Reanuda Guatemala búsqueda de víctimas

Las autoridades guatemaltecas anunciaron este miércoles la reanudación de la búsqueda y rescate de las víctimas de la erupción del Volcán de Fuego que estuvieron suspendidas por una semana debido a las dificultades para trabajar en las zonas afectadas.

David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), anunció la reanudación de las labores.

El cuerpo de Bomberos Municipales Departamentales informó que equipos de bomberos reiniciaron las labores en San Miguel, Los Lotes y Escuintla, la comunidad que quedó enterrada bajo toneladas de material volcánico tras la erupción del domingo 3 de junio.

Los trabajos de los rescatistas se vieron afectados debido a que el volcán aún está en actividad permanente y por la temporada de lluvias que inició en ese país, la cual junto con el material volcánico acumulado, ha generado lahares, una especie de avalancha de productos volcánicos que llegan hasta los 40 metros de ancho y cinco de alto y que bajan a gran velocidad por el volcán.

A pesar de que las autoridades interrumpieron la búsqueda de cuerpos, decenas de familiares de las víctimas sepultadas siguieron excavando ayudados por algunos socorristas extranjeros, como los 'Topos' mexicanos, y pagando ellos mismos el combustible usado por las maquinarias que empresarios locales les prestaron.

Según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, 110 personas fallecieron, de las cuales 66 han sido identificadas.

Según la Conred, hasta el momento hay 197 personas desaparecidas, poco más de 1.7 millones de personas afectadas, 12 mil 823 evacuadas y 3 mil 652 alojadas en 19 albergues en los departamentos de Escuintla, Suchitepéquez y Sacatepéquez, en la región sur y centro del país.

El vulcanólogo Rudiger Escobar Wolf, profesor de la Universidad Tecnológica de Michigan, afirmó que los riesgos en el volcán aún persisten y que según los avistamientos que han realizado del coloso, aparentemente una parte del mismo, quedó en forma muy vertical tras la erupción.

"La parte alta de la ladera que va hacia la Barranca de las Lajas (del lado que estaba la comunidad soterrada), parece que quedó más inclinada. Nos preocupa que pueda colapsar, generar deslizamientos o nuevo flujos piroclásticos", afirmó el científico que recalcó que es necesario que expertos se acerquen más al volcán para vigilarlo y tomar las precauciones necesarias para que lo que pasó no vuelva a ocurrir.

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook

La Gente Opina

Comentarios