Jerusalén, Yerushalayim o Al-Quds: La Ciudad de Todos

Por Fernando Rodríguez Pérez

@fer_rodriguezp

Jerusalén es un nombre que resuena por igual en el corazón de cristianos, judíos y musulmanes y que hace eco a través de siglos de historia compartida y disputada. La ciudad más allá de su importancia geográfica es la cuna de las tres religiones más importantes del mundo.

Esta ciudad es sagrada para los Judíos ya que es el lugar en donde Reinaron David, Salomón y donde todos sus profetas predicaron. El barrio judío de Jerusalén es hogar del Kotel, o Muro de las Lamentaciones, uno de los cuatro muros de contención del monte Moriá erigidos para ampliar la explanada donde fueron edificados el Primer y Segundo Templo de Jerusalén. Dentro del templo estaba el Sanctasanctórum o "Santo de los Santos", el lugar más sagrado del judaísmo. Los judíos creen que esta era la ubicación de la primera piedra donde se construyó el mundo y donde Abraham se preparó para sacrificar a su hijo Isaac. Muchos judíos creen que la Cúpula de la Roca es el sitio del Santo de los Santos.

Es también un punto de encuentro y lugar sagrado para el Cristianismo. Dentro del barrio cristiano está la Iglesia del Santo Sepulcro, uno de los lugares más sagrados de los cristianos en todo el mundo. Está ubicada en un lugar que es central para la historia de Jesús, su muerte, crucifixión y resurrección. De acuerdo con las tradiciones cristianas, Jesús fue crucificado allí, en el Gólgota o monte Calvario, su tumba se encuentra dentro del sepulcro y este fue también el lugar de su resurrección.

Estas dos historias son conocidas para nosotros, lo que normalmente olvidamos es la importancia que AL-QUDS (Jerusalén para los musulmanes) representa. Para ellos desde esta Ciudad el profeta Mahoma ascendió a los cielos. El barrio musulmán es el más grande de los cuatro y contiene la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al Aqsa en una explanada conocida para los musulmanes como Haram al Sharif, o el Noble Santuario. La mezquita es el tercer sitio más sagrado del Islam y está bajo la administración de un fondo de donaciones islámico llamado Waqf. Los musulmanes creen que el profeta Mahoma llegó allí desde la Meca durante un viaje nocturno y oró por las almas de todos los profetas. A unos cuantos pasos de distancia, la Cúpula de la Roca contiene la piedra desde la cual Mahoma ascendió a los cielos.

Esta semana el Presidente de los Estados Unidos, mandatario mas no líder, de lo que se conoce como la nación más poderosa del mundo decidió aplicar una ley creada en el Congreso Norteamericano que había sido vetada por las tres administraciones anteriores a la suya. En 1995, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que exige al gobierno trasladar la embajada a Jerusalén, pero desde entonces todos los presidentes rehusaron hacerlo, citando razones de seguridad e insistiendo en la necesidad de que israelíes y palestinos alcancen primero un acuerdo de paz. Como resultado de esta negativa, todos los presidentes a partir de William Clinton y hasta Barack Obama firmaron cada seis meses una dispensa para postergar el traslado, y Trump continuará haciéndolo hasta que el traslado sea completado.

Y ¿cuál es el problema? No es un solo problema sino que son muchísimos, pero en nuestro análisis general les describiré tres que considero los más importantes.

Ignorar a las Naciones Unidas y a su Consejo de Seguridad.

Donald Trump decidió unilateralmente ignorar recomendaciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y de su consejo de seguridad. Situación que evidentemente creará un ambiente tenso dentro de la institución y es a todas luces, violatorio de la Carta de las Naciones Unidas.

Nickolay Mladenov, el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, dijo que Jerusalén "es quizás el tema más cargado emocionalmente y más difícil" entre los asuntos de estado, 0en el conflicto entre Palestina e Israel.

"Las Naciones Unidas han declarado repetidamente que cualquier decisión unilateral que busque alterar el carácter y el estatus de Jerusalén podría socavar seriamente los esfuerzos de paz actuales y puede tener repercusiones en toda la región", dijo Mladenov. Agregó que estaba "particularmente preocupado por el riesgo potencial de una escalada violenta" en respuesta a la decisión de los Estados Unidos. Misma que ya sucedió en la región.  Mladenov dijo que el mundo estaba en un "momento crítico en la larga historia del conflicto israelí-palestino". Y Trump hizo caso omiso del mismo.

Repartir la Pizza cuando alguien se la está comiendo.

En un excelente análisis de lo sucedido Al Jazeera en uno de sus paneles de análisis, describió la situación sobre un conflicto donde se busca repartir rebanadas de pizza pero una de las partes ya se la está comiendo. Si bien no se hace una entrega física de la ciudad por parte de Estados Unidos, el hecho de que reconozca a Jerusalén como el lugar en donde se debe de establecer la embajada de Israel es un paso trascendental para entender a qué país y a cual religión le pertenecerá el control de la misma.

Otro pretexto para el extremismo islámico.

En repetidas ocasiones en esta columna les he compartido la opinión de un servidor: Los extremistas no representan al mundo Musulmán. Sin embargo el hecho de haber “atacado” políticamente a su ciudad sagrada presentará un nuevo argumento a los yihadistas quienes seguramente utilizarán el anuncio del Presidente Trump para conseguir nuevos seguidores, continuar fomentando el odio en contra el pueblo de los Estados Unidos y lo que estos representan.

Si bien es cierto que el Presidente Trump es controversial, a grado tal de parecer irresponsable e incapaz, es ingenuo pensar que la administración de los Estados Unidos realizan este tipo de anuncios sin discutirlos o pensarlos. ¿Será pues que lo que busca la administración de Trump es consolidarse con una guerra?

¿Qué nos depara el 2018?

Notas recientes

Facebook
Comentarios