De lengua me como un taco. 1ª de 2 partes.

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com



Hace apenas unos días escribí que, merced a la lectura de Salvador Borrego, había perdido yo dos miedos: el miedo a pensar por mí mismo y a decir lo que pienso, pésele a quien le pese e incomode a quien incomode; y agregué: “no vine yo ni estoy para agradar a nadie”; yo no sé qué alienta detrás de la alharaca federalista de estos días pero sería bueno poner en claro dos tres cosillas. Va la primera: no voy a ser yo el que defienda al gobierno de Enrique Peña Nieto; cualquier cosa negativa se puede decir de su administración y será verdad; posiblemente nunca haya habido un retroceso peor en las instituciones de la República que el infame desgobierno del copetón.

Sin embargo, tratándose del deficiente sistema fiscal en vigor, así como del llevado y traído combate a la corrupción, pueden hacerse también sendos apuntes: ¿Quién en este país ha peleado, en serio y más allá de cuestiones político-electorales de coyuntura, por un reordenamiento de las finanzas públicas a partir de un auténtico federalismo fiscal? Nadie. En este punto no puedo sino recordar una sentencia y un verso que me parecen la mar de oportunos: cuenta la leyenda que la Sultana Aixa le dijo a su hijo Mohammed ben Abî al-Hasan `Alî, conocido como  Boabdil Al-Zugabi (“el Desgraciado”), en el trance terrible de perder Granada: “No llores como mujer lo que no supiste defender como hombre”, medio méndiga la Sultana pero lúcida a más no poder. El verso, a su vez, es de la autoría de la extraordinaria Sor Juana, extraído de su célebre “Hombres necios”, y es aquella pregunta retórica de: “¿Qué humor puede ser más raro que el que, falto de consejo, él mismo empaña el espejo y siente que no esté claro?”.

Traídos ambos a colación porque resultaría interesante saber cuántos de lo mentecatos que ahorita se desgañitan en contra de la Federación hicieron lo propio cuando podían para evitar los abusos de los que ahora se duelen. Ni senadores ni diputados del PAN, PRI o PRD han peleado, en serio y desde todas las trincheras posibles la reforma del régimen de coordinación fiscal y quien sostenga otra cosa miente.

El otro tema, más de fondo, es el vinculado con la corrupción; insisto: ésta no es ni puede entenderse como una defensa al Presidente de la República por la simple y sencilla razón de que su causa es indefendible, tantos son los yerros y dislates que ha cometido, sin embargo, ¿hasta dónde es verdad que todos los fallos le pueden ser atribuidos a su copetona personita?

Porque si Usted no lo recuerda, en este punto sería bueno traer a mientes la famosa fotografía tomada el 1.º de diciembre de 2012,1 fecha en que asumió el cargo el actual Presidente de la República. De los gobernadores que lo acompañan, Rodrigo Medina, de Nuevo León, el 26 de enero de 2016 fue recluido en el penal de Topo Chico por uso ilícito de tres mil millones de pesos; Andrés Granier, de Tabasco, fue detenido y encarcelado en 2014; Miguel Alonso Reyes está sujeto a investigación, por denuncias de peculado de más de mil millones; Javier Duarte, de Veracruz, fue detenido en Guatemala; Cesar Duarte, de Chihuahua, se encuentra prófugo; Fausto Vallejo, de Michoacán, dejó el cargo por escándalos criminales y motivos de salud; Jesús Reyna, también de Michoacán, actualmente está en prisión; Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo, está prófugo desde septiembre de 2016; Rubén Moreira, de Coahuila, está sujeto a investigación por sus nexos con el crimen organizado y el desvío de 160 millones; Roberto Sandoval, de Nayarit, no está sujeto a alguna investigación, pero su fiscal, Édgar Veytia Cambero, está preso por narcotráfico en Estados Unidos; Jorge Herrera Caldera, de Durango, está sujeto a investigación por un endeudamiento de 15 mil millones de pesos e irregularidades que encontró la Auditoría Superior en la utilización de fondos federales por 4 mil 500 millones; Guillermo Padrés, de Sonora, preso por los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal equiparada; Egidio Torre Cantú, de Tamaulipas, está sujeto a investigación; y Carlos Lozano de la Torre, de Aguascalientes, está sujeto a investigación porque la Auditoría Superior detectó irregularidades por 812 millones de pesos en 418 concesiones.

Continuará…

 

Notas recientes

Facebook

La Gente Opina

Comentarios