Pan dulce

Lic. Herbert Nicolás Quezada

CEO Networking Club y Consultor de Negocios

FB: Herbert Emprendedor

Twitter: @herbertquezada

hola@networkingclub.com.mx

 

Hace algunos días, el Club Toastmasters Internacional Business Class, sesionó sus primeras 100 reuniones, esta Club es una iniciativa de empresarios locales por desarrollar la habilidad de pensar, escuchar y hablar correctamente enfocados hacia los negocios, he ahí el atractivo de esta comunidad de empresarios, apoyarse en el crecimiento de sus negocios desarrollando el liderazgo y la comunicación hacia sus organizaciones.

Dicha sesión, a la cual tuve la oportunidad de acudir por invitación de Lorena Sánchez, Empresaria local en el sector alimenticio nutricional y recién galardonada con el Premio Municipal a la Mujer Destacada en el ámbito productivo, fue un evento lleno de  emociones y reconocimiento a grandes Toastmasters como Arnoldo Moran de Grupo Prosesa, Rodrigo Sáenz de Laboratorios C10 y Flavio Marichí de Muebles de Oficina Marlo, todos ellos lideres empresariales y con una gran calidad y calidez humana.

Grandes aprendizajes nos deja la vida empresarial, historias de éxito, humorísticas, dramáticas y de ensueño, historias que visualizan el camino hacia el éxito que todos anhelamos y que pocos están dispuestos a pagar el precio por ello, para aquellos que se esfuerzan por conseguir sus sueños la vida les tiene preparado un pan dulce, un regalo que nos ayuda a salir de los problemas más grandes cuando parecen no tener solución, pareciera inverosímil, sin embargo; es verdad, me identifiqué con la plática de uno de los expositores pues tengo mi propia historia con ese pan dulce del que él hablaba.

En ocasiones como empresarios, pensamos en monetizar nuestros esfuerzos de forma inmediata, buscando un beneficio económico por nuestras acciones, por supuesto, que debería ser así, sin embargo; la ayuda, la solidaridad, el respaldo hacia otros no tiene aparejada una expresión económica, momentánea, ya que la vida nos obsequia otras oportunidades y debemos ser agradecidos con ellas.

Todos los empresarios que actúan con responsabilidad y con apego a valores hacia el interior y exterior de su empresa, son recompensados, son leyes de prosperidad que están vigentes, que nos hacen mejor personas y lo mejor de todo: ¿A quien no le gusta recibir un pan dulce?

 

Lic. Herbert Nicolás Quezada

CEO Networking Club y Consultor de Negocios

FB: Herbert Emprendedor

Twitter: @herbertquezada

hola@networkingclub.com.mx

Facebook

La Gente Opina

Comentarios