Conmemoran estudiantes la "Marcha del Silencio" de 1968

En completo silencio, más de siete mil estudiantes encabezados por alumnos del CCH Azcapotzalco, colectivos de la UNAM, IPN, UAM, UPN, Colegio de México, entre otras instituciones académicas, conmemoran la manifestación que recuerda la "Marcha del Silencio" de 1968.

El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), seguido de integrantes del Comité 68 y de los familiares de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa encabezaron la manifestación, a 50 años del 13 de septiembre de 1968.

Estudiantes de universidades, así como de preparatorias de la Ciudad de México, Zona Metropolitana y de otros estados del país se unieron a la conmemoración. Algunas personas portan cintas en forma de cruz sobre la boca y algunas más con el puño en alto como hace 50 años lo hizo la comunidad estudiantil, participan en la protesta.

Al iniciar la manifestación se les ha recordado a sus asistentes que esta es una marcha silenciosa para recordar a los estudiantes que se manifestaron hace 50 años.

Esta movilización fue convocada el viernes pasado en la Asamblea General Interuniversitaria, conformada por comités estudiantiles de distintas facultades de la UNAM y de otras instituciones.

"Somos los nietos del '68, sus herederos'", esta es la voz que se escucha en la explanada del Museo Nacional de Antropología e Historia, donde ya comienzan a reunirse cientos de jóvenes que marcharán al Zócalo de la Ciudad de México para demandar mejor educación y dejar de ser el sector de la población más afectado por la violencia.

"Mis papás me dijeron revoltoso, pero no me importa. Yo vengo a luchar por nuestros derechos", cuenta Antonio González Bolaños, de 17 años. Amir Manuel, quien viene en el mismo grupo de Antonio, se siente orgulloso de continuar la lucha que hace 50 años inició su tío Julio, quién estuvo preso en Lecumberri por participar en el movimiento estudiantil de 1968.

"Mi familia estuvo en el 68 y ahora me toca a mí. Tal vez no tenemos un nexo directo con los estudiantes de hace 50 años, pero sí tenemos un conexión", dice, orgulloso de marchar, de defender su escuela.

Todo es fiesta la tarde de este jueves en la que se avecina la lluvia y se espera que los reclamos de más de 30 mil jóvenes se extiendan sobre Paseo de la Reforma. Quienes se encuentran vienen con sus amigos, en grupos, agitando banderas de la UNAM o de la ENAH o de alguna de las escuelas que aquí se reúnen. También traen carteles: "¡Únete, pueblo!" se lee en uno que sostiene una muchacha de unos 17 años, con el cabello pintado de verde y un piercing en la oreja.

"Hoy marcho en silencio por mis compañeros que murieron callados", dice otra de las pancartas.

Comienzan a llegar en grupos grandes, principalmente en metro. El ambiente huele a lluvia, a esquites, tacos de canasta y humo de cigarro pero es como si los pañuelos verdes en los cuellos de las mujeres, las banderas universitarias y los paliacates que cubren la cara de muchos, también expidieran un aroma a rebeldía.

"¡Fuera porros de la UNAM! El silencio no significa ceder", dice otra de las mantas. Así, alumnos de instituciones de educación superior con presencia nacional marcharán hoy al Zócalo para exigir la desaparición de los "grupos porriles" que operan en sus escuelas pero también que mejoren las condiciones y el acceso a la educación superior.

Los estudiantes empiezan a avanzar, han dispuesto vayas para evitar el ingreso de provocadores a los contingentes. Caminan y entre la lluvia van contando del 1 al 43, "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!". Algunos llevan la boca cubierta con cinta blanca, una equis sobre sus labios y el signo de la victoria marcado con los dedos, en alto.

El Informador

Por: Redacción2

Tips al momento

El negocio de los uniformes... sí es negocio

Como se recordará, en días pasados el gobernador Javier Corral convocó a una reunión de gabinete, el la cuál estuvo incluso su representante en la Ciudad de México el dr. Agustín Basave, quien por cierto echó buenos bostezos en esa junta, donde la mayoría de los asistentes fueron captados jugando con su celular, chateando en el whatsapp mientras su jefe, el titular del ejecutivo daba instrucciones. 

También se recordará así mismo que uno de los puntos que se dio a conocer de manera pública fue que se había decidido que del presupuesto destinado a la manufactura de uniformes, el 30% fuera para empresas locales.

El dato no habría sido ni medianamente trascendente de no ser porque el propietario de una firma de uniformes con sede en Aguascalientes, vino a Chihuahua y por órdenes superiores ¿de quién? saque usted sus conclusiones, fue atendido por tres secretarios del gabinete, a quienes propuso encontrar a 40 artesanos locales que realizan hechura de uniformes... cosa curiosa porque en Chihuahua las empresas de este rubro están muy localizadas y no llegan ni a diez, a pesar de aquellas que son micro empresas.

El dato es sobresaliente porque el presupuesto para hacer uniformes es de 160 millones de pesos, lo que llamó la atención del sector empresarial de Chihuahua porque sonó muy extraño que se le diera una atención de esa manera a un tipo que, proviniendo de Aguascalientes, se llevaría al bolsillo más del 70% del presupuesto para uniformes, cuando de manera local y con la participación de empresas muy preparadas en el ramo, con gente que elaboran uniformes con gran calidad en ese tipo de proveeduría...

Así que un contrato millonario, que se gesta bajo esas circunstancias con la anfitrionía de tres secretarios de Estado a un empresario hidrocálido, llama bastante la atención y por supuesto a la suspicacia.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios