6 de junio, tiempo de definiciones II

Variables / Jacinto Gómez Pasillas

EN MEMORIA DEL PROFR. ADÁN QUEZADA V., COMPAÑERO, AMIGO, MAESTRO Y SINDICALISTA

Llegamos a la víspera de la jornada electoral que el Domingo 6 de junio define el rumbo de México y de Chihuahua en las votaciones para elección de Diputados Federales y a nivel local la elección de Gobernador@, Diputados locales y Ayuntamientos en 5 entidades.

Esto, como secuencia de la evolución democrática que desde fines del siglo XX (1997) logró consolidar y afianzar en nuestro país un sistema electoral confiable, autónomo, con un marco jurídico e institucional que superó la cultura del FRAUDE y la “INJERENCIA” y MANIPULACIÓN en las elecciones de los grupos en el poder, propiciando la apertura a la pluralidad política y una transición democrática con la “alternancia” que se concretó en las elecciones del año 2000 y se culminó en las elecciones de 2018, consolidando como instituciones rectoras autónomas confiables y transparentes del Sistema Electoral Mexicano al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Es de resaltar que las leyes e instituciones electorales mexicanas son producto del consenso de todas las fuerzas políticas y han tenido una evolución dinámica y muy positiva que incluso en algunos aspectos llegan a la sobre regulación, pero que por lo mismo las acredita y afirma como garantes objetivas e imparciales de la legalidad certeza y seguridad de nuestros procesos electorales.

De manera muy esquemática podemos resumir que la evolución democrática del México Contemporáneo desde fines del siglo XX hasta lo que va del siglo XXI  nos permitió transitar de un sistema político caracterizado por un Presidencialismo rampante y cuasi-absoluto, un partido político hegemónico y un centralismo asfixiante; a una etapa intermedia de presidencialismo acotado, pluri-partidismo; gobiernos divididos, federalismo más efectivo, y luego en la actualidad a un sistema Presidencial delimitado por una división de poderes efectiva con niveles de gobierno concurrentes ya  sin la supeditación del pasado.

Así, también en términos gruesos, el México de la actualidad es un país plural políticamente y diverso socialmente, en el cual persiste una fuerte desigualdad económica, con la emergencia de clases medias y populares cada vez más demandantes y participativas, pero con un fuerte contraste en el desarrollo regional entre las zonas del Norte y Centro con las del Sur y Sureste.

Es de llamar la atención que a pesar de los programas sociales del actual gobierno federal y el combate a la pobreza a través de acciones de gobierno preferentes para los segmentos de población menos favorecidos; los datos más recientes del CONEVAL a este respecto, muestran que en lugar de disminuir, se estimó un aumento de entre  8.9 y 9.8  millones de mexicanos con un ingreso inferior a la línea de pobreza (“nuevos pobres”). Esto y otros datos que reflejan las dificultades económicas que aquejan a México, debido a los efectos de la Pandemia (COVID) pero también a falta de efectividad en la gestión pública; permean sin duda en el ánimo social y en el debilitamiento y pauperización de la generalidad de los segmentos de población urbana y rural.

Este es el contexto social de contraste socioeconómico aunado a la polarización generada entre los sectores de la sociedad, en que llegamos los mexicanos a la importante jornada electoral del Domingo 6 de julio.

Ha quedado claro que el ambiente preelectoral y electoral (durante los tiempos de campaña que concluyeron el pasado miércoles) estuvo marcado por la estrategia de polarización social y política que a través de acciones y declaraciones se ha desarrollado de modo sistemático desde el ejecutivo federal, y con un juego de provocaciones y descalificaciones que ha generado a través de las especulaciones y la información sesgada en medios informativos y redes sociales una creciente guerra sucia dirigida a los actores políticos y activistas sociales, para su neutralización o nulificación en tanto sean actores u opositores del gobierno.

Al margen de que la elección federal refleje resultados cuantitativos en la elección de Diputados Federales que aumenten o disminuyan la mayoría absoluta (50 + 1) que directamente y/o con la alianza de partidos afines tiene el Ejecutivo Federal en esta Cámara del Congreso de la Unión y de que se fortalezca o debilite el equilibrio de pesos y contrapesos entre Gobierno y Oposición; preocupa mucho que se dé una lectura equivocada a esos resultados, o peor aún que se desestimen y se persista en lo que unos llaman “transformación” y otros “Deriva autoritaria”.

A fin de cuentas lo que está en juego cualitativamente es si se mantiene un sistema Presidencial equilibrado por los poderes legislativo y judicial, Republicano y Federalista, con respeto a la concurrencia y autonomía integral de los niveles de gobierno estatales y municipales; o se regresa a un sistema de Presidencialismo unipersonal, centralista y sin contrapesos institucionales.

En el ámbito de las elecciones locales en 15 Estados, se ha reflejado que si bien la formalidad de la contienda es de partidos políticos y a pesar de la estridencia de los ataques, las descalificaciones y guerra sucias; han resaltado en el balance y debates de candidat@s a Gobernador@ y Presidentes Municipales, la congruencia de propuestas acreditadas en su solidez y credibilidad por la eficacia y RESULTADOS en el desempeño de la gestión política municipal señaladamente en Ciudad Juárez y Chihuahua.

Es fundamental que todos, mujeres, hombres, jóvenes, adultos mayores, acudamos a votar en la casilla que nos corresponda y sacudamos temores e indiferencia. En una democracia todo voto cuenta y ayuda a hacer la diferencia.

Permítaseme concluir reiterando 2 consideraciones: “Al titular este artículo quise destacar que (con toda seguridad) los chihuahuenses vamos a contribuir a que nuestro estado siga siendo, como se ha caracterizado en la historia democrática de nuestra república, factor de equilibrio en el juego de pesos y contrapesos y de relación entre niveles de gobierno, en el marco de un Federalismo mas efectivo y justo”.

“Es importante recordar también como parte fundamental de las Libertades Democráticas que cada quien como ciudadano, sin menoscabo de su pertenencia de organización sea política, social o gremial; tiene un derecho inalienable de ejercer un voto libre, secreto y directo; sin que deba estar sujeto a presiones de nadie (persona o agrupación) ni a una inducción directa o indirecta de Partidos, Lideres o Gobernantes, sea a través de privilegios, sobornos, condicionamientos o disciplina”.

Tips al momento

Riesgo a personal médico de salud en Chihuahua por tercera ola Covid

Advierten que la tercera ola de COVID, ha comenzado a amenazar al personal de salud en el país y se destaca a  Chihuahua entre las entidades de riesgo a los "héroes de la salud" debido a que figura  entre las entidades con mayor número de contagios de personal médicos y enfermería.

De acuerdo a los datos de los contagios, entre los trabajadores de salud y médicos se han incrementado en hasta un150%, sobre todo en la Ciudad de México.

El número de fallecimientos de personal de la salud es de  4 mil 84, la Ciudad de México, el Estado de México, con 800 y 400, respectivamente, sin embargo le  siguen Puebla, Veracruz, Jalisco, Guanajuato, Chihuahua, Nuevo León, Tabasco y Tamaulipas que concentran el 65% del total de las defunciones.

Notas recientes

Facebook
Comentarios