8M: Logros y retos

Colaboración especial/Ivonne Estrada

Alguna vez se han preguntado: ¿Cuánto estaríamos dispuestos a pagar por la vida, la integridad y la seguridad de una mujer?

Hace 1 año, las mujeres fuimos convocadas por el colectivo feminista: “Las Brujas del Mar” a quedarnos en casa y hacer visible el papel que desempeñan las mujeres en México con un #UnDíaSinNosotras, porque si la sociedad no daba importancia a la desaparición de una persona, la ausencia de la mitad de la población quizá lograría visibilizar los daños de una sociedad  desigual.

Pero el  discurso que manejaron  muchos medios de comunicación fueron críticas y desacreditación a las mujeres por los daños estructurales que se habían generado durante  la marcha del 8 de marzo y  las pérdidas económicas que ocasionó el  paro del 9 de marzo.

Se realizaron pintas en monumentos históricos, se vandalizaron negocios y según aproximaciones, el paro tuvo un impacto económico entre 25,000 millones de pesos y 37,000 millones de pesos, el precio que se pagó para algunos resulta insignificante en comparación con una vida humana, mientras que para otros fue muy alto, pero ya habíamos mencionado en otras ocasiones, que las mujeres no éramos una prioridad presupuestaria.

12 meses después, la pregunta se ha transformado: ¿Cuántas mujeres deberán ser asesinadas o víctimas de abuso y maltrato, para que se haga justicia y cese la impunidad? y  ¿cuántas para que se deje de defender con feroz celo a personajes como Salgado?

El activismo femenino se ha cuestionado en distintas ocasiones, argumentando que la igualdad entre hombres y mujeres ya es una realidad, que realmente no existe un motivo real para luchar, así que hagamos un repaso de los últimos meses para ver si esto es verdad.

Extrañamente, el paro fue el primero de un sin fin de días que hemos tenido que permanecer en nuestros hogares para salvaguardar nuestra vida, sin embargo, no todas encontraron un lugar seguro en su casa, durante la pandemia se duplicó el número de mujeres que acudieron a denunciar una situación de violencia al Centro de Atención a la Violencia contra las Mujeres (Cavim) en Chihuahua.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Chihuahua fue el estado con mayor número de llamadas (48 mil 730) de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer y se posicionó  como uno de los estados con mayor número de mujeres víctimas de homicidios dolosos (258).

Además, en 2020 la la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), registró una de las peores brechas salariales a nivel nacional en Chihuahua, con una diferencia del 20,6%, esto debido a la poca participación que tienen las mujeres en puestos de decisión en el sector privado.

Por otro lado, de acuerdo al INEGI  3.2 millones de mujeres perdieron su empleo en los primeros seis meses de la contingencia, lo que equivale a 2/ 3 de los casos de desempleo.

Pero si las cifras parecen ambiguas, entonces vale la pena ponerles apellido, diversos colectivos feministas han convertido las vallas del Zócalo  en un bello santuario, tapizado con los nombres de las víctimas de feminicidios.

Las láminas que hoy protegen el Palacio Nacional, son una representación de la falta de diálogo y apoyo que ha caracterizado el actual gobierno federal, pero también son un símbolo de  que la lucha por los derechos de la mujer continua y la cual  no se puede catalogar como infructífera.

En octubre de 2020, el Congreso del Estado aprobó una reforma al Código Penal de Chihuahua para tipificar el feminicidio como delito, con una pena de de 40 a 60 años de prisión e incorporó la Ley Olimpia para castigar la difusión de contenidos sexuales.

A 1 año de aquella protesta histórica, diversos colectivos se han pronunciado en favor de las manifestaciones virtuales debido a la emergencia sanitaria y en respeto a las mujeres que arriesgan su vida en el sector salud, mientras que otros grupos han hecho una invitación a  realizar una marcha desde la glorieta de Francisco Villa hasta la Plaza del Ángel.

Hoy queda claro, que somos muchas las mujeres que no estamos de acuerdo con la sociedad y el país que nos han legado, por esa razón, hoy es un buen día para recordar las palabras de: Hélène Cixous  “La mujer debe escribirse a sí misma: debe escribir sobre mujeres y animar a las mujeres a que escriban… La mujer debe ponerse a sí misma en el texto, en el mundo, en la historia” .

Es necesario hacer un énfasis en que las mujeres buscamos cosas diferentes, porque el sexo femenino es tan complejo que no puede ser reducido a una sola ideología, pero no podemos cometer el error de  juzgarnos y agredirnos entre nosotras, porque entonces caeríamos en el gravísimo error de imponer una narrativa de lo que debe, puede y quiere hacer una mexicana, y eso sería sororidad selectiva.

El mayor reto que enfrentamos este 2021 como mujeres, es no caer en la tentación de votar por un partido político que nos prometa la luna y las estrellas, ahora que se ha puesto de moda que una organización sea feminista con el propósito de convencer al electorado femenino. Aprendamos de los errores del pasado, los invito a ver la serie: Rebellion de Netflix y  leer: El voto femenino y yo: mi pecado mortal de Clara Campoamor.

Tips al momento

Con mensaje se sabría qué militantes de Morena apoyan a su candidato

A través de los mensajes de las redes sociales como el WhatssApp se dio a conocer un promocional del aspirante por Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa donde presenta lo que él llama “Mis 5 por Chihuahua”.

Juan Carlos Loera, está promoviendo una cadena para que los contactos de los chats reenvíen a  sus amigos y familiares. Pretende que esta estrategia sea viral y generar comunidad con fines electorales.

Hasta el momento, las campañas llevan activas 15 días, donde el candidato ha recorrido varios municipios y comunidades en el estado de Chihuahua, se ha dicho que está tocando puerta casa por casa con sus brigadas.

Sin embargo esta nueva modalidad virtual de su campaña bien podría medir a los simpatizantes y militantes  de Morena que verdaderamente están con el candidato. No se descartaría les pidan cuentas sobre quiénes sí reenvíen este mensaje.


Vacunas en la Sierra enfrentan una negativa de ciudadanos y delincuencia

¿Cuántas serían las vacunas anticovid que se echaron a perder en la zona serrana del estado de Chihuahua? Pues pobladores de distintas regiones señalaron que muchos  de los residentes en aquellos lugares en su mayoría rarámuris se negaron a que les aplicaran la dosis.

Además en los poblados más cercanos al estado de Sonora, las brigadas de vacunación fueron retenidas por varias horas por grupos armados donde también trascendió que las dosis de vacunas que llevaban se echaron a perder

Todo esto ante una mala organización, en lugar de aplicar en las zonas más concurridas y a los médicos particulares a quienes se les han negado las vacunas

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios