Atentado en Afganistán deja tres muertos y ocho heridos

Al menos tres personas murieron y otras ocho resultaron heridas hoy en Jalalabad, en el este de Afganistán, por la explosión de una bomba en las inmediaciones de un evento en el que participaba Gulbuddin Hekmatyar, líder del que fue el segundo grupo insurgente del país, el Hezb-e-Islamic (HiA).

El portavoz del gobernador de Nangarhar, Attaullah Khogyanai, indicó a Efe que la bomba fue colocada en una motocicleta que detonó sobre las 13:15, hora local (08:45 GMT), causando la muerte de tres personas y heridas a otras ocho.

Los heridos han sido trasladados al hospital provincial en Jalalabad, capital de Nangarhar.

"La explosión tuvo lugar a unos pocos metros del estadio, exactamente en el momento en que el evento terminó y los participantes estaban saliendo del estadio", indicó a Efe el número dos del Consejo Provincial de Nangarhar, Zabihullah Zmarai, presente en el lugar.

Según la fuente, las víctimas eran simpatizantes de HiA que habían acudido al acto para ver a Hekmatyar, exlíder insurgente y ex primer ministro.

El portavoz de HiA, Nadir Afghan, manifestó a Efe que al acto asistieron miles de personas provenientes de diferentes provincias del país, líderes políticos, funcionarios del Gobierno local y líderes tribales.

"Después de que los ponentes dieron sus discursos, incluido Hekmatyar, y la reunión terminó y los participantes comenzaron a salir, estallaron los explosivos en una motocicleta aparcada cerca de un autobús que esperaba para llevar a los asistentes a sus casas", detalló el portavoz.

En septiembre de 2016, Hekmatyar, conocido como "el carnicero de Kabul" y uno de los señores de la guerra que luchó contra los soviéticos (1979-1989), firmó un acuerdo de paz con el Gobierno afgano.

Meses más tarde, en mayo de 2017, regresó a Kabul tras años en paradero desconocido.

El acuerdo de paz incluyó una amnistía por las actividades del grupo insurgente de los últimos 14 años, la repatriación "digna" de sus familias y la liberación de prisioneros que no hubieran cometido crímenes.

Por su parte, el HiA aceptó la actual Constitución afgana y desmovilizar a todas sus unidades armadas, además de comprometerse a cortar todos sus lazos con grupos terroristas y extremistas.

 

EFE/El Informador

Por: Redacción
Facebook

La Gente Opina

Comentarios