Acura TLX 2018

Este año Acura le da una interesante refrescada a su sedán mediano, el TLX, ahora incorporando más opciones y tintes deportivos para así buscar aumentar su mercado atrayendo gente mas joven y seguir con su etiqueta de lujo y confiabilidad de siempre.

Se tienen dos versiones: A Spec, Advance. Quien es estelar de estas notas es el A Spec, el que tuvimos la fortuna de conducir.

La nueva parrilla, ya conocida en la MDX, da la impresión de movimiento, como si fueras avanzando muy muy rápido, es amplia llegando hasta los faros, los cuales la marca denomina como “Jewel eye”, con 5 lentes los cuales proveen muy buena iluminación y además de ven bastante bien.
Mas bajo, los faros de niebla, los cuales son redondos para el A spec y llevan un marco cromado para el Advance. El acabado en la parrilla también varia entre versiones, siendo mate en el A spec y brillante en el Advance. Las diferencias exteriores podemos verlas también en las puntas de escape, siendo redondas para nuestra versión de hoy.

Al costado hay rines de 19”, oscuros, 5 radios dobles, cubiertos por unas buenas Michelin en 245740. La marcha a pesar de las grandes ruedas es cómoda. El Advance es un poco mas reservado con 18” en las 4 esquinas.

En el interior podemos tener insertos tipo madero o aluminio, y el color de asientos varía según tu gusto, teniendo ya por fin la opción del color rojo o el uso de alcántara en negro y un nuevo café para el Advance, la marca lo llama “mocha”. La iluminación ambiental es en rojo y blanco para cada uno.

Mecánicamente ambos son iguales, usan el 6 cilindros en V de 3.5 litros, 24 válvulas, 290 hp, 267 lb/ft que pasa la potencia a una caja de 9 velocidades a las ruedas delanteras. Interesante que el TLX monta un sistema de dirección en las 4 ruedas denominado Precision All Wheel Steer, el cual mueve un poco el ángulo de las ruedas traseras a según el ángulo llevado en el volante. Me gustó la sensación que brinda ya sea a bajas o altas velocidades, sólido y confiable, aunque al principio, mientras te acostumbras, lo sientas diferente a lo que estas acostumbrado.

Los 290 hp mueven bien los 4.8 m de largo y 1667 kg del TLX, además de la agradable nota de escape que brinda. Hay 4 opciones de modo de manejo: econ, normal, sport y sport +. En este último manteniendo los cambios, haciendo los cambios descendentes al bajar la velocidad, y parcialmente desconecta las ayudas electrónicas, acelerando a fondo nos permitió patinar un poco las llantas delanteras. En el modo Econ, haciendo los cambios mas rápido y a mas bajas rpm para buscar un mejor consumo usando sus 9 velocidades.

En seguridad, el equipo de nuevo es algo que ya habíamos visto antes, y que es bastante interesante y completo: bolsas de aire frontales, laterales, cortina y rodilla, control de tracción y estabilidad, control crucero adaptativo, freno de mano electrónico, sistema de conservación de carril, aquí sobra de decir que las líneas sobre el piso deben de estar marcadas, no se que tan fácil pueda usarse al 100% esto aquí; monitoreo de presión de llantas, cámara de reversa con opción de 360 grados de visión, vaya, esto es solo una parte. Bastante bien que no se escatime en algo que para mi es de lo mas importante a considerar al momento de una compra: la seguridad.

Para hacer mas llevadero el viaje, la lista de equipo interior incluye: pantalla de 8” para información y de 7” para audio y control de temperatura, audio ELS con 10 bocinas y subwoofer, 16 gb para almacenamiento, GPS, cargador inalámbrico, ya incluye también Android auto y Apple CarPlay, raro que aun incluye reproductor de CDs.

Esto es algo de lo que es el refresh del nuevo TLX 2018, para mas información o si tienes dudas o comentarios, antes de comprar auto, comunícate: autos.conivanchavez@gmail.com, chécanos también en fb, youtube e Instagram como: autos con ivan chavez.

Por: Redacción
Comentarios