes comerciales aéreos. Ya no se ve con la gente, ya ésta le causa escozor...

Entonces, ¿a cuál pueblo se refiere en sus “mañaneras”? La gente ya debe tomar en cuenta la manera en que la desdeña, tanto por vía aérea como terrestre…

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios