Regnum Christi domingo 22 de julio 2018

Domingo 22 de julio de 2018

H. Jesús Alberto Salazar Brenes, L.C.

 

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cristo, Rey nuestro. ¡Venga tu Reino!

 

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Señor, hoy vengo a Ti con deseos de descansar mi alma en tu amor, permíteme encontrarte.

 

Evangelio del día (para orientar tu meditación)

Del santo Evangelio según san Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Entonces él les dijo: “Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco”. Porque eran tantos los que iban y venían, que no les dejaban tiempo ni para comer.  

Jesús y sus apóstoles se dirigieron en una barca hacia un lugar apartado y tranquilo. La gente los vio irse y los reconoció; entonces de todos los poblados fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron.

Cuando Jesús desembarcó, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas.

 Palabra del Señor.

 

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

El verdadero descanso.

En estos días de verano y vacaciones, ¿a quién no le gusta descansar un poco, tomar un respiro, salir a pasear? Precisamente, en el Evangelio de hoy vemos que Jesús tuvo la misma idea. Los apóstoles venían alegres porque Jesús los había enviado a predicar y sanar enfermos, pero también estaban cansados, como es de esperarse, de una jornada de tanto trabajo. Seguramente Jesús los quería llevar a pasar un rato agradable, juntos, compartir experiencias, chistes y anécdotas divertidas.

No obstante, la misión aún no había terminado, aún había mucha gente sedienta de la verdad, de felicidad, de paz y teniendo a Jesús con ellos, lo buscaban donde estuviera para llenarse de Él lo más posible. Tanto ayer como hoy, buscamos en Jesús las mismas cosas, buscamos el verdadero amor sin límites.

Al llegar Jesús a descansar, fácilmente pudo haber escapado, pero el sentimiento de su corazón fue la compasión. Nosotros somos tanto del grupo de gente necesitada de Jesús como del grupo de sus amigos. Necesitamos ardientemente de la misericordia y compasión del Señor, pero también nos invita a ser sus apóstoles y llevar su palabra. Sólo Jesús es nuestro Pastor y en Él nuestra alma encuentra el verdadero descanso.

 

«El tiempo estivo es momento providencial para acrecentar nuestro esfuerzo de búsqueda y de encuentro con el Señor. En este periodo, los estudiantes están libres de compromisos escolares y muchas familias se van de vacaciones; es importante que en el periodo de descanso y desconexión de las ocupaciones cotidianas, se puedan restaurar las fuerzas del cuerpo y del espíritu, profundizando el camino espiritual.»

(Homilía de S.S. Francisco, de 6 de agosto de 2017).

 

Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.

 

Propósito

Proponte uno personal. El que más amor implique en respuesta al Amado… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

Hoy seré apóstol con mi buena actitud y espíritu positivo.

 

Despedida

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios, a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

     Amén.

 

     ¡Cristo, Rey nuestro!

     ¡Venga tu Reino!

    

Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.

     Ruega por nosotros.

 

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Facebook

La Gente Opina

Comentarios