La "Generación de Cristal"

En 2012, la filósofa española, Monserrat Nebrera, introdujo el término de “Generación de Cristal” para referirse a la fragilidad que prevalece en el grupo poblacional nacido entre 1995 y los 2000, es decir, la convergencia de Millennials y Zommers.

También denominados generación mazapán, por su propensión a desmoronarse fácilmente ante los problemas que enfrentan, poco a poco, estos jóvenes han ido acaparando la atención mediática, por su peculiar forma de sobrellevar la vida y que rompe con los paradigmas sociales actuales.

Conocer a la "Generación de Cristal", es conocer el rumbo que tendrán las naciones en los próximos años, pero ¿quiénes son realmente la "Generación de Cristal"? ¿Qué buscan alcanzar? ¿Cuáles son los valores que los caracterizan?

Es importante aclarar que la edad de las personas que componen este sector es difícil de definir, pues también intervienen rasgos como la cultura o el nivel socioeconómico en la conformación de la identidad de estos individuos, por lo que no todas las características que se exponen a continuación pueden aplicarse indiscriminadamente a las personas que comparten la misma etapa de crecimiento.

Según diversos autores, como José Luis Córdova, Doctor en Filosofía, la "Generación de Cristal" tiene poca tolerancia al fracaso, es impaciente, paranoica, infantil, no está comprometida, se siente agredida constantemente, evita el dolor y está obsesionada con la seguridad material, ya que durante su infancia los padres (Generación X) de estos jóvenes se mostraron sobreprotectores, complacientes y los recompensaron por todos sus logros, incluso los más insignificantes.

Los niños nacidos con el milenio crecieron con el desarrollo de la tecnología, por lo que además de ver satisfechos sus deseos o necesidades de forma inmediata a través de la televisión, el internet y la comida rápida, tuvieron que enfrentar una temprana exposición a las redes sociales, situación que desde adolescentes ha marcado su estatus, pues viven en un mundo de apariencias.

El cambio ha sido la única constante en sus vidas, así que sus relaciones, convicciones y proyectos son fugaces. La mayoría de sus planes son a corto plazo, pues a pesar de ser hiperactivos, su motivación es efímera, de modo que se caracterizan por actuar bien y rápido, rechazando un estilo de vida contemplativo.

Según diversos expertos en el área psicológica, uno de los mayores problemas que enfrenta la "Generación de Cristal" es la salud mental. Según la organización “Healthy Children”, la cantidad de  jóvenes que sufren ansiedad y depresión va en aumento por la incertidumbre que les genera el futuro (noticias negativas, cambio climático, colapso de las pensiones, desempleo, etc. ) y las altas expectativas a las que se ven sometidos para alcanzar el éxito. Las cifras no mienten:

Según la UNICEF en 2019, el 20% de los adolescentes de todo el mundo sufría trastornos mentales.

Según la OMS en 2019, el suicidio era la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años.

En 2018, el INEGI reportó que el grupo de jóvenes de 18 a 29 años conformaba la segunda tasa (34%) más alta de muertes por lesiones auto-infligidas en México.

La crisis sanitaria ha deteriorado aún más los padecimientos mentales de los jóvenes:

La OMS advirtió en 2020 que la depresión era una de las principales causas de enfermedad y discapacidad entre adolescentes a nivel mundial.

Un estudio realizado en 2020 por la Organización Internacional del Trabajo en 112 países, reveló que dos terceras partes de los jóvenes de 18 a 29 años podrían sufrir ansiedad y depresión.

Sin embargo, el rechazo de esta generación a su entorno va más allá de un diagnóstico clínico; sus ideas han impulsado movimientos de diversa índole.

Activismo fuera y dentro en redes sociales. La generación mazapán se rehúsa a aceptar que el mundo no puede ser transformado, denuncia los abusos y defienden sus derechos de los grandes corporativos, gobiernos y personajes con autoridad.

Malala Yousafzai (23 años), ganadora del Premio Nobel de la Paz, se ha destacado por su lucha en favor de los derechos civiles, principalmente los derechos que tienen niños y mujeres al acceso a la educación.

Greta Thunberg (18 años), ha movilizado a jóvenes de todo el mundo a realizar protestas para frenar el cambio climático; ha participado en diversos eventos internacionales, como  la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018 para compartir su discurso en favor del cuidado del medio ambiente.

El reciente escándalo de Wall Street por el incremento de las acciones de GameStop impulsada por un foro de Reddit, en el que participaron en su mayoría jóvenes sin experiencia financiera, también es otro ejemplo de los logros que está teniendo este sector poblacional, pues fue calificada por Jorge Martínez, director del Think Tank Financiero de EGADE Business School, como “una reacción en donde los débiles se unieron para tumbar al poderoso”.

Cultura de censura. Sin importar si se identifican a sí mismos como conservadores o progresistas, los jóvenes contemporáneos han  promovido la cancelación de programas de televisión, videojuegos e influencers que consideran que los ofenden o los oprimen por su contenido racista, porque fomenta la apropiación cultural, perpetúa estereotipos, incentiva el maltrato animal, es machista y homofóbico.

En Chihuahua, por ejemplo, el grupo estudiantil Yo sí te creo UACh logró que un profesor acusado de hostigamiento sexual fuera destituido de su cargo gracias a la denuncia de 28 jóvenes y al trabajo en conjunto con la Defensoría de los Derechos Universitarios. 

Cabe destacar que algunos autores mencionan que el uso generalizado de “Generación de Cristal” como un descalificativo, es parte de una estrategia de la mercadotecnia de emociones en la que se trata de poner a la sociedad en contra de un enemigo invisible para generar polémica, fundamental para vender (producción de memes, videos, artículos, etc.), como sucedió en años pasados con los millenials, sabiendo que la cultura colectiva idealiza el pasado.

Ivonne Estrada Lozoya

Colaboradora editorialista

 

Por: Redacción2

Tips al momento

Con mensaje se sabría qué militantes de Morena apoyan a su candidato

A través de los mensajes de las redes sociales como el WhatssApp se dio a conocer un promocional del aspirante por Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa donde presenta lo que él llama “Mis 5 por Chihuahua”.

Juan Carlos Loera, está promoviendo una cadena para que los contactos de los chats reenvíen a  sus amigos y familiares. Pretende que esta estrategia sea viral y generar comunidad con fines electorales.

Hasta el momento, las campañas llevan activas 15 días, donde el candidato ha recorrido varios municipios y comunidades en el estado de Chihuahua, se ha dicho que está tocando puerta casa por casa con sus brigadas.

Sin embargo esta nueva modalidad virtual de su campaña bien podría medir a los simpatizantes y militantes  de Morena que verdaderamente están con el candidato. No se descartaría les pidan cuentas sobre quiénes sí reenvíen este mensaje.


Vacunas en la Sierra enfrentan una negativa de ciudadanos y delincuencia

¿Cuántas serían las vacunas anticovid que se echaron a perder en la zona serrana del estado de Chihuahua? Pues pobladores de distintas regiones señalaron que muchos  de los residentes en aquellos lugares en su mayoría rarámuris se negaron a que les aplicaran la dosis.

Además en los poblados más cercanos al estado de Sonora, las brigadas de vacunación fueron retenidas por varias horas por grupos armados donde también trascendió que las dosis de vacunas que llevaban se echaron a perder

Todo esto ante una mala organización, en lugar de aplicar en las zonas más concurridas y a los médicos particulares a quienes se les han negado las vacunas

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios