El lado amable del fracaso

Por: Alicia Soto

Correo: alysotoc@gmail.com

Facebook: @alysotopsicologa

Cuando escuchamos la palabra fracaso, podemos sentir que la piel se eriza y un sentimiento de incertidumbre y aprehensión se apodera del cuerpo; se podría considerar con una reacción normal ante algo que se cree adverso; pero la realidad, es que los fracasos no son tan malos como la mayoría de las personas piensa; a decir verdad, los fracasos son necesarios en la vida para poder alcanzar el éxito. Cuando las personas, viven periodos largos de estabilidad ya sea en sus trabajos, matrimonios, salud, etc., como aprendizaje innato el ser humano deja de esforzarse, es decir, entra en una etapa de conformidad, aunque en muchas ocasiones esta etapa este por los estándares ideales.

Por ejemplo, podemos imaginar a un adolescente que rara vez estudia para sus exámenes escolares y aun así obtiene una calificación aprobatoria de 6, el adolescente seguirá con el mismo comportamiento, porque el objetivo de aprobar las materias se está cumpliendo; sin embargo, si en alguna ocasión el alumno obtiene una calificación reprobatoria, inmediatamente el mecanismo de  supervivencia se activa, obligando al adolescente a estudiar para sus siguiente examen, en el cual probablemente obtenga una calificación por encima del 6.

De tal manera, que lo que para muchos podría ser “lo peor que podría pasarles”, para otros es una oportunidad de cambio y crecimiento, todo depende de la perspectiva con la que veamos las cosas. En otras palabras, podemos sufrir porque el amor de nuestra vida nos dejó o podemos verlo como la oportunidad de retomar nuestras vidas, en el punto en que la cambiamos por esa persona. Podemos sufrir por perder nuestro trabajo o podemos dedicarnos a los que realmente nos hace feliz, a fin de cuentas no podemos controlar el viento, pero si podemos ajustar las velas.

Las crisis o fracasos nos obligan a salir de nuestra zona de confort, y este es el primer paso para alcanzar el éxito. No obstante, para que el fracaso realmente sea una herramienta que trabaje a nuestro favor, es necesario dejar de verlo como algo indeseado en nuestras vidas y en la vida de nuestros seres amados, es decir, es necesario que los padres, dejen de solucionar los problemas económicos de sus hijos adultos, que los compañeros de  trabajo dejen de hacer a parte de sus deberes los de los demás, que la esposa deje de justificar a su marido alcohólico en el trabajo, etc. Si amas alguien, déjalo fracasar, deja que su vida entre en crisis, deja que supere sus miedos y encuentre el potencial que requiere para obtener el éxito.

 

Por: Alicia Soto

Correo: alysotoc@gmail.com

Facebook: @alysotopsicologa

Notas recientes

Facebook

La Gente Opina

¿Considera usted que habrá impunidad o prevalecerá el Estado de Derecho en caso de que resulte responsable Carlos Borruel Macías en el accidente del McLaren, percance del que presuntamente habría huído?
Comentarios