El plomo adereza los dulces mexicanos

Los dulces Tutsi Pop, Rockaleta Diablo, Tiramindo, Ricaleta Chamoy e Indy Marimbas poseen altas concentraciones de plomo, lo cual afecta la salud y el neurodesarrollo, reveló el Instituto Nacional de Salud Pública.

El informe señaló que al menos 20 caramelos de distintas marcas contienen niveles de plomo superiores a los permitidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, de 0.1 partes por millón (ppm).

Estos dulces son de alto consumo en México, principalmente por la población infantil.

En entrevista con la agencia Conacyt, Marcela Tamayo y Ortiz, doctora en Epidemiología Ambiental y Ocupacional del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, denunció que la Rockaleta tiene 0.70 ppm de plomo; el Tiramindo, 0.37; Ricaleta Chamoy, 0.19; Tutsi Pop, 0.13, e Indy Marimbas, 0.22 partes por millón.

Indicó que los resultados sobre los caramelos mexicanos con altos niveles de plomo fueron publicados en 2016 en la revista Environmental Research, escrito por varios expertos en el tema, entre los que destaca Marcela Tamayo.

Este artículo, titulado Lead in candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City (El plomo en dulces consumidos y el nivel de plomo en la sangre de los niños que viven en la Ciudad de México), señala que algunos dulces mexicanos presentaron esa problemática de plomo en su contenido.

La experta comentó que “Estados Unidos tiene un sistema de monitoreo de niveles de plomo en sangre muy bueno, entonces, muchos estados de ese país comenzaron a detectar a niños con niveles de plomo alto, cuestionándose la procedencia del plomo: las investigaciones vieron que provenían de dulces hechos en México”.

Agregó que durante su desarrollo, el cerebro de los niños necesita calcio para poder hacer las conexiones necesarias para formarse adecuadamente, pero si durante este proceso el plomo sustituye al calcio, afecta el coeficiente intelectual (CI).

“Se calcula que a nivel poblacional, la exposición al plomo influye en la pérdida de hasta cinco puntos de CI”, dijo la también catedrática del Conacyt.

Expuso que, si bien los efectos del plomo en la salud son irreversibles, una alimentación sana podría aminorar su absorción y el riesgo de desarrollar enfermedades renales y motoras durante el desarrollo y la etapa adulta.

Explicó que “en un niño con buena nutrición, buenos niveles de calcio, hierro o zinc, será menos fácil que el plomo se quede en sus huesos, pero no hay nivel seguro de plomo para el cuerpo”.

La investigadora lamentó que “en México no haya un sistema de monitoreo para conocer las concentraciones de plomo en la población”.

El plomo es un metal tóxico presente de forma natural en la corteza de la Tierra, pero debido a su alto nivel de toxicidad, es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los 10 elementos químicos de mayor preocupación.

Debate

Lunes

El próximo lunes se inicia una revisión de organizaciones civiles en la que un tema relativamente antiguo, el contenido de plomo en paletas y otros dulces elaborados en México.

Simultáneamente se revisarán juguetes como parte de una supervisión al mundo infantil y la seguridad con la que comen y pasan sus extensos tiempos libres.

Crónica

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook
notaanota

Encuesta

¿Cuál de los siguientes aspirantes considera usted que podría ser el candidato del PRD a la presidencia de la República?
Comentarios