Rompe récord cultivo de coca en Colombia

Bogotá, Colombia (19 septiembre 2018).- Los cultivos de hoja de coca en Colombia aumentaron a 171 mil hectáreas al cierre de 2017 y la producción potencial de cocaína subió a mil 379 toneladas anuales, los niveles más altos en 15 años, lo que complica la consolidación de la paz en el país, dijo el miércoles una agencia de la ONU.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) informó que el territorio sembrado con hoja de coca en Colombia se incrementó un 17 por ciento desde las 146 mil hectáreas de 2016, mientras que la capacidad de producir cocaína subió un 31 por ciento desde las mil 53 toneladas del año previo.

La cifra de área cultivada es menor a las 209 mil hectáreas reportadas al cierre de 2017 por la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos (ONDCP, por su sigla en inglés).

El Presidente Iván Duque anunció recientemente que Colombia buscará erradicar hasta 150 mil hectáreas de cultivos de coca en los próximos cuatro años, al admitir la posibilidad de restablecer las fumigaciones aéreas con el herbicida glifosato.

El representante de UNODC en Colombia, Bo Mathiasen, dijo que el Gobierno debe implementar una política de intervención integral y equilibrada entre la erradicación forzosa, la sustitución voluntaria y programas de desarrollo alternativo que permitan la incorporación económica de los cultivadores.

La extensión cultivada con coca, la materia prima de la cocaína, subió dramáticamente en los últimos años por un incremento de la siembra por parte de campesinos en busca de beneficios económicos derivados del acuerdo de paz con la desmovilizada guerrilla de las FARC y por un aumento de la productividad de las plantaciones, según fuentes de seguridad.

Mathiasen advirtió que el aumento de los cultivos de hoja de coca y de la capacidad de producir cocaína, sumado a la presencia de grupos ilegales armados involucrados en el narcotráfico son un riesgo para el débil proceso de paz.

"Es complicado construir paz en territorios en donde hay fuerte influencia de economías ilegales que compiten con los esfuerzos de creación de paz, la estabilidad y generan mucha violencia. Entonces, no será posible tener condiciones de paz en un territorio con una fuerte presencia de grupos armados ilegales y cultivos ilícitos", dijo Mathiasen a Reuters.

El conflicto de más de medio siglo ha dejado más de 260 mil muertos y pese a la reducción de la violencia por el acuerdo de paz con las FARC, otros grupos armados ilegales siguen activos y están involucrados con el narcotráfico.

Colombia, con una posición estratégica por estar rodeada por dos océanos, es considerada uno de los mayores productores mundiales de cocaína, actividad en la que están implicados grupos de narcotraficantes, bandas criminales conformadas por exparamilitares de ultraderecha y la guerrilla del ELN, además de disidencias de las FARC.

El país suspendió desde mayo de 2015 las fumigaciones desde aviones con glifosato, acogiendo una recomendación de la Organización Mundial de Salud que considera el herbicida como potencialmente cancerígeno y nocivo para el medio ambiente. Pero el Gobierno de Duque considera restablecerlas.

Estados Unidos, el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico, está demandando mayores esfuerzos de Bogotá para reducir los cultivos de hoja de coca y la producción de cocaína.

Reuters

Por: Redacción
Facebook

La Gente Opina

Comentarios