Ex primera dama Barbara Bush rechaza tratamientos médicos

La ex primera dama de Estados Unidos, Barbara Bush, se encuentra con una salud declinante y decidió no buscar tratamiento médico adicional y permanecer en casa, de acuerdo con un comunicado emitido hoy por la familia Bush.
 
"Después de una serie de hospitalizaciones recientes, y después de consultar a su familia y médicos, la señora Bush, ahora de 92 años, ha decidido no buscar tratamiento médico adicional y se centrará en un confortable cuidado", indicó el comunicado emitido por el vocero de la familia, Jim McGrath.
 
"No sorprenderá a los que la conocen que Barbara Bush ha sido una roca ante su falta de salud, no se preocupa por ella misma, gracias a su fe perdurable, sino por los demás. Está rodeada de una familia que adora y aprecia los muchos y amables mensajes y especialmente las oraciones que está recibiendo", continuó.
 
Bárbara Bush es la esposa de George H. W. Bush, el presidente número 41 de Estados Unidos, y también madre de George W. Bush, quien fue el presidente número 43.
 
La ex primera dama nació el 8 de junio de 1925 en la ciudad de Nueva York y se casó con George H. W. Bush el 6 de enero de 1945. La pareja tuvo seis hijos. Además de ser primera dama, Barbara Bush se dedicó por décadas a promover la alfabetización.
 
Sus problemas de salud han sido múltiples. La ex primera dama reconoció en 1989 que había sido diagnosticada con la enfermedad de Graves, una mal autoinmune que afecta comúnmente a la tiroides.
 
En 2009 fue sometida a una cirugía a corazón abierto para reemplazar una válvula aórtica endurecida y en 2010 fue hospitalizada, por lo que los médicos describieron como una recurrencia de la enfermedad de Graves. Barbara Bush estuvo en el hospital en 2017, junto con su esposo, por bronquitis.

Por: Redacción
Facebook

La Gente Opina

¿Quien sea detenido en ilegal portación de un arma de fuego debería recibir prisión preventiva?
Comentarios