Molina: calentamiento global de 3ºC... si actuamos bien

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el Partido Republicano de ese país se aferran a un dogma y a tres mitos para frenar las acciones contra el Cambio Climático, afirmó ayer el Premio Nobel de Química 1995, Mario Molina, al reunirse con estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El científico admitió, con seriedad, que actualmente todavía hay un pequeño intervalo de incertidumbre porque la certeza de que el calentamiento del planeta está asociado a la liberación de gases de efecto invernadero a la atmósfera es del 95 por ciento, pero aclaró que hace cinco años la certeza era de 90 por ciento y aumenta cada año.

Molina detalló que, dadas las condiciones actuales, existen dos futuros posibles para el planeta: la primera posibilidad es que con buenas políticas de disminución de consumo de combustibles fósiles el calentamiento de la Tierra sólo aumente 3 grados centígrados en este siglo. La segunda posibilidad es que, sin políticas adecuadas, el calentamiento se incrementará hasta 6 grados y dejará zonas totalmente devastadas, incrementando la migración de personas pobres.

“Es un dogma del Partido Republicano, casi como un dogma religioso, no creer en el cambio climático. Eso va totalmente contra la ciencia y es una creencia realmente absurda. Pero lo más preocupante es que hace unos meses, sin hacer declaraciones muy explícitas, decidió que Estados Unidos no va a aceptar el acuerdo de París y esto es absurdo. Negar la ciencia detrás del Cambio Climático es realmente peligroso y es una amenaza existencial, como ha dicho mi colega Jeffrey Sachs”, dijo el Nobel ante la Generación 2018 de la Facultad de Química de la UNAM. 

Molina agregó que, además de lo que se observa entre grupos políticos de Estados Unidos, hay dirigentes y tomadores de decisiones en todo el mundo que se oponen a actuar contra el cambio climático se apoyan en tres mitos: 1) que el cambio climático es un proceso natural que no tiene relación con la actividad humana; 2) que los cambios de clima comenzarán a fines del siglo XXI y que quizá sean benéficos, y 3) que no es prudente enfrentar el cambio climático porque el costo sería enorme y provocaría quebrantos a la economía mundial.

ACUERDOS DIFÍCILES. Ante los estudiantes universitarios, el exinvestigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), narró las grandes dificultades que tuvieron que superarse para lograr el Acuerdo de París. Dijo que tuvieron que pasar 30 años para que todos los países se pudieran de acuerdo sobre las cuotas que cada nación debe disminuir de emisión de gases de efecto invernadero.

Explicó que en el primer acuerdo, que fue el Protocolo de Kyoto, sólo se establecían cuotas de reducción de emisiones para los países más industrializados y esto provocó muchas resistencias. Años después y gracias a mucha política y diplomacia, el acuerdo de París logró cuotas aceptadas por todas las partes, incluyendo a Estados Unidos, cuando era presidente Barack Obama, pero esto se vino abajo con el cambio de gobierno que llevó al poder a Donald Trump.

Estos movimientos políticos fueron calificados como “absurdos” por Mario Molina, quien describió cómo en el siglo XX se registró un aumento de 1 grado centígrado en la temperatura global. Esta cifra puede parecer pequeña y sin importancia, pero es el promedio porque en zonas, como los polos del planeta la elevación de la temperatura ha sido mayor. En este contexto, Medio Molina informó que el tamaño de los hielos del ártico disminuyó 11 por ciento en sólo 20 años y añadió que ese proceso se acelerará con el ritmo actual de calentamiento global.

“El derretimiento de los polos ha generado hechos que hace siglos sonarían increíbles, como el poder cruzar navegando el Polo Norte en verano”, indicó.

CIENCIA Y EDUCACIÓN. En la parte final de su conferencia ante jóvenes universitarios, el doctor Molina habló sobre nuevos datos que se han generado acerca de la manera como se facilita el aprendizaje de la ciencia entre niños y jóvenes. Ahí expuso algunos estudios donde se observa que hay un cambio enorme en la educación moderna, desde nivel primaria.

“Sabemos que en muchos niveles se hace por medio de la memorización, pero el gran cambio en la actualidad es lo que se llama aprendizaje activo. Para esto es muy importante el trabajo en grupo y de manera interactiva. Cuando se trabaja en grupo, el trabajo de profesor sigue siendo importante, pero cuando el estudiante trabaja de manera interactiva aprende mucho más. Hoy sabemos que el cerebro tiene un límite en tiempo de concentración y si sólo está escuchando llega a un límite. Esto es importante porque el aprendizaje de la ciencia es importante para ayudar a avanzar a la humanidad”, dijo el científico mexicano.

Mario Molina dialogó con los estudiantes universitarios y subrayó que hay retos que la ciencia no puede resolver por sí misma, por ejemplo, cómo debe funcionar en sociedad, donde intervienen otro tipo de consideraciones éticas, políticas y sociales. Sin embargo, vale la pena apoyar el avance de la ciencia y el aprendizaje de la ciencia porque es un campo en el que existe el consenso de que todos los avances deben estar enfocados en ayudar al bienestar de todos.

“Mantengan en la mente un hecho de esta plática. Que para ustedes, estudiantes universitarios, desde luego será muy importante adquirir ciertos conocimientos, por ejemplo las leyes de la termodinámica, pero lo más importante será ‘aprender a aprender’ porque los avances en la ciencia y la tecnología nos permiten ver que en su vida van a experimentar  grandes cambios y será muy importante ser muy flexibles. Esto no está peleado con la idea de que identifiquen  qué es lo que a ustedes les gusta y cuando lo encuentren,  dedíquense a eso con pasión”, dijo el químico mexicano.

Crónica

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook
notaanota

Encuesta

¿Cuál de los siguientes aspirantes considera usted que podría ser el candidato del PAN a la presidencia de la República?
Comentarios