Ya puse lupa

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

 

Hay una canción de Antonio Aguilar, “Ya supe, ‘Lupe’”, que dice en su primera estrofa: “Ya supe Lupe, ya supe, ya supe, que me has mentido y me vas a abandonar”; pues me acordé de la famosa canción porque hace unos días me topé con una notita de Facebookdel muro de “Memo” Luján, en la que se congratula que el Gobernador del Estado, Javier Corral, examina con lupa el proyecto de Presupuesto de Egresos para el 2018; voy a dejar de lado el comentario del buen “Memo” por eso mismo: por memo, por ocioso e infundado;1sirvan estas líneas para congratularme yo también:

El año pasado, respecto de los recursos federales hubo una merma descomunal; el Presupuesto de Egresos para 2016 consignaba en este rubro la cantidad de 27 mil 589 millones 166 mil 563 pesos; para este año de 2017 fue de 26 mil 142 millones 498 mil 841.

En el lapso de un año, los recursos federales debieron crecer, como mínimo, mil 316 millones 3 mil 245 pesos, visto que la inflación acumulada para el 2017 será de 4.77%, de acuerdo a Banco de México;2 sin embargo, como se ha dicho, no sólo no creció en ese porcentaje, sino que disminuyó en mil 446 millones 667 mil 522 pesos; o lo que es lo mismo: 3.62% netos; que sumados al porcentaje de la inflación, en realidad, la caída de este indicador es superior al 8.39% o, lo que es igual: 2 mil 762 millones 670 mil 767 pesos, casi el 10%.

Eso propició, quizá y sólo por poner un ejemplo, que uno de los más importantes rubros del Presupuesto de Egresos, y de cualquier gobierno en realidad, el desarrollo humano y calidad de vida, o lo que es lo mismo: el gasto público destinado a los que menos tienen, haya decrecido de modo brutal.

En efecto, el total de este rubro de gasto fue de 6 mil 713 millones 923 mil 836 pesos para 2017; en tanto que el año pasado, 2016, fue de 7 mil 465 millones 698 mil 914; o lo que es lo mismo, expresado en porcentajes: un decremento superior al 10%, equivalente a 751 millones 795 mil 880 pesos; que sumados a la inflación (de 4.77, equivalente a 350 millones 887 mil 848), arrojan un total de un mil 102 millones 683 mil 728 pesos.

Lo anterior resulta muy relevante y significativo.

 En una célebre disputa epistolar entre Alberto J. Pani, Secretario de Hacienda de los presidentes Álvaro ObregónPlutarco Elías Calles y Abelardo L. Rodríguez; y Eduardo Suárez, Secretario de Hacienda de Lázaro Cárdenas, el segundo le escribió al primero: “No señor ingeniero Pani, el problema supremo de México no está en lograr la estabilidad monetaria. El problema de México, en el terreno económico, consiste en lograr la elevación del ingreso nacional y la elevación de la renta ‘per cápita’, alcanzándose hasta donde eso es posible, una mejor distribución de dicho ingreso”.3

Un gobierno socialmente responsable, donde de verdad amanezca para todos, y para todos por igual, habría hecho los ajustes de gasto en otros rubros menos prioritarios; máxime que en el monto total, de 2016 a 2017 sólo hubo una reducción, neta, de 45 millones 370 mil pesos.4 El desarrollo humano y calidad de vida atiende, entre otros rubros: la salud, atención a pueblos indígenas, desarrollo integral de la familia, problemática específica de las mujeres, juventud, asistencia social, vivienda, etc. De acuerdo al artículo séptimo del decreto respectivo, los programas que se desarrollan de conformidad con ese eje, están orientados a promover “el mejoramiento de los servicios de salud que ofrece el Estado a los habitantes de Chihuahua, brindando atención médica de calidad, seguridad y calidez, mediante la construcción de infraestructura y diversos esquemas de atención médica; la asistencia para el desarrollo social de las personas en estado de vulnerabilidad, como etnias, mujeres, jóvenes, niños, adultos mayores y personas con discapacidad”; pese a ello, el decremento fue superior a los mil cien millones de pesos en 2017.

Así las cosas, ¡qué bueno que el Gobernador del Estado examina con lupa el proyecto de Presupuesto de Egresos para el 2018! Para que no ocurren errores y descuidos garrafales que afectan a quienes menos tienen.

Al margen, dos comentarios: primero, que revise con lupa también, el asunto de la seguridad pública en el Estado; y segundo, que vaya con el oculista, así se ahorra el engorro de la lupa.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/

 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

 

Facebook

La Gente Opina

¿Considera usted que para un mejor y más efectivo combate a la delincuencia, el estado necesita invertir mayores recursos?
Comentarios