Algo no cuadra en la ASF

Colaboración especial/Ivonne Estrada

No es un secreto que el actual Gobierno Federal se ha empeñado en desmantelar todos los organismos que lo han criticado o se han convertido en una piedra, para gozar de mayor libertad en el ejercicio de su poder; esta vez, le tocó a un órgano especializado de la Cámara de Diputados ser blanco de la polémica y los descalificativos. 

La semana pasada, el residente de Palacio Nacional arremetió contra la Auditoría Superior de la Federación por elaborar un informe ‘tendencioso y falso sobre los recursos del gobierno que preside’, alegando que la Auditoría a la Suspensión y Cierre del Proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Texcoco), perteneciente a la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019, tenía graves inconsistencias, pues mostraba que la cancelación del Aeropuerto había tenido un costo 232% mayor a los 100 mil millones de pesos que el presidente Andrés Manuel anunció, cuando realizó la consulta popular para construir Santa Lucía.

Y ustedes se preguntarán: ¿por qué tanto escándalo? “El PRI robó más”.

Pues porque de los creadores de “Yo tengo otros datos” llegó “Hubo una deficiencia metodológica”; resulta que tras las acusaciones del presidente, David Colmenares, titular de la ASF, pidió disculpas y aseguró que se había cometido un error en la fiscalización realizada, debido al método utilizado.

Parece difícil imaginar que haya existido un error en los resultados de la auditoría, como si se tratase de un niño de primaria que sumó mal, digo, no estamos hablando de 3 pesos.

Para Juan Manuel Portal, ex titular de la Auditoría Superior de la Federación, una equivocación de la ASF es inexplicable, pues la auditoría requiere una planificación de un año y es ejecutada por auditores calificados. El error sólo se puede presentar si el titular no leyó el informe o no conoce de materia, pues el informe requiere de aprobación jerarquizada, y díganme, ¿quién escupe hacia arriba?.

Pero mientras son peras o son manzanas, este lunes los diputados de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación no perdieron la oportunidad  de “invitar” —por solicitud especial del Ejecutivo, amarranavajas No. 1— a David Colmenares y otros funcionarios públicos a comparecer para explicarnos quién fue el que la chispoteó, o mejor dicho, quién pagó por las contradictorias declaraciones de la ASF.

Pero el cometido no se logró, pues mientras que el PAN en palabras de Marko Cortés pensaba que la comparecencia era “la oportunidad para demostrar lo que costaron sus caprichosas obras faraónicas, y así evidenciar las mentiras del @GobiernoMX”, el ejercicio resultó muy diferente.

David Colmenares se mantuvo fiel a lo que ya había aportado en otros medios de comunicación: “Efectivamente hay una discrepancia, se dará a conocer el monto real de la cancelación y se despedirá a los funcionarios públicos que actúen con intereses personales en el proceso de fiscalización"… Por lo pronto, ya voló una cabeza, me refiero al Auditor Especial de Desempeño, Agustín Caso Raphael, del que valdría la pena preguntarse si es un chivo expiatorio o si realmente actuó de mala fe en la sobreestimación de la no construcción del Aeropuerto.

Emilio Barriga Delgado, Auditor Especial de Gasto Federalizado, aportó poco; su participación era más afín a los Globos de Oro: mandó saludos, lamentó los muertos, dio un comercial del Buzón digital de la ASF, agradeció la reforma a la  Ley de Fiscalización  y Rendición de Cuentas de la Federación, y celebró la próxima implementación del SiCAF.

Todo indicaba que los funcionarios públicos no querían ahondar en el tema central, a pesar de que el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría  Superior de la Federación, los exhortó en varias ocasiones a hacerlo.

Quizás no es fácil desmentir las palabras del presidente y menos cuando no tienes el apoyo de tu jefe, el cual se rumora que tiene las manos atadas por la forma en que llegó a su cargo.

Así que hablemos de lo que sí dijeron Gerardo Lozano Dubernard, Auditor Especial de Cumplimiento Financiero, y Tizoc Villalobos Ruiz, Director General de Auditoría de Desempeño; ambos personajes se aventaron una amplia lectura del marco legal y las funciones que avalan los resultados de la ASF, bastante compleja, pero de la que podemos resumir lo siguiente:

Los entes auditados tienen un periodo bastante extenso para confirmar, aclarar o modificar los resultados u observaciones preliminares, aportando información que respalde la inconformidad, previo a la entrega de los informes individuales y aún después.

Las auditorías se basan en pruebas selectivas y se fiscaliza con un alcance del 86% en cuanto al importe del flujos de efectivo y eso da certeza de los montos.

El proceso de fiscalización superior se realiza con legalidad y garantía de audiencia, el ente es notificado de la auditoría y existe desde el inicio un intercambio continuo de información, existen expedientes de reuniones celebradas e intercambios de correos con Grupo Aeroportuario, ente que conoció los resultados de este auditorio, previo a la presentación de los informes.

Ahora bien, si los números mienten, ¿quién mintió por ellos, el Gobierno Federal, la ASF o ambos?

¿Por qué cuando hubo la “confronta” el ente fiscalizado no expresó su inconformidad del informe de Auditoría de Desempeño?

¿Qué método te da una cifra falsa de 331 mil 966 millones, es decir, tres veces mayor al monto planteado por el presidente?

Este es un caso que sólo Scooby-Doo puede resolver.

Tips al momento

Con mensaje se sabría qué militantes de Morena apoyan a su candidato

A través de los mensajes de las redes sociales como el WhatssApp se dio a conocer un promocional del aspirante por Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa donde presenta lo que él llama “Mis 5 por Chihuahua”.

Juan Carlos Loera, está promoviendo una cadena para que los contactos de los chats reenvíen a  sus amigos y familiares. Pretende que esta estrategia sea viral y generar comunidad con fines electorales.

Hasta el momento, las campañas llevan activas 15 días, donde el candidato ha recorrido varios municipios y comunidades en el estado de Chihuahua, se ha dicho que está tocando puerta casa por casa con sus brigadas.

Sin embargo esta nueva modalidad virtual de su campaña bien podría medir a los simpatizantes y militantes  de Morena que verdaderamente están con el candidato. No se descartaría les pidan cuentas sobre quiénes sí reenvíen este mensaje.


Vacunas en la Sierra enfrentan una negativa de ciudadanos y delincuencia

¿Cuántas serían las vacunas anticovid que se echaron a perder en la zona serrana del estado de Chihuahua? Pues pobladores de distintas regiones señalaron que muchos  de los residentes en aquellos lugares en su mayoría rarámuris se negaron a que les aplicaran la dosis.

Además en los poblados más cercanos al estado de Sonora, las brigadas de vacunación fueron retenidas por varias horas por grupos armados donde también trascendió que las dosis de vacunas que llevaban se echaron a perder

Todo esto ante una mala organización, en lugar de aplicar en las zonas más concurridas y a los médicos particulares a quienes se les han negado las vacunas

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios